22 agosto 2016

EL Dr. WILHELM SCHÜSSLER

Nacido el 21 de agosto en Bad Zwischenahn, en la región Alemana de Ammerland en 1821. De una familia humilde se ganaba la vida ayudando a su familia gracias a su trabajo como profesor y traductor de idiomas. 

Dr. Schüssler

No pudo comenzar sus estudios de medicina a pesar de su gran capacidad para ello, teniendo que esperar casi hasta los 31 años de edad  y asistiendo a clase en numerosas universidades de diferentes países. 

Se presento al examen de bachillerato que le capacito para poder obtener el titulo de doctor porque no tenía ningún titulo oficial, obteniendo una nota de sobresaliente en todos sus estudios. 

Decide Abrir una consulta tratando diferentes enfermedades, debido a su gran tenacidad y dejándose influenciar por los trabajos de fisiología y bioquímica de Moleschott y Virchow, desarrollo diferentes campos de trabajo. Se centró en la homeopatía tras ver los trabajos del Dr. Samuel Habneman siguiendo con ella más de 15 años y centrando su trabajo en esa línea de investigación que fue lo que le llevo a su gran creación de las doce sales de Schüssler que fue el gran trabajo de su vida.

Según avanzaba en sus trabajos se alejaba cada vez mas de la homeopatía, al aparecer sus primeros trabajos negó rotundamente que tuvieran relación con ellos aun siendo el titulo una “Terapia homeopática”, insistiendo que se trataba mas de un trabajo relacionado con un proceso químico-fisiológico del organismo.

Las primeras pruebas que realiza tienen un éxito rotundo que es lo que le hace continuar en esa línea de trabajo por que la considera un gran avance en este campo y un gran éxito.

Viendo como sus compañeros veían morir a sus pacientes con sus tratamientos tradicionales, el observaba como más de mil niños con difteria tratados con cloruro potásico salían adelante.



Después de muchos años quiso dejar solo 12 sales medicinales.

Schüssler esperaba que con esas doce sales bastasen para tratar cualquier enfermedad que en el ser humano provocara una disfunción en el organismo y le hiciera enfermar. 

Tenía una gran preocupación por el número de sales a utilizar, ya que deseaba un método fácil y sencillo, durante mucho tiempo pensaba que la sal número 12, sulfuro de calcio, no tendría utilidad en su repertorio ya que otras sales tenían las mismas utilidades, aun así sus colaboradores lo volvieron a introducir por su utilidad en diferentes problemas del sistema inmunológico y digestivo.

En 1874 publicó sus avances que causaron un gran revuelo entre sus colegas por su trabajo tan revolucionario,  pero en breve sus colegas empezaron a criticar su trabajo y menospreciarlo llevando a olvidar todos los meritos que le habían otorgado en un principio, aún así en vez de hundirse y desestimar sus trabajos le genero un impulso que le hizo continuar y mejorar y ampliarlo aun mas convencido que estaba en el camino correcto llamándolo bioquímica. 



Se centro tanto en su trabajo que solo utilizaba en su consulta las sales que el había creado, hasta su muerte sus colegas no introdujeron las pomadas creadas desde las sales.

Las pomadas las usan de forma complementaria o de forma única para diversos problemas en las articulaciones o en problemas de la piel, utilizándolas de una forma que puedan ser adsorbidas por la piel para que actuara más rápidamente en las zonas necesarias. 

Otra forma que pueden ser utilizadas es en forma de compresas o cuando nos damos baños para cubrir la mayor parte del cuerpo, el prescribía el uso de las compresas para diversos problemas cutáneos producidos por diversas razones.

Las Sales de Schüssler no tienen efectos secundarios alguno, pero siempre es preciso que un profesional sea el que recomiende el uso de esta terapia.

Gracias a Schüssler, como otros en su momento, aportaron grandes beneficios para paliar el sufrimiento humano con los escasos medios que disponían a su alcance, que en un principio fueron alagados y después tachados de locos, incluso algunos despreciados por sus colegas.

Tenemos que agradecer que nunca desistieron en buscar un remedio que sirviera no solo para devolver un estado óptimo de salud a todos aquellos que sufrían una enfermedad si no que deseaban encontrar una medicina al alcance de todos.     








fuente.- Artículo de Jorge Sánchez de la Morena. Socio de Cofenat
imagenes.-hebamme4u.net/ espaipsico.blogspot.com /salesdeschussler.com

12 agosto 2016

4 PASOS PARA SANAR LOS CELOS

Aunque sea algo que nos pase desapercibido, en la mayoría de las ocasiones proyectamos emociones tóxicas heredadas de nuestro entorno familiar que arrastramos desde nuestra infancia sobre la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás.



Los celos se gestan a edad muy temprana, cuando los padres muestran afecto entre sí o para otro niño. El niño pequeño quiere aferrarse a sus padres porque teme perder su afecto y/o reconocimiento, y para ello hará lo que sea para complacerles y contar con su aprobación. En ese momento, el niño pequeño pone su atención en el exterior y deja de conectar con sus propias emociones. Paulatinamente esa desconexión será más y más grande llegando a una edad adulta totalmente disociado de su ser interno.

Los celos son la incapacidad de expresar nuestro potencial afectivo interno con nuestra pareja, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros padres y hermanos/as, etc. Eso nos lleva a tener miedo a perder su afecto y reconocimiento. 


A la persona celosa lo que le ocurre es que no se quiere a sí misma y por eso piensa que la pareja encontrará fácilmente alguien mejor, los amigos dejarán de contar con él o ella, los compañeros de trabajo o su jefe le dejarán de lado, sus padres preferirán a su hermano/a y no tomarán en serio sus puntos de vista, etc. También en los celos se manifiesta una parte dictatorial, la de querer que las cosas sean como uno quiere que sean.

Los celos propios y ajenos también hay que tomárselos como un aprendizaje y no como una situación de angustia. El que tiene celos tendrá que aprender qué esconde ese comportamiento, y el que es objeto de los celos tendrá que aprender a marcar los límites y a no entrar en ese juego. Tanto la emoción como el sentimiento provienen de la inmadurez, consecuencia de una falta de educación emocional.



"Los celos son una oportunidad para hacer un cambio en tu vida" 


PRIMER PASO: El conflicto
Muchas veces existe tanta tensión interna que no se puede soportar más la situación y se estalla. La persona celosa necesita reconocer con humildad y sin juicios que el problema existe y realizar un compromiso personal de afrontar el problema para liberarse de esa emoción que boicotea constantemente su vida y sus relaciones personales. Tanto si la persona es o no consciente, debe recibir ayuda para poder gestionarlos y liberarlos.

SEGUNDO PASO: La culpabilidad
Existen muchas influencias culturales y religiosas que refuerzan el sentimiento de culpa en nuestra sociedad pero ese no es el camino para liberarnos de la carga de los celos y lo único que consiguen es reafirmar la desconexión con uno mismo. Se trata de asumir la responsabilidad de nuestro comportamiento sin excusas y con verdadera determinación.

TERCER PASO: La comprensión
En este proceso, la persona va a poder llegar a la raíz de sus celos y poder trabajar sobre sus carencias e inseguridades (se recomienda solicitar la ayuda de un terapeuta). Cuando una persona ya de adulta, por su nivel de aprendizaje y evolutivo, se convierte en observadora de su reacción con el hermano, su pareja, etc., esta nueva perspectiva le permitirá ver toda la acción en su contexto. Al salir de sí mismo y al no sentirse implicado (actitud de observación) será capaz de ser consciente de todo el proceso, desde la contención emocional de celos hasta su expresión de rabia.




Desde mi punto de vista, es indispensable trabajar nuestro niño interior a nivel individual para aprender qué esconde esta carencia y para darnos el amor que en su momento nos fue negado.

CUARTO PASO: El aprendizaje
La neutralidad ante la situación permite el aprendizaje y es por ello que debemos ser capaces de convertirnos en observadores de nuestras actitudes. No solo es posible, sino altamente recomendable realizar esta práctica diariamente, sin esperar nada: únicamente observar nuestras reacciones para ayudarnos a ser más conscientes y comenzar paso a paso el viaje hacia nuestro autodescubrimiento.









Articulo de Jaume Campos. Socio de COFENAT nº 424
imagenes.- farmaciaalbisu.com.uy / drromeu.net / cuerpomente.com

08 agosto 2016

EL MASAJE CON PIEDRAS CALIENTES

Descubre en qué consiste la terapia termal o masaje con piedras calientes, y los beneficios que se logran combinándola con aromaterapia y otras técnicas.

El masaje con piedras calientes, también llamado terapia geotermal o “Stone teraphy” consiste en la utilización de piedras suaves y redondeadas y libres de poros, previamente calentadas para un masaje relajante.



Las más apropiadas son las piedras volcánicas de basalto, pues por su alta densidad conservan muy bien el calor. El calor en sí mismo distiende la musculatura e induce a la relajación y la dureza de la piedra permite que el masaje pueda ser además, profundo; por tanto muy interesante en contracturas musculares, estrés y tensiones diversas.

El tacto de la piedra caliente, con el deslizado suave que le proporciona el aceite puede ser sublime, si además es enriquecido con esencias naturales (aromaterapia) dado sus reconocidas cualidades terapéuticas es espectacular.

Reduce los dolores crónicos.
Alivia tensiones.
Equilibra el sistema neurológico.
Dilata los conductos sanguíneos y linfáticos favoreciendo la circulación, y por tanto la eliminación de toxinas e impurezas.
Puede ayudar en problemas de insomnio a través de la relajación.
Mejora el metabolismo de los órganos internos.

Se pueden usar de forma estática, o dinámica realizando maniobras de masaje, o incluso combinar en una misma sesión ambas técnicas.



De forma estática cubre aspectos más sutiles como la estimulación de los chakras y meridianos o los puntos de energía corporales.

De forma dinámica para aspectos más físicos, como eliminación del estrés, promover la circulación sanguínea y linfática, o la reducción del dolor muscular y articular.

Se aplica en zonas de masa muscular, evitando articulaciones y zonas de hueso prominentes: tobillos, espinillas… No obstante, la presión que se ejerce a la piedra hace que ella misma evite la zona ósea, pero es de gran ayuda en las inserciones musculares para aliviar tensiones.

Se pueden combinar piedras calientes y frías (éstas de mármol preferiblemente, pues conservan mejor el frío) para la técnica geotermal de CONTRASTES.

Con aromaterapia la técnica de Piedras Calientes combina muy bien, ya que ésta ayuda a estimular y regular los estados emocionales alterados, no solo por medio del olfato sino también y quizás en mayor medida por sus efectos terapéuticos a través de la piel llegando en segundos por el torrente sanguíneo al hipotálamo. 

La técnica de contrastes va bien si hay dolor, hinchazón o inflamación en músculos y articulaciones pero solo en casos crónicos, nunca en esguinces  o golpes recién hechos. Y aplicada de forma estática, no dinámica.



En principio, la técnica de contrastes es de “inmersión”, es decir como baño general o parcial por inmersión alternando agua caliente y otra fría en sucesivas repeticiones, este principio es aplicable a las piedras, que provocan en la zona  vasodilatación (la piedra caliente) y vasoconstricción (la piedra fría), poniendo en marcha entre las dos un efecto de bombeo, el tiempo recomendado de cada fase es de dos a tres minutos la caliente y de un minuto la fría.

También se puede hacer en casa para un codo, rodilla, tobillos o muñeca (túnel carpiano); en estos casos es mejor aplicar una toalla con hielo (nunca directo para evitar quemaduras por congelación) y una toalla humedecida con agua caliente, alternándola como se ha explicado en el párrafo anterior.
En caso de un esguince reciente no aplicar calor nunca, solo frío para provocar vasoconstricción y reducir el hematoma.

Ante cualquier duda contar siempre con el consejo de un profesional de la salud.

La crioterapia (frío) disminuye el flujo sanguíneo, favoreciendo el drenaje vascular y linfático, es antiinflamatoria y ralentiza el metabolismo celular, reduce el edema y el dolor.

La termoterapia (calor) aumenta el flujo sanguíneo y favorece la llegada a las células de oxígeno y nutrientes.



La técnica de contrastes es recomendada en esguinces (después de la fase aguda), tendinitis, dolores musculares y contusiones.

Es mejor empezar y acabar con calor en proporción de tiempo calor/frío de 3/1 o 2/1.

Esta terapia solo para casos leves, pues si hay flebitis, úlceras varicosas, tromboflebitis o cualquier enfermedad circulatoria grave, siempre con el control de un profesional de la salud.








Artículo de Emilio García Ortega. Socio de Cofenat nº 5770
imagenes.-imujer.com / candacepert.com / casasrurales.com / vitonica.com

28 julio 2016

COMO SUPERAR LOS BLOQUEOS EMOCIONALES Y VOLVER A VIVIR UNA VIDA MAS PLENA

Es interesante observar como todos nosotros aparentamos cierta “normalidad” en nuestra vida hasta que nuestro piloto automático interior “salta” inconscientemente y sin control ante una señal que percibimos como “amenaza” a nuestra cotidianidad.

Hay momentos en los que experimentamos de repente ciertas emociones de angustia, enfado, ansiedad, tristeza, etc. ante cualquier estímulo sutil como el sonido de un silbato o melodía, un color, una expresión coloquial, un olor, etc. El problema no está en éstos sino en lo que se “remueve” dentro de nosotros (especialmente si se trata de una experiencia traumática).



Es posible que en estas situaciones justifiquemos nuestros sentimientos como irracionales o que responden a un bajo estado de ánimo. A menudo las personas de nuestro entorno las niegan y nos intentan convencer con la razón que todo va bien pero no llega a ayudarnos. La falta de coherencia entre cómo nos mostramos al mundo y cómo verdaderamente nos sentimos produce una desconexión interior y los sentimientos negativos se van somatizando progresivamente en nuestro cuerpo. El impacto emocional se manifestará a través de afecciones y enfermedades en mayor o menor grado.

Ahora bien, necesitamos preguntarnos sobre el por qué de ese autoengaño.

Aunque nos cueste admitir estoy seguro que recordamos las veces que hemos reaccionado como lo hacíamos cuando éramos niños siendo ya adultos. Estas situaciones ponen de manifiesto que no hemos resuelto ciertos asuntos de nuestra vida.

Cuando tenía quince años, mi padre falleció en unas situaciones bastante dramáticas. Yo era el mayor de dos hermanas y vivir su pérdida en un pueblo pequeño de España no fue fácil. Cuando tuve que besar a mi padre antes de cerrar el féretro, los labios se me quedaron fríos. Esa emoción se quedo en mí y temía que ese sentimiento se transmitiera cuando besaba a las chicas.

La pérdida de mi padre fue muy traumática y este acontecimiento marcó mi vida. De hecho, fue cuando comencé mi búsqueda de soluciones y respuestas a conflictos que albergaba en mi interior. Después de investigar y practicar distintas terapias, descubrí el trabajo de Antonio Blay Fontcuberta. Durante un curso suyo al que asistí, cada cosa que él decía removía mis cimientos, pero a su vez era como una pequeña ventana de luz y aire fresco que me inundaba.

Cuando lo terminé, salí con la convicción de que el cambio que anhelaba estaba en mi trabajo de relación con mi niño interior.

MI TRABAJO PERSONAL CON MI NIÑO INTERIOR

Mi trabajo con mi niño interior consistía en lo siguiente: me visualizaba a mí mismo cuando tenía 15 años. Después de la muerte de mi padre, en aquel tiempo tenía mucho miedo a la vida y me refugiaba en el desván de mi casa cuando me sentía triste o inseguro. Visualizaba todos los detalles: en un rincón había una columna, arriba de todo asomaba una madera atada a la columna por un cordel, donde había una bombilla.



Empezaba a revivir cómo me sentía: solo, abandonado, desorientado… No era muy consciente de la realidad que estaba ocurriendo en mí y en el exterior. Allí sentado en el suelo me venían sensaciones que no entendía, pero de alguna manera en ese entorno me sentía protegido. Surgían de mi interior sensaciones de haber decepcionado a mi padre, quien luchó mucho para que yo fuera lo que él no pudo ser (quería que fuera arquitecto).

Yo no iba bien en mis estudios y mis padres me pagaban clases privadas, pero yo solo pensaba en crear excusas porque no podía enfrentarme ni tan siquiera al estudio. Al mismo tiempo, siempre quise demostrarle que podía hacer lo que yo realmente deseaba y que aún no sabía qué era. Pero su tiempo terminó y nunca pude decirle: «Papá, la vida tenía otras cosas preparadas para mí».

Desde mi cama, completamente relajado, conectaba con ese chico de 15 años, con sus sentimientos, su soledad, su miedo a la vida. Me imaginaba a mí mismo tal y como soy ahora junto al niño en el desván y le daba todo el cariño y la ternura que mi niño necesitaba en ese momento.

Día a día, con el tiempo mi capacidad de conectar con los sentimientos era mucho más clara y empecé a sentir cómo mi niño se asomaba entre mis pensamientos, y en ciertos momentos surgían sensaciones, imágenes, olores que me conectaban con ciertas etapas de mi vida. En principio eran pequeños flashes con poca coherencia pero mucha nitidez, que a lo largo del tiempo se convirtieron en un gran aprendizaje interno.

    Practicar el ejercicio me permitió crear un lenguaje entre mi niño interior y el adulto que soy; un lenguaje que continúa vigente hasta el día de hoy. 

RECOMENDACIONES PARA DESCUBRIR TODO TU POTENCIAL

    Descubrir tu niño/a interior y comunicarte con él/ella 



    Mirar la vida como un río que fluye, siempre cambiante. Los cambios forman parte de la vida y nos asustan más de lo que queremos reconocer. Tambalean los sustentos de esa aparente normalidad emocional que hemos construido a nivel mental, repitiéndonos que todo va bien. Sería más fácil dejar aflorar esas emociones atrapadas y observarlas.

    Dependiendo de tu situación personal, podrías requerir la asistencia de un terapeuta profesional que te ayude en tus procesos internos.

Estamos llamados a tener coraje y mirar a nuestras emociones a los ojos sin juicios, con amor y compasión. Es en ese momento cuando se produce el principio del cambio, al tomar responsabilidad y al aprender de ellas.







Artículo de Jaume Campos Socio de Cofenat nº 424
http://www.jaumecampos.es/
imagenes.- elpoderdelamente.elartedelaestrategia.com, mariomartincoaching.com, pd4pic.com





27 julio 2016

¿POR QUÉ EL MASAJE DE TEJIDO CONJUNTIVO?

EL TEJIDO CONJUNTIVO EN EL CUERPO HUMANO

Hasta hace poco se creía que se trataba de un tejido amorfo, sin relevancia funcional mas que la de ser envoltorio fibroso de estructuras del organismo, sin embargo, estudios recientes ha demostrado su gran importancia.

Bases estructurales del Tejido Conectivo


Es un conjunto variado de tejidos con multitud de funciones, entre las que destacan: sostén de órganos y vísceras, reserva de nutrientes para todas las células, compartimentación de espacios contra infecciones, espacio tisular donde se multiplican linfocitos, plaquetas, macrófagos, etc., para la defensa del organismo, también posee células madre indiferenciadas que se especializan en función de la proximidad del órgano donde se encuentren.

Es un tejido con abundante sustancia fundamental, y proteínas tipo colágeno, elastinas y fibrilina principalmente.

Todas las sustancias que son absorbidas por los epitelios de revestimiento  (piel, telillos que cubren los órganos, etc.) han de pasar por este tejido, que sirve además de vía de comunicación entre distintos tejidos.

Por el tejido conjuntivo, llamado también tejido conectivo, pasan nervios, venas y conductos linfáticos de tránsito, pero también está poblado de multitud de capilares venoso-linfáticos, además posee abundantes terminaciones nerviosas propias (receptores Golgi), pero también los tiene de Paccini, de Ruffini y terminaciones nerviosas libres; y lo que es más sorprendente células de músculo liso, lo que le da capacidad de contracción y respuesta a estímulos nerviosos, entre ellos al estrés.

Es una malla tridimensional continua por todo el cuerpo, por lo que un trauma en una zona puede repercutir en otra alejada, dos ejemplos clásicos son: la mala pisada por problemas del pie fácilmente puede doler las cervicales o incluso la cabeza y un problema emocional a menudo se trasforma en dolor de espalda u hombros.

Esta malla tridimensional tiene la capacidad de mandar información al cerebro de todo tipo: desordenes de órganos (inflamaciones, espasmos), desequilibrio respecto a la gravedad (situación postural), peligros (cortes, golpes, infecciones) etc.

  

El Masaje de Tejido Conjuntivo consta de micro-estiramientos en la zona donde se trate, con lo que distiende y relaja eliminando contracturas musculares, pero va mucho más allá, actúa a nivel neurológico enviando al cerebro información de la región que se trabaja, ayudándole a restablecer su normal funcionamiento. El sistema nervioso es complejo y a veces se despista, adoptando patrones de dolor o disfunción como si fueran normales.

El Masaje de Tejido Conjuntivo esta especialmente indicado en:

·        Adherencias tisulares (contracturas)
·        Para activar la circulación venoso-linfática
·        En la activación hormonal
·        Equilibra el Sistema Nervioso Vegetativo (involuntario)
·        Regula el tono muscular

·        Disminuye el dolor articular: rodillas, síndrome del túnel carpiano, artrosis, reumas, desgaste óseo

No sustituye el tratamiento prescrito por el médico pero ayuda enormemente potenciando los resultados. Es una terapia efectiva, segura y conveniente para personas de todas las edades, desde adultos a niños, complementando perfectamente el tratamiento médico.

La curación es inherente al cuerpo humano, el terapeuta solo contribuye a que ésta se produzca eliminando las tensiones o interferencias que impiden la perfecta función del organismo. Es la inteligencia innata del cuerpo, “El Aliento Vital”, es la fuerza dinámica que crea constantemente al ser humano.

El estrés, la ansiedad, las emociones reprimidas, los conflictos mentales, el miedo, la ira etc. son actividades de energía y de vibración que afectan a los ritmos sutiles del cuerpo humano y su repercusión en la salud pasa inevitablemente por el tejido fascial, o tejido conjuntivo.







Artículo de Emilio García Ortega .Socio de COFENAT nº  5770



imagenes.-es.slideshare.net /saludterapia.com