02 diciembre 2016

3 PASOS PARA CONOCERTE MEJOR A TI MISMO/A


El autoconocimiento es un acto de coraje. No todo el mundo quiere aprender de sus carencias emocionales y de todo lo que no le gusta de sí mismo/a. La tendencia generalizada es pasar por la vida reproduciendo comportamientos y compartiendo la misma información que nos fue dada en nuestro ámbito familiar, social y cultural con muy ligeras variaciones condicionadas por la generación a la que pertenecemos simplemente porque no creemos que haya otra forma de vivir.



Puede ser algún tipo de circunstancia la que nos obliga a reconsiderar lo que hemos asumido como verdadero. Empezamos a cuestionar esos comportamientos y esa información cuando no responden a lo que verdaderamente sentimos. Entonces nos damos cuenta que existe algún tipo de desconexión o disonancia con nuestro fuero interno.

Sin embargo, no hay que esperar a experimentar una crisis interna para empezar ese diálogo interior. Me gustaría reflexionar contigo sobre unos pasos muy fáciles de aprender que a grosso modo constituyen un mapa de ruta. Es posible que pongan “tu mundo” patas arriba al menos aparentemente pero ésta es tu oportunidad para conocerte y valorarte por lo que eres. Es el inicio de un viaje que merece la pena. ¿Comenzamos?

PASO 1: TÚ NO ERES TUS PENSAMIENTOS.

Muchas veces utilizamos las siguientes expresiones: «Yo creo que...», «A mí me parece que...», «Me da la impresión que...» y otras similares que pueden manifestar creencias que proceden de nuestro lado racional o mental y no emocional debido a los condicionamientos aprendidos de forma consciente o inconsciente de nuestro entorno familiar, social y cultural, tal y como he comentado anteriormente.

Ahora te pregunto: ¿Es posible pensar una emoción? Antes de contestar, sigamos analizando...

Cada vez que expreses una opinión o preferencia, me gustaría que tomases unos segundos para sopesar si está alineada con lo que realmente sientes o sigues la convención establecida en esa situación. 

Ahondemos más en las expresiones que he mencionado anteriormente dentro de distintos contextos: «Yo creo que me quiere», «A mí me parece que sí siento algo por él o ella», «Creo que debo cambiar de trabajo»,...

No hay nada más confuso que querer entender mentalmente una emoción. El problema es la interpretación mental que hacemos de esa emoción. La emoción se siente o no. Cuando hay un conflicto entre pensamiento y sentimiento no estamos en equilibrio y nos dejamos llevar por una de las dos partes, racional o emocional. Es lo mismo que decir que quieres ir a un sitio determinado, pero acabas yendo a otro distinto; pensabas hacer algo y luego cambias de idea, etc.

PASO 2: SI LIBERAS TUS CONFLICTOS INCONSCIENTES BÁSICOS, RECONOCERÁS CUÁL ES TU PROPÓSITO EN LA VIDA 

A medida que vayas ejercitando la práctica del paso 1, te darás cuenta de las creencias que has ido adoptando y que no se ajustan a tu realidad interna. Aunque no lo creas, constituye un pequeño gran progreso.

En este segundo paso te invito a observar esos pensamientos o creencias como si no fueran tuyas, es decir, sin involucrarte emocionalmente. Recuerda en qué situaciones se ha repetido esa creencia/conducta que no encaja en la forma que tú sientes. Trata de visualizar en tu infancia cuál fue el entorno en que se gestó y cómo reaccionaste. Tómate tu tiempo y si lo crees conveniente, describe con el máximo número de detalles la situación. Recuerda que tú eres el observador de la película de tu vida. No se trata de cambiar nada ni de juzgar a nadie solo de observar y tratar de mantenerte lo más neutral posible en las situaciones.

A mi centro vienen muchas personas que han somatizado en su cuerpo enfermedades de índole física o en su mente enfermedades de índole psicológica, y que tienen como fondo creencias que ellos han vivido como negativas y/o experiencias traumáticas no resueltas que les impiden hacer una vida normal. Yo mismo emprendí este mismo viaje de autodescubrimiento a raíz de una experiencia que para mí fue muy traumática, el fallecimiento de mi padre cuando tenía 15 años y el hecho de tener que darle un beso cuando estaba en el ataúd como mi madre me exigió.

PASO 3: CONECTANDO CON UNO MISMO COMO PARTE DE NUESTRO PROCESO EVOLUTIVO PERSONAL.

Cuando aprendes a conectar contigo mismo, se despierta el verdadero sentido de la vida: el aprendizaje vivencial. Empiezas a reconocer que las respuestas surgen a través de ti. Esto no significa que no necesitemos a los demás, sino que la interacción con los demás te permite aprender. A partir de ese momento tu vida como experiencia cambia.



Pero para llegar a ese estado es necesario liberar a través de un buen terapeuta los conflictos internos más profundos que te impiden experimentar un verdadero cambio personal.

Esa fue la razón por la cual tras 27 años de trabajo y más de 8.000 personas atendidas, decidí protocolizar mi método de trabajo (bajo las siglas DEEP, es decir, Desbloqueo Energético Emocional Profundo) que he ido desarrollando y ampliando con mi experiencia para que pueda ayudar a otras personas.

Desde la conexión, podemos gestionar el mundo emocional dentro y fuera de nosotros. Recuerdo la primera vez que fui consciente de la conexión con los demás. Fue con mi madre. Nosotros siempre discutíamos porque yo quería dejar mi trabajo y abrir un centro de terapias, y mi madre me decía que era una locura. Esto me creaba mucha tensión con ella. Un día de tantos en los que yo hacía mis ejercicios personales de trabajo interior, al volver a casa comenzábamos a discutir de nuevo porque quería irme definitivamente de la empresa donde trabajaba. Cuando ella empezó a decirme lo que pensaba de repente dejé de entender mentalmente lo que me decía y empecé a sentirla a ella, sus sensaciones internas (el miedo o la angustia que le producía pensar en dejarse el trabajo). Aceptar lo que yo quería era en el fondo lo que ella hubiese querido si hubiese tenido opciones. Conecté con su miedo, la entendí y a partir de ese momento dejé de luchar contra ella y comencé a llevar mi propia vida. Ya no tenía que defender nada, era capaz de entender por qué lo hacía. Ella se daba cuenta y costó un tiempo, pero con los años dejó de luchar continuamente contra mi decisión.





fuente.-Jaume Campos. Socio de Cofenat nº 424
www.institutothb.org

imagenes.-VidaNaturalia /Wikia Psicología 145 /Lola Pavón

28 noviembre 2016

PLANTAS PARA LA SALUD ARTICULAR

Jengibre & Cúrcuma & Corteza de Pino Marítimo & Borraja




Se ha demostrado que agentes derivados de diferentes plantas medicinales como el aceite de Borraja 20% GLA, los curcuminoides de la raíz de cúrcuma, los gingeroles del rizoma de jengibre y el pycnogenol o extracto estandarizado de corteza de pino marítimo al 75% de OPC (oligómeros procianidólicos) pueden modular la expresión de señales pro-inflamatorias, siendo capaces de ejercer efectos inhibidores de los mediadores de la inflamación a diferentes niveles. Estos bio-activos se encuentran presentes en diferentes órganos de plantas utilizadas en la medicina tradicional como son:


Cúrcuma

Los rizomas de cúrcuma y jengibre, el pycnogenol, fito-activo que procede de la corteza del pino marítimo. Por otro lado el ácido graso GLA (Di-homo-Ɣ-linoléico) contenido de manera natural en una elevada proporción en el aceite virgen de Borraja, potencia además la formación de mediadores antiinflamatorios, favoreciendo la síntesis de prostaglandinas antiinflamatorias. Finalmente se han descrito también en relación a algunos de estos bio-activos efectos inmunomoduladores, que participan en la regulación del componente auto-inmunitario de la artritis reumatoide.

Jengibre


Aunque se necesitan nuevos estudios que esclarezcan los complejos mecanismo, a través los cuales, estas plantas son capaces de actuar, en los procesos inflamatorios, la medicina tradicional China y Ayurvédica, que han utilizado durante cientos de años estas plantas medicinales, avalan hoy día su uso como complemento nutricional en el tratamiento de fondo y preventivo de estas patologías.

Corteza de Pino Marítimo


Complementar, una alimentación sana y equilibrada, con estos fitonutrientes, puede ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas y en muchos casos a reducir los fármacos antiinflamatorios, que hoy por hoy poseen numerosas contraindicaciones y efectos secundarios. Los estudios in vivo muestran que estas plantas medicinales no producen alteraciones gástricas, ni son ulcerogénicas, además de haberse demostrado su seguridad y utilizado durante cientos de años por la medicina tradicional.




Fuente.- http://www.holisticoonline.com/ Maribel Saiz i Cayuela
imagenes.-Mi Piel Sana/ViviendoSanos.com/ keyword-suggestions.com

23 noviembre 2016

TRATAMIENTO NATURAL PARA LA LUMBALGIA: 3 CONSEJOS BASICOS

Dado que la lumbalgia suele resolverse en un período de 3 a 6 semanas, debemos concienciarnos para no hacer esfuerzos durante ese período, pero tampoco es recomendable guardar reposo absoluto.



La lumbalgia suele afectar casi siempre a personas en edad muy activa, entre los 30 y los 60 años. Se trata de una dolencia muy común originada por distensiones musculares en la zona lumbar, y que conlleva dolor y problemas de movilidad.

Hemos de tener claro, además, que cada persona es única y, aunque la lumbalgia se resuelva, por lo general, entre 3 y 6 semanas, es necesario contar siempre con la supervisión médica.

En ocasiones el problema puede tener su origen en una hernia o en alguna enfermedad y, como tal, es importante disponer del consejo de buenos profesionales.

Ahora bien, nosotros, en casa, también podemos seguir unas pautas sencillas y naturales que nos ayudarán a tener mejor calidad de vida y a acelerar el proceso de recuperación. 

1. Reposo, pero no permanente

Lo primero que sentimos cuando aparece la lumbalgia es un dolor intenso y “caliente” en la zona baja de la espalda. Muchos pacientes lo describen como “estar partidos por la mitad”. Encontramos una alta dificultad para movernos, girarnos e incluso sentarnos

La lumbalgia, tal y como te hemos señalado antes, suele resolverse por completo en un período de 3 a 6 semanas. Es decir, estaremos de baja un mes. ¿Significa esto que debemos guardar reposo durante todo este tiempo? En absoluto.




Lo más recomendable es mantener un riguroso reposo los dos o tres primeros días. El dolor es intenso y los nervios están muy inflamados. Nos sería imposible hacer cualquier actividad.

Pasado ese tiempo, permanecer inmóvil o acostado va a suponer que los músculos empiecen a debilitarse, y unos músculos débiles empeoran la salud de nuestra columna vertebral. 

Es necesario hacer ejercicios suaves, tanto como lo que nos permita el propio dolor o molestia. Los días siguientes a esas 48 horas es necesario estar lo más activos que nos sea posible. De no hacerlo, el dolor durará más tiempo.

¿Qué tipo de ejercicio podemos hacer?

Podemos recurrir a un profesional de salud vertebral

No obstante, en casa podemos hacer pequeños ejercicios de estiramientos suaves para fortalecer la zona lumbar. 

Podemos caminar a baja intensidad en una cinta andadora.

Nadar un poco cada día es también uno de los mejores ejercicios que podemos hacer para tratar la lumbalgia.

2. Antiinflamatorios naturales para la lumbalgia

2.1 Antiinflamatorio oral: Jengibre

Nos vendrá muy bien prepararnos dos tazas de infusión de jengibre al día. Es uno de los mejores antiinflamatorios naturales de los que disponemos y que, a su vez, pueden sustituir a uno de los analgésicos que te tomas al día para tratar la lumbalgia.

Basta con infusionar una cucharadita de raíz de jengibre (5 gramos) para cada taza (250 ml de agua). Tómalo caliente después de las comidas.




2.2 Antiinflamatorios tópicos:

Aceite esencial de ruda, cola de caballo y romero
Entre las plantas más recomendadas para aliviar el dolor de lumbago encontramos tanto el romero como la cola de caballo.

En este caso lo que haremos será poner a hervir un litro de agua y añadir una cucharada y media de cola de caballo (15 gramos) y la misma cantidad de romero. Deja que la infusión se haga a lo largo de 20 o 30 minutos, para después, permitir que el agua se temple un poco.

Empaparemos una gasa con esta mezcla medicinal y la aplicaremos en la zona lumbar mientras guardamos media hora de reposo. Si lo haces dos veces al día encontrarás alivio.

La ruda, por su parte, además de ser un buen antiinflamatorio, se alza como un buen remedio natural para reducir el dolor y relajar. Por eso te recomendamos buscar aceite esencial de ruda en las tiendas naturales, para poder hacerte con él adecuados masajes.

Es un tratamiento alternativo muy interesante.

3. Tratamiento cognitivo-conductual para la lumbalgia

Este dato, a pesar de que a simple vista pueda no parecernos relevante, lo es y debemos tenerlo en cuenta. Hay mucha gente que cuando padece lumbalgia evita moverse, focaliza un miedo muy intenso al movimiento porque lo asocia con el dolor y ello genera aún más tensión y sobrecarga muscular.

Es un círculo vicioso: el dolor provoca miedo, el miedo la idea de que no debemos movernos y, a su vez, la inmovilidad inflama aún más los nervios y debilita los músculos de la zona lumbar.

Debemos concienciarnos de que la lumbalgia requiere tiempo. Pasará como mínimo un mes antes de que nos encontremos bien.

Durante ese tiempo debes hacerte a la idea de que tienes que armonizar tu mente y tus emociones con el eje de tu espalda: a más tensión, más dolor.

Así pues, mantén la calma, relájate y propicia que todo movimiento sea suave. Aleja el miedo de tu mente y piensa que día a día te vas a encontrar mejor.


Sal a pasear, mantén un día a día relajado donde haya movimientos suaves, donde distraigas tu mente y donde evites, ante todo, quedarte quieta y abusar de los fármacos antiinflamatorios.

Es posible que en tu ciudad existan también las llamadas “escuelas de la espalda”. Aquí nos van a enseñar higiene postural, ergonomía, cómo debemos cargar pesos, qué tipo de ejercicios son los más adecuados para prevenir futuros problemas y, en esencia, a mantener una mejor calidad de vida con nuestra columna vertebral.





Imagines.-Empresalud /ofertasgimnasios.com/ViviendoSanos.com/Clínica Moreno




16 noviembre 2016

BEBES Y NIÑOS. ENFERMEDAD DE MANOS, PIES Y BOCA

Mi hija pequeña casi recuperada del virus manos, pies y boca. Aún se le ve alguna herida.

Desde hace un mes, toda mi familia incluida yo, estamos siendo parte de una espiral enfermiza, gracias a los virus y bacterias que nos trae mi hija mayor del cole. Como no ha ido a la guarde, ahora esta cogiendo todos esos “amistosos microorganismos” que al final terminan fastidiando a toda la familia.




Esta semana hemos conocido a un nuevo amigo, la enfermedad de manos, pies y boca. Y más de uno pensaréis, ¿pero que es eso? pues si, yo hasta hace dos años no había escuchado hablar de esta enfermedad, pero si existe y es bastante molesta, la verdad.

Mi hija empezó hace una semana con mucha fiebre, sin síntoma previo, le salieron unas llaguitas en la boca pero pensé que era de la fiebre y luego vi que le salieron unos granos en su muñeca, creí que era dermatitis, pero no, estaba equivocada era la enfermedad de manos, pies y boca.  Y como el saber no ocupa lugar, quiero hablaros de ella y como intentar prevenirla y mitigar las molestias de este virus.

¿Qué es la enfermedad de manos, pies y boca?

Es una enfermedad producida por un entorovirus, exactamente por el tipo Coxsackie A16 o Enterovirus 71, aunque lo parezca, no hay que confundir con la varicela pues no son de la misma familia. Su duración suele ser de cinco a diez días, según el caso.

Se da sobre todo en niños pequeños, es muy típico en bebés que van a la guardería, aunque es habitual en niños menores de 10 años. Los adultos y adolescentes también pueden contraerlo, pero es bastante más raro.



Suele comenzar con síntomas de molestia general, garganta irritada, al cabo de poco tiempo empieza la fiebre, puede ser una fiebre alta de casi 40ºC.

Aparecen llagas en la boca, tanto en los labios como en la lengua, casi llegando a la garganta. Esto hace que los pequeños apenas coman durante estos días. Comienzan a aparecer un sarpullido tanto en manos como pies, también en codos y en el culete. Terminando como granitos que suelen ser como heridas.

Cada niño es diferente, pues algunos solo les aparece las llagas y otros más el sarpullido en manos y pies.

    Por ejemplo, mi hija mayor casi no comió en tres días por las llagas de la boca y apenas tenía heridas en las muñecas y codos. Sin embargo, la pequeña tenía muchos granitos tanto en brazos, piernas y culete que me recordaban a la varicela.

¿Qué podemos hacer para prevenir contagiarnos?

Este virus se contagia por vía oral y fecal.  Es bastante contagiosa. Por esto es importante tener unas buenas medidas de higiene toda la familia, aunque muchas veces es muy complicado, ya que al ser bebés y niños pequeños, se están tocando y chupando las manos y los juguetes constantemente.

En especial es muy importante, cuando son bebés que usan pañal, pues debemos lavarnos las manos después de cada cambio de pañal, tanto para prevenir como para frenar la propagación del virus.

Es importante que nuestros niños estén sanos y fuertes, gracias a una buena alimentación, pero aun así, hay veces que es casi imposible que no se contagien. Debemos pensar que todo esto es un “buen entrenamiento para sus defensas”, pues así se harán más fuertes y se harán inmunes a estos virus, pues es parte del ciclo de nuestro bebé.



  Tratamiento habitual

En este caso poco podemos hacer como padres, además de dar cariño y muchos cuidados, el sistema inmune debe hacer su trabajo y para eso usará la fiebre.

En estos casos lo que suelen recomendar los pediatras es el uso de paracetamol, para aliviar las molestias, pues es bastante doloroso y muy molesto y  también como antipirético (bajar la fiebre) pues son fiebres altas y hay veces que los padres nos asustamos bastante. Debemos tener en cuenta que no se necesita antibióticos, ya que es un virus.

Para las llaguitas, se suele recomendar un gel a base de ácido hialurónico, que además de calmar el dolor ayuda a cicatrizar las llagas más rápido. Otros geles además pueden llevar lidocaina o bezocaina, compuestos que suelen estar presentes en los geles para el dolor del nacimiento de los dientes especiales para bebés.



Las comidas que le demos deben ser “comidas blanditas” en plan purés, cremas, yogur, comidas que no le irriten más la boca y las pueda tragar bien. Por lo general deben estar templadas, aunque he visto que en algunos casos los alimentos fríos también alivian. No le des frutas y verduras ácidas.

Y lo más importante, el pequeño debe estar bien hidratado, un truco: si tiene llagas puedes darle agua con una pajita, aunque le genere gases, seguro que le gusta y así se la beberá mejor.
Mi opción más natural

Mi opción natural es aplicar gel de aloe vera bio en las llagas, pero es muy importante que sea de calidad y apto para el uso interno, no todos los geles valen. Solo hay que aplicarlo donde tenga la herida y no debemos abusar de su uso.

Para el dolor de la garganta y boca podemos hacer una tisana de malva, pues esto les suavizará la mucosa irritada de forma suave.

Para la fiebre es más complicado, pues las plantas son más lentas que los fármacos comerciales por lo general, pero podéis probar con esta tisana para bajar la fiebre, eso si, la dosis es menos de la mitad que la dosis de un adulto, dependerá del peso.



Y sin olvidar, un truco sencillo y eficaz, darle un bañito para bajarle la temperatura. Para que tengáis más información, aquí os dejo algunas recomendaciones para cuando hay fiebre.

Siempre viene bien ayudar un poquito a las defensas con un jarabe de equinácea o una jalea real, esto hará que se recupere antes. Os recomiendo este estupendo jarabe de equinácea y jengibre, para ver la receta pincha aquí.

Por mi experiencia, hay veces que el peque por el dolor de boca y de garganta no va a querer tomar nada de nada y esto dificulta que le podamos ayudar con estos preparados, así que no os desaniméis si veis que no quiere tomar vuestros preparados, es normal.







fuente.-https://www.trucosnaturales.com/ Artículo de Virginia Ceballos Socia de COFENAT nº 3855
imagen.- tónicos / SaludBio / 7News / PequeRecetas / Mamá busca datos - WordPress.com

31 octubre 2016

¿CÓMO AYUDAR A MANTENER UNA BUENA SALUD ARTICULAR?

Cuidar de nuestra salud articular debe ser prioritario, ya que a partir de los 35 años de edad pueden comenzar a aparecer los primeros problemas en las articulaciones, y posteriormente, ya llegados los 60 años, casi todos se ven afectados por sus síntomas. El dolor, desgaste o deterioro en las articulaciones tiene la capacidad de afectar a cualquier parte del cuerpo, sin embargo se manifiesta con más frecuencia en las articulaciones que soportan la mayor parte de nuestro peso.


Los 3 tipos de articulaciones


En la búsqueda de opciones para mejorar o prevenir este tipo de patologías, les presentamos tres importantes suplementos naturales que pueden favorecer el tratamiento de patologías específicas en nuestras articulaciones y del tejido cartilaginoso: Cartílago de tiburón, Glucosamina y Condroitina.

CARTÍLAGO DE TIBURÓN

Actualmente, y después de numerosos estudios, se ha descubierto que el cartílago de tiburón es algo más que un ingrediente sin más. Se trata de un potente antiinflamatorio y analgésico, que además de estimular el sistema inmunológico, también es un magnífico inhibidor tumoral.

El uso del Cartílago de Tiburón es muy recomendable en todo tipo de dietas, pues su ingesta no presenta ninguna reacción adversa. Gracias a su composición aporta proteínas, calcio, colágeno y unas sustancias llamadas glucosaminoglicanos, que al ser incorporadas en nuestra dieta actúan en las membranas de nuestras articulaciones, protegiéndolas del deterioro.

Es por ello que los deportistas suelen utilizarlo para evitar el desgaste de las articulaciones por el exceso de ejercicio. Su ingesta casi siempre va acompañada de minerales y aminoácidos para regenerar el cartílago de la articulación dañada.

Cartílago de Tiburón

Podemos decir entonces que este importante suplemento natural tiene como principal función la mejora de las articulaciones, favorece también la movilidad y reduce por consiguiente el dolor y la inflamación. De igual forma, su consumo a medio o largo plazo puede calmar el dolor y malestar asociado a enfermedades como artritis o artrosis.

En resumen:

· Participa en el sistema inmunológico, tiene efecto antiinflamatorio y analgésico.
· Mejora los síntomas de la artritis, el reuma, la osteoartrosis, osteoporosis y diversos estados inflamatorios.

LA GLUCOSAMINA

La glucosamina (C6H13NO5) es un amino azúcar que actúa prominentemente como precursor de la síntesis bioquímica en la glicosilación de las proteínas y de los lípidos, por lo cual favorece al desarrollo de los tejidos cartilaginosos. La glucosamina servida como suplemento dietético se emplea también en la reconstrucción de los cartílagos.

Se encuentra principalmente en el exoesqueleto de los crustáceos y otros artrópodos, en los hongos y en otros muchos organismos, siendo el monosacárido más abundante.

Por sus propiedades, la glucosamina es utilizada de forma bastante común en el tratamiento de la artritis y la artrosis, a pesar de que su aceptación como medicamento terapéutico sea variable.

Además, los resultados favorables obtenidos hasta el momento en diversos ensayos clínicos, también recomiendan su empleo para el tratamiento de la osteoartritis.

Diferencia entre articulación Sana y otra con Osteoartritis

Dado que la glucosamina ha demostrado su efecto beneficioso en este tipo de enfermedades autoinmunes, actualmente se está ensayando su efecto inmunomodulador en otras enfermedades autoinmunes, como en el modelo animal de la esclerosis múltiple.


En resumen:

· Favorece el desarrollo y reconstrucción de los tejidos cartilaginosos.
· Puede emplearse en el tratamiento de enfermedades como artritis, artrosis y osteoartritis.

LA CONDROITINA

El condroitín sulfato o sulfato de condroitina es un importante componente de la mayoría de los tejidos de vertebrados e invertebrados.

Se encuentra presente principalmente en aquellos que poseen una gran matriz extracelular, como los que forman los tejidos conectivos del cuerpo, cartílago, piel, vasos sanguíneos, así como los ligamentos y los tendones.

El condroitín sulfato se extrae principalmente de cartílago bovino, porcino o marino. El método de la extracción incluye un tratamiento proteolítico seguido de una separación específica y una purificación.

El componente usado en la mayoría de estudios y ensayos clínicos, se extrae de tráquea bovina (95% de pureza), por lo tanto, se trata del más conocido por su eficacia y seguridad a nivel clínico.

El condroitín sulfato aporta al cartílago sus propiedades mecánicas y elásticas, y le proporciona a este tejido mucha de su resistencia a la compresión.

Debido a que en las enfermedades articulares degenerativas como la artrosis, se produce un deterioro y una pérdida del cartílago articular, la acción terapéutica del condroitín sulfato en pacientes artrósicos se debe a su efecto beneficioso sobre el desequilibrio metabólico ocurrido en el cartílago artrósico.

Una fase clave en el proceso degenerativo artrósico es la pérdida de proteoglicano (formado por condroitín sulfato) del cartílago y la exposición de su red de colágeno a un mal funcionamiento mecánico.

Así, los mecanismos de acción del condroitín sulfato están descritos para los tres niveles de la articulación: cartílago, membrana sinovial y hueso subcondral.



La condroitina está considerada como Fármaco de Acción Sintomática lenta para la Artrosis en más de 22 países europeos, mientras que en Estados Unidos es regulado por la FDA (Food and Drug Administration) como suplemento nutricional.

Asimismo el condroitín sulfato también se usa en medicina veterinaria para el tratamiento de las patologías articulares de animales como perros, gatos y caballos.

En resumen:

· Aporta al cartílago sus propiedades de resistencia mecánicas y elásticas.
· Beneficia a pacientes con enfermedades articulares degenerativas en cualquiera de sus fases.



fuente.- http://blog.escuelaquiromasajebarcelona.com/
imagenes.- SlidePlayer /Buena Salud /Productos de Forever Living Products /Demedicina.com