20 junio 2017

Cómo evitar y tratar la osteoporosis

Para evitar y prevenir la pérdida de masa ósea, hay que asumir un estilo de vida que favorezca la correcta estructura y densidad del hueso.

La osteoporosis es un trastorno del metabolismo óseo que consiste en la pérdida, por encima de lo habitual, de masa ósea y un deterioro de la microarquitectura del hueso. El hueso se vuelve más frágil y aumenta el riesgo de sufrir fracturas. Las regiones que se fracturan con mayor frecuencia son la cadera, vértebras dorsales y lumbares, muñeca y húmero. No cursa con una sintomatología concreta hasta el momento en el que se produce una fractura. Es detectable con una densitometría ósea.



La densidad mineral ósea

Para diagnosticar la osteoporosis se utiliza la densitometría ósea, que cuantifica la densidad mineral ósea (DMO) en relación a la población con características similares de edad, sexo, etnia… Se trata de una técnica que se practica con facilidad, relativamente económica y utiliza una cantidad de radiación pequeña. La medida de la DMO viene expresada en g/cm. Cuando la pérdida comparada con la densidad de referencia es pequeña se habla de osteopenia, y si es mayor de osteoporosis. Normalmente se mide la DMO de la zona lumbar y de la cadera (cabeza de fémur).

Las densitometrías no se deben repetir a intervalos de menos de un año, porque los cambios en la densidad ósea se producen a un ritmo lento. Se aconseja practicarlas siempre con el mismo equipo.

EL HUESO

El hueso está formado en un 20-30% por una parte o matriz orgánica (fibras de colágeno), en un 70-75% por una masa mineral de sales de calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio… y en un 5% de agua. Esta peculiar composición mineralizada hace que el hueso sea muy resistente y, por tanto, el tejido más adecuado para soportar los pesos.

El hueso es un tejido vivo, dinámico y con gran plasticidad. Su estructura cambia a lo largo de la vida. Durante el crecimiento se produce la formación de hueso; este aumenta de tamaño e incluso de forma. En cambio, el hueso adulto ya no crece, pero si que se reorganiza y reestructura para enfrentarse a nuevas necesidades. Durante la infancia e inicio de la adolescencia se acumula el 40% de la masa ósea corporal, y a los 25 años es cuando los huesos adquieren la máxima densidad y fuerza, el pico de masa ósea, y a partir de este capital óseo viviremos el resto de nuestra vida. La masa ósea  viene determinada por la genética, la alimentación y la actividad física principalmente. En la edad adulta temprana la masa ósea permanece estable y, a partir de los 40 años, se produce una pérdida lenta y natural. En las mujeres, durante la menopausia, la pérdida de masa ósea aumenta (o puede aumentar) debido al cese de la producción estrogénica. En personas de edad avanzada, también se produce una pérdida de masa ósea, pero en este caso debido a falta de actividad física, algunos fármacos u otros factores.

FORMACIÓN DEL HUESO

Aporte de nutrientes. La composición del hueso está directamente relacionada con el aporte de los nutrientes que le llegan a través de la alimentación. La masa mineral determina la densidad ósea, especialmente a partir del calcio; pero tan importante como el calcio es tomar magnesio y fósforo en las proporciones adecuadas. La parte proteica o matriz orgánica (colágeno) que define la estructura ósea necesita de flavonoides, vitaminas A, B6, B12, ácido fólico, vitamina K y zinc, para su salud. También es necesario el aporte de boro y silicio, dos oligoelementos que nutren la masa mineral y la matriz orgánica.


La resistencia que tiene el hueso a la tensión depende más de su estructura que de su densidad. Una alta densidad sin una buena matriz o estructura puede hacer que los huesos sean más frágiles o quebradizos.

Secreción gástrica. 

La absorción del calcio –en forma de suplementos de sales de calcio (el carbonato de calcio es el más utilizado) y otras sales de calcio insolubles– depende de que sean solubilizadas e ionizadas por el ácido del estómago. Las personas con la secreción gástrica disminuida –según estudios, el 40% de las mujeres menopáusicas de nuestra sociedad– solo absorben el 4% de las dosis orales de carbonato de calcio frente al 22% de las personas que tienen una secreción gástrica normal. Sin embargo, del calcio en forma de citrato, lactato o gluconato, se aprovecha cerca del 45% a pesar de la existencia de déficit de la secreción gástrica.

Desequilibrios metabólicos. 

El exceso de proteínas y de sal y el uso habitual de café facilitan la pérdida de calcio por la orina. Así mismo el abundante consumo de carne, pescado, mariscos y refrescos con cola, que proporcionan un aporte excesivo de fósforo en relación al calcio, acidifica la sangre, disminuye su pH, y pone en marcha la producción de sales minerales alcalinizantes que consumen nutrientes como el calcio para neutralizar o tamponar dicha acidez.

El azúcar refinado y productos derivados (bollería, pastelería, bebidas azucaradas) para ser absorbidos, necesitan entre otras sustancias del calcio, que el organismo sustrae de los huesos, aumentando así la secreción urinaria y la pérdida de este mineral.



La vitamina D

La vitamina D es esencial para que el calcio presente en el intestino, procedente de los alimentos, pase al torrente sanguíneo y llegue a su destino (huesos). La acción de la luz solar durante unos minutos al día, entre 10 y 20 según sea la piel más blanca u oscura, es suficiente para que se genere la dosis necesaria de vitamina D (colecalciferol) que potencia hasta diez veces su acción después de pasar por el hígado–donde se transforma en 25-hidroxicolecalciferol– y los riñones, donde se produce 1,25-dihidroxicolecalciferol, la forma más activa de vitamina D. Por este motivo, los trastornos hepáticos o renales influyen negativamente en la función de la vitamina D y la fijación del calcio en los huesos.

Hormonas

La hormona paratiroidea y la calcitonina (producidas en la glándula paratiroides y en la tiroides) regulan los niveles de calcio en la sangre. Si disminuye este mineral en sangre, aumenta la producción de hormona paratiroidea y disminuye la de calcitonina. Si aumenta el calcio sanguíneo ocurre lo contrario. Ello se explica porque la hormona paratiroidea aumenta el calcio en sangre a expensas del que sustrae del hueso (activa los osteoclastos, células que descomponen el hueso), de la disminución de la eliminación del calcio por los riñones y del aumento de la absorción de calcio en el intestino. La calcitonina en cambio disminuye el calcio de la sangre, incrementando la actividad de las células que lo incorporan al hueso (osteoblastos) y aumentando su densidad.

La disminución de estrógenos que se produce durante la menopausia se relaciona con una sensibilidad mayor de los osteoclastos a la hormona paratiroidea, lo que aumenta la destrucción ósea y eleva los niveles de calcio en sangre, provocando un descenso de dicha hormona, lo que hace que se pierda más calcio por la orina y se reduzca la producción de vitamina D necesaria para incorporar el calcio a los huesos.

Actividad física

El hueso varía su estructura y sus propiedades en función de las tensiones y cargas a las que es sometido. Por ejemplo, los cuerpos de los astronautas que viajan al espacio y no tienen que luchar contra la gravedad, o los convalecientes en cama durante largos periodos, sufren una pérdida de masa ósea, aunque reversible. Esto se debe a que los huesos no son sometidos al peso del cuerpo, ni otras cargas, haciendo que su estructura se vuelva más frágil.

El ejercicio físico, a través de las contracciones musculares que actúan como bomba de inyección de los nutrientes hacia el hueso, es también necesario para una buena nutrición y salud ósea.

Factores de riesgo

Son considerados factores de riesgo los antecedentes familiares de osteoporosis (especialmente las fracturas de fémur de la madre), la edad avanzada (mayores de 65 años), el sexo femenino, la menopausia precoz (antes de los 45 años) o el bajo peso. Todos estos factores individuales pueden ser contrarrestados con unos buenos hábitos de vida.

Estos pasan por evitar el tabaquismo (los fumadores tienen un contenido mineral óseo menor), el consumo excesivo de bebidas alcohólicas (el alcohol disminuye el trabajo de los osteoblastos, formándose menos hueso del que se destruye), las dietas carenciales (por falta de nutrientes como el calcio o el magnesio), o la sobrealimentación (exceso de proteínas, grasas y productos refinados) y el sedentarismo (falta de actividad física o inmovilizaciones prolongadas).

Hay enfermedades que afectan a la formación de hueso, como la anorexia, procesos de mala absorción intestinal, como la enfermedad de Crohn, amenorreas prolongadas (falta de menstruación), hipertiroidismo y algunas patologías hepáticas (cirrosis…) o renales (insuficiencia renal crónica). Uno de los factores de riesgo más frecuentes y menos considerados es la acción prolongada en el tiempo de determinados medicamentos: corticoides (especialmente el uso en pacientes crónicos como los asmáticos), heparina, antiestrógenos, dosis excesivas de hormona tiroidea, metotrexato… Hay que destacar que los inhibidores de la bomba de protones (IBP), fármacos de referencia en el tratamiento de la úlcera de estómago y en el reflujo gastroesofágico, y de uso común como protectores gástricos (omeprazol y similares), se asocian a un aumento de riesgo de fractura osteoporótica. Tal como se describe en el Butlletí Groc del Instituto Catalán de Farmacología, hay estudios que demuestran que personas tratadas durante más de un año con IBP tenían un 44% más de riesgo de fractura de cadera que los no tratados, valor que aumentaba al 59% a los cuatro años de consumo. Otros estudios hablan de un aumento del 62% de riesgo de padecer esta fractura al cabo de cinco años, y un incremento de un 92% de cualquier tipo de fractura al cabo de siete años.



Prevención de la osteoporosis

Lógicamente la prevención pasa por evitar los factores de riesgo, como el consumo excesivo de tabaco, alcohol y café, las dietas hiperproteicas con abundancia de sal, alimentos refinados ricos en azúcar y la falta de actividad física o de exposición moderada al sol.

Como hemos mencionado, la dieta es fundamental en la prevención de la osteoporosis. Las dietas vegetarianas se asocian a una reducción de los casos de osteoporosis a partir de los 60 años, lo que indica que, más que a un aumento de la masa ósea inicial, que es similar a la del resto de personas, esto se debe a una menor pérdida ósea, justificada por el consumo de frutas, verduras y alimentos integrales ricos en minerales, la menor ingestión de proteínas animales acidificantes y con exceso de fósforo, y de productos refinados como el azúcar o las bebidas edulcoradas que incorporan cafeína y ácido fosfórico (conocidas bebidas con cola). En las mujeres menopáusicas el consumo de soja y sus derivados, por su contenido en fitoestrógenos, reduce también el riesgo de osteoporosis.

Es importante destacar aquí que más que incrementar el aporte de calcio en la dieta de nuestras sociedades opulentas, que generalmente suele ser más que suficiente, lo importante es impedir su pérdida, que es la causa más frecuente de osteoporosis. Por este motivo, existe la paradoja de que el abuso de lácteos (ricos en calcio pero también acidificantes de la sangre), dentro de una dieta ya de por si acidificante (carne, azúcares, café…),  puede favorecer más la pérdida del calcio fijado en los huesos que el aprovechamiento del que aporta, especialmente si falta vitamina D y ejercicio, aumentando el riesgo de cálculos renales o biliares o la calcificación de las arterias. Basta observar el número de personas osteoporóticas que llevan años consumiendo cantidades importantes de lácteos sin frenar su pérdida de masa ósea.

La actividad física es primordial a cualquier edad, pero la verdadera prevención de la osteoporosis empieza en la infancia-pubertad. Es en este momento en el que la persona adquiere un capital óseo a partir del cual vivirá el resto de su vida. Por esto, es recomendable que los niños tengan una actividad deportiva regular, tanto escolar como extraescolar. Y nos referimos no solo a deportes dirigidos, sino también a la carrera libre, saltar, trepar y todas las formas de movimiento que un niño puede experimentar.

Durante la edad adulta se mantiene la recomendación de practicar ejercicio. En especial, actividades como por ejemplo, correr, caminar con ritmo, bailar, tenis, voleibol, baloncesto, tai-chi. Si es difícil incluir en el día a día alguna de estas actividades, podemos sustituir el coche por andar a paso ligero, subir y bajar las escaleras de casa, del metro, del trabajo, y también podemos incluir algunos ejercicios en nuestro día a día.

Tatamiento farmacológico

La primera línea del tratamiento en la medicina convencional es la suplementación con calcio y vitamina D, y es la que se puede considerar menos agresiva

El empleo habitual de bifosfonatos (alendronato, etidronato, risedronato…) en la prevención y tratamiento de la osteoporosis está muy cuestionado. Su uso prolongado genera efectos adversos como dolor óseo, articular o muscular intenso, fibrilación auricular y, paradójicamente, fracturas atípicas (espontáneas o después de un traumatismo mínimo), algo que se explica por el efecto de los bifosfonatos, que se debe a la inhibición de la resorción ósea (reducción de la actividad de los osteoclastos, que eliminan las células viejas), con lo que no se renueva el hueso y este se vuelve más denso, pero menos vital  y más frágil y quebradizo. También se han descrito casos de osteonecrosis maxilar que impide cualquier implantación dental por imposibilidad de sujetar prótesis en un tejido muerto. Es pues normal que nos cuestionemos un tratamiento que parece que genera más riesgos que la propia enfermedad que intentamos tratar.

Lo mismo podemos decir de la prescripción en mujeres postmenopáusicas de calcitonina (hormona que ayuda a fijar el calcio), o del tratamiento hormonal sustitutorio (THS), cuyo uso prolongado se asocia a un aumento del riesgo de padecer cáncer de mama o de útero y de accidentes cardiovasculares o tromboembolismos.

Como conclusión, no hemos de olvidar que todos estos fármacos van dirigidos a frenar la pérdida de masa ósea y que la escasa recuperación que consiguen no es duradera si se deja el tratamiento, y tampoco garantiza menos fracturas (en ocasiones, al contrario). Por tanto, su uso como prevención parece todavía menos justificado.

                                          


Principales posturas y actividades que deben evitarse

• Los movimientos demasiado bruscos y las rotaciones forzadas, especialmente de columna.

• Las posturas con flexión de tronco cuando nuestra columna adopta forma de “C”. Por ejemplo, al coger pesos, cuando permanecemos sentados y nos dejamos caer, al hacer la cama…

• Los ejercicios abdominales clásicos, que además de flexionar el tronco, generan un exceso de presión a nivel pélvico, nocivo en casos de debilidad de la musculatura del suelo pélvico (incontinencia urinaria, prolapsos…).


fuente.- http://www.elcorreodelsol.com/ Artículo de Herminia García (Fisioterapeuta), Pedro Ródenas (Médico Naturista) y Rosalina Sicart (Pedagoga y Terapeuta de desarrollo personal),
imagenes.-Redpacientes/Slideshare/Salud unComo/Instituto Quirúrgico de Andalucía IQA/Plenilunia

08 junio 2017

Acupuntura para la tercera edad

“Además de anestesiar, la acupuntura activaba el sistema inmunológico del cuerpo.” 

Es muy frecuente que a medida que vamos cumpliendo años nos empiecen a apareces los “achaques”. Muchas de estas patologías son propias de la edad, por ejemplo, es normal que nos duela la espalda por deshidratación o desgaste de los discos intervertebrales de la columna vertebral. Es normal que nos duelan las rodillas por desgaste articular… y así podríamos enumerar un gran número de ellas.
Con acupuntura y medicina tradicional china no solamente podemos tratar todas estas patologías que van apareciendo, sino que, además podemos realizar tratamientos preventivos para evitar o frenar el avance de muchas de ellas para mantener la salud de nuestros mayores potenciando su sistema inmunitario.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reportado muchos beneficios para la salud de la acupuntura. En diciembre de 1979, la organización Mundial de la Salud publicó una lista con las enfermedades y patologías para los que la acupuntura ha demostrado ser eficaz.
Entre ellas nos encontramos con patologías respiratorias, musculoesqueléticas y neurológicas que son comunes entre la población mayor de todas las ciudades, aunque si es cierto que dependiendo el lugar de residencia algunas de ellas pueden estar más agravadas que otras.
Uno de los mayores problemas de es el del Dolor Crónico. La artritis reumatoide aparece durante la mediana edad y es más común entre las personas de mayor edad.
Con acupuntura podemos tratar el dolor asociado a la artrosis, artritis, ciática, lumbalgia, etc… colocando las agujas tanto localmente como en otras partes del cuerpo para activar la circulación de energía y así aliviar el dolor producido por el estancamiento.

Tratamiento de una artritis del hombro

En Tu Salud Es Lo Primero combinamos la acupuntura con electroacupuntura, laserterapia, el tratamiento con las ventosas, moxibustión y la auriculoterapia para proporcionar un tratamiento global que alivie los dolores y proporcione una buena calidad de vida, además de evitar la necesidad de tomar antiinflamatorios librándoles de los efectos secundarios que provocan los antiinflamatorios no esteroides o AINE que son los que normalmente se emplean para tratar estos síntomas. 

Otro de los problemas más comunes de nuestros mayores es la inestabilidad al caminar, bien sea por mareos o vértigos o por falta de fuerza en las piernas.
Con acupuntura con electroacupuntura podemos ayudar a fortalecer toda la musculatura de la zona lumbar y las piernas para que puedan desenvolverse en su día a día evitando caídas las caídas que tienen una recuperación muy lenta a estas edades. 

La depresión del sistema inmune también es muy común entre nuestros mayores, lo que provocan que se resfríen constantemente y en muchos casos deriven en bronquitis. Con acupuntura y moxibustión podemos tonificar su sistema inmune para evitarles estas complicaciones y la ingesta excesiva de medicamentos para tratarlos. También podemos emplear la Fitoterapia para tratar algunos de estos problemas, por ejemplo, una infusión de pulmonaria nos ayuda con las afecciones respiratorias, incluyendo los resfriados y los problemas catarrales
La Deficiencia de Riñón también es muy común entre la población de avanzada edad. Según la Medicina China en el momento de nuestro nacimiento disponemos de una energía de Riñón heredada de nuestros padres. Esta Energía puede ser salvaguardada con unos hábitos de vida saludables, pero no puede ser recargada. Por eso a medida que nos vamos haciendo mayores la energía de nuestro Riñón va disminuyendo.


Los síntomas de la deficiencia de Riñón son:

Astenia mental y física.
Pérdida de agudeza auditiva, acúfenos, vértigos, deslumbramiento.
Astenia y dolor de las lumbares y rodillas que se agravan con el esfuerzo.
Polaquiuria nocturna o goteos post-miccionales.
Eyaculación precoz.
Espermatorrea.
Libido baja.
Menstruaciones irregulares o amenorrea.

Con acupuntura, moxibustión y fitoterapia podemos ayudar a regular la energía del Riñón y tratar todos los síntomas asociados, que como podemos comprobar muchos de estos síntomas son muy comunes entre las personas de edad avanzada.
Los riesgos de padecer una Aneurisma Cerebral aumentan con la edad. Un aneurisma cerebral es una enfermedad cerebrovascular en la cual una "debilidad" en la pared de una arteria o vena ocasiona una dilatación o "abalonamiento" de un segmento localizado en la pared del vaso sanguíneo.




Aneurisma Cerebral
Los síntomas de una aneurisma cerebral son:

Cefaleas.
Cambios súbitos en la conducta.
Parálisis de un párpado.
Pérdida del equilibrio o la coordinación.
Pérdida de la visión.
Problemas en el pensamiento o en el procesado del pensamiento.
Trastornos de la memoria de corto plazo.
Trastornos perceptuales.
Visión doble.
Trastornos en el habla.

Con acupuntura podemos tratar todos estos síntomas, después de que la persona pase por la consulta del neurólogo por supuesto, para que pueda retomar su vida normal en el menor tiempo posible.
Como hemos visto con acupuntura podemos tratar muchos de los problemas de la tercera edad. A continuación, detallamos un listado por las patologías más comunes en la tercera edad que podemos tratar con acupuntura.

Dentro del Sistema Respiratorio podemos tratar:

Sinusitis aguda 
Rinitis aguda 
Catarro común 
Amigdalitis aguda 
Bronquitis aguda 
Asma bronquial

Ojo seco

Para los trastornos oculares:

Conjuntivitis aguda 
Retinitis central 
Miopía (en los niños) 
Ojos secos

En las enfermedades Músculo-esqueléticas:

Periartritis escápulohumeral 
Codo de tenista 
Ciática 
Lumbalgia 
Artritis reumatoide 

Enfermedades Neurológicas

Cefalea 
Migraña 
Neuralgia del Trigémino 
Parálisis facial (estadio temprano) 
Neuropatía periférica 
Secuelas de Accidente Vascular Cerebral 
Síndrome de Meniere 
Vejiga neurógena 
Enuresis nocturna 
Neuralgia intercostal 
Dolor del miembro fantasma

Cómo hemos visto, con el uso de acupuntura y medicina tradicional china podemos proporcionar una gran calidad de vida a nuestros mayores, para que así mantengan su independencia el mayor tiempo posible, sin achaque y felices.


Fuente.- http://www.holisticoonline.com/ Artículo de Fernando López Sánchez. Socio de COFENAT nº 5603

imagen.-Salud unComo/Occulus

07 junio 2017

Dolor de piernas y varices!

La variz es una vena que se dilatada y se hincha por debajo de la piel y se produce porque las venas pierden su capacidad para que la sangre vaya en un solo sentido (pues las válvulas funcionan mal, lo que produce que la sangre se estanque y no se mueva) esto es lo que provoca dolor, pesadez de piernas y ¡las odiadas varices! Si no hay un buen movimiento de la sangre (estancamiento), se puede llegar a producir úlceras e incluso tromboflebitis, por lo que hay que cuidarlas mucho, cosa que muchos de nosotros no hacemos.




Los síntomas de las varices suelen ser :

coloración parda-grisácea en los tobillos y pantorrillas
dolor
úlceras en los tobillos
pesadez de piernas
hinchazón
sensación de calor en la piel
calambres nocturnos.

Las varices no sólo aparecen en las piernas, sino también en otras partes de nuestro cuerpo, como pueden ser:



En los testículos, se llaman varicoceles y hacen que los espermatozoides que allí se forman, no les llegue el oxígeno bien y no se desarrollen correctamente por lo que no tendrán movilidad, es una causa de infertilidad masculina

Dentro del recto y del ano, a las que llamamos hemorroides o popularmente “almorranas”. Seguro que a más de uno se le ponen los pelos de punta, sobre todo si acabas de dar a luz! ¿Verdad que sabéis lo que os digo?

¿Qué podemos hacer para mejorar todos estos síntomas? 

Pues lo primero es:
Caminar, para activar el retorno venoso.
Evitar cruzar las piernas, pues puede causar una disminución de dicho retorno venoso.
Poner las piernas en alto.


Si se puede utilizar medias de compresión, sobre todo si tu trabajo es estar muchas horas de pie.
Pierde peso (pues las personas obesas tienen más probabilidad de padecerlas que una que no lo sea).
entre los alimentos útiles se suele recomendar el arándano, frambuesas y grosellas negras, son ricos en antioxidantes.

Utiliza cremas especiales para la circulación tratando de dar masajes desde abajo del pie hacia arriba.
y numerosas plantas como el Castaño de Indias, Cola de Caballo, Arandanos, Milenrama, etc. 


fuente.-http://www.apotecaverde.com/blog/
imagen.-Webconsultas/Drugs.com/Ortopedia Plus

29 mayo 2017

Síndrome del túnel carpiano tratado con Acupuntura

Si tiene dolor en la muñeca que se extiende hacia el codo y hombro o se le duermen los dedos de la mano, especialmente el pulgar, el dolor aparece en la mañana y también en la noche, o se despierta de madrugada probablemente este padeciendo el Síndrome del Túnel Carpiano.

El túnel carpiano que es un pasadizo rígido y estrecho entre los ligamentos y los huesos del carpo por donde circula el nervio mediano y los tendones del flexor común de los dedos de la mano. Está delimitado en su parte proximal por los huesos pisiforme, semilunar, piramidal y escafoides y su parte distal por el trapecio, trapezoide, el grande y el ganchudo.

Sindrome Tunel Carpiano
El síndrome del túnel carpiano se produce por una compresión del nervio mediano en su recorrido por el túnel carpiano, bien porque se produce una inflamación de los tendones, producida por movimientos repetitivos que irritan los tendones, que discurren por el carpo, bien por un estrechamiento del propio túnel de carpo, el edema o la tenosinovitis de los tendones flexores pueden provocar un mayor volumen en el túnel carpiano desencadenando los síntomas característicos.

El síndrome del túnel carpiano es la más común y ampliamente conocida de las neuropatías por atrapamiento en las cuales los nervios periféricos del organismo están comprimidos o traumatizados.

 Se calcula que lo padecen entre el 0,1 % y el 10 %. El riego aumenta con la edad tanto para hombre como para mujeres con edades comprendidas entre 45 y 54 años. La prevalencia en la vejez es cuatro veces superior en las mujeres que en los hombres, probablemente porque el túnel carpiano es morfológicamente más estrecho en las mujeres. 

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del túnel carpiano?

Los síntomas suelen comenzar de forma gradual, con ardor y hormigueo frecuente o entumecimiento con picazón en la palma de la mano y los dedos, especialmente el pulgar, el índice y dedo medio.
Muchos pacientes que padecen síndrome de túnel carpiano comentan que sienten los dedos hinchados y sin fuerza, aunque no presenta inflamación. Muchos pacientes notan los primero síntomas por las noches porque duermen con las muñecas flexionadas y se despiertan con la necesidad de sacudir las manos. A medida que los síntomas empeoran, las personas pueden sentir hormigueo durante el día. 
La disminución de la fuerza puede dificultar cerrar el puño y coger objetos pequeños, o realizar otras tareas manuales. En casos crónicos o no tratados, los músculos en la base del pulgar podrían llegar a  atrofiarse y el paciente no puede diferencial entre el calor y el frío al tacto.

¿Causas del síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano a menudo es el resultado de una combinación de factores que aumentan la presión sobre el nervio mediano y los tendones en el túnel carpiano, en lugar de un problema con el nervio mismo. 
Predisposición genérica, el túnel del carpo más pequeño en algunas personas que en otras. 
Traumatismo o lesión en la muñeca que causa inflamación, como un esguince o una fractura.
Obesidad.
Sobreactividad de la glándula pituitaria.
Hipotiroidismo.
Artritis reumatoide.
Problemas mecánicos en la articulación de la muñeca.
Uso repetitivo de herramientas que producen vibraciones.
Retención de líquidos durante el embarazo o la menopausia.
Desarrollo de un quiste o tumor en el canal.
En varios estudios de investigación la deficiencia de vitamina B6 se ha asociado con el síndrome del túnel carpiano. Un estudio de la unidad de cirugía de la mano de Portland y Centro de Rehabilitación en Oregon examinó a 441 personas y encontró que los niveles más altos de vitamina B6 se asociaron con un menor número de síntomas del síndrome del túnel carpiano. Los investigadores también encontraron que los niveles más altos de vitamina C relacionados con reducidos niveles de vitamina B6 se asociaron con una mayor prevalencia y mayor frecuencia de los síntomas del túnel carpiano.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del túnel carpiano?

El diagnóstico y tratamiento precoces son importantes para evitar el daño permanente en el nervio mediano. 
Un examen físico de las manos, brazos, hombros y cuello puede ayudar a determinar si los síntomas que presenta el paciente están relacionados con las actividades diarias o con un trastorno subyacente, y puede descartar afecciones dolorosas que imitan al síndrome del túnel carpiano, como por ejemplo una compresión de los nervios a nivel cervical. Se examina la muñeca para detectar dolor, inflamación, calor y decoloración. Debe comprobarse la sensibilidad de cada dedo y los músculos en la base de la mano deben examinarse para evaluar la fuerza o si presentan signos de atrofia. Los análisis de laboratorio de rutina y las radiografías pueden revelar diabetes, artritis y fracturas.
Hay pruebas específicas para intentar reproducir los síntomas del síndrome del túnel carpiano. las más empleadas son las pruebas de Tinel y la de Phalen.
La prueba de Tinel consiste en golpear o presionar sobre el nervio mediano en la muñeca de la persona. La prueba es positiva cuando se produce hormigueo en los dedos.
La prueba Phalen consiste en realizar una flexión de la muñeca, implica hacer que la persona sostenga sus antebrazos verticales apuntando los dedos hacia abajo y presionando juntos los dorsos de las manos. La prueba es positiva si se producen síntomas como hormigueo o aumento del entumecimiento en los dedos en 1 minuto. 



A menudo es necesario confirmar el diagnóstico usando pruebas de electrodiagnóstico, por ejemplo, con una electromiografía en la que se inserta una aguja fina dentro de un músculo y se evalúa la actividad eléctrica del mismo para determinar la gravedad del daño sobre el nervio mediano. Las imágenes por ultrasonido pueden mostrar si el nervio mediano tiene un tamaño anormal. La resonancia magnética puede mostrar la anatomía de la muñeca, pero no es especialmente útil para diagnosticar el síndrome del túnel carpiano.

¿Cómo se trata el síndrome del túnel carpiano?

Si existen causas subyacentes como la diabetes o la artritis deben tratarse primero y urgentemente. Generalmente el tratamiento inicial implica descansar la mano y la muñeca afectadas durante al menos 2 semanas, evitando actividades que puedan empeorar los síntomas, e inmovilizando la muñeca para evitar mayor daño al girarla o doblarla. Si hay inflamación se puede aplicar frio reducir la hinchazón.
Los antiinflamatorios no esteroides, como la aspirina, el ibuprofeno pueden aliviar los síntomas recientes o los provocados por una actividad que han fatigado los tejidos. Los corticosteroides inyectados en la muñeca pueden reducir la presión sobre el nervio mediano y proporcionar alivio para síntomas de leves a moderados. 
Si los síntomas no mejoras se recurre entonces a la liberación del túnel carpiano mediante cirugía. La operación consiste en cortar la banda de tejido alrededor de la muñeca para reducir la presión sobre el nervio mediano. Aunque los síntomas pueden aliviarse inmediatamente después de la cirugía, la recuperación de la cirugía del túnel carpiano puede llevar meses. En algunos casos pueden aparecer, daño nervioso, rigidez, dolor en la cicatriz, pérdida de fuerza en la muñeca debido a que el ligamento carpiano está cortado. En general los pacientes necesitan fisioterapia después de la operación para recuperar la fuerza de la muñeca. 

Síndrome del túnel carpiano tratado con acupuntura

Si en algo tiene fama la acupuntura es en el tratamiento de las patologías inflamatorias y dolorosas.
Para tratar el Síndrome del túnel carpiano utilizaremos puntos locales de la muñeca para reducir la inflamación de los tejidos y restaurar la circulación de Qi y Xue.
Para realizar el tratamiento se puede acupuntura convencional con electroestimulación, moxibustión y láser, todo ello aplicado localmente y el paciente nota mejoría de sus síntomas desde la primera sesión.
Los meridianos que empleamos para este tratamiento son Pericardio, San Jiao, Intestino grueso, Intestino delgado, que son los que tienen su recorrido por las muñecas.
Si el paciente ha recurrido a la cirugía también podemos utilizar la acupuntura para el postoperatorio y eliminar las adherencias propias de cualquier operación para mejorar así los resultados obtenidos de la cirugía.
Investigadores de la universidad de Harvard realizaron un estudio para ver funciona la acupuntura en esta patología, para ello han rastreado el cerebro y el sistema nervioso en busca de cambios que pueden ayudar a explicar por qué el tratamiento de acupuntura mejora el síndrome del túnel carpiano.
Se realizaron pruebas de conducción de MRI y nerviosas funcionales antes y después de los procedimientos para medir el efecto sobre el cerebro y los nervios.

Los científicos asignaron al azar a 80 personas con el síndrome del túnel carpiano de nivel leve o moderada a uno de tres grupos. Al primero se le practico acupuntura en la muñeca y el tobillo. Al segundo se le aplico acupuntura solo en la muñeca. Y el tercero recibió acupuntura simulada, utilizando agujas falsas cerca de la muñeca afectada, como placebo.
Los tres grupos encontraron alivio del dolor, pero los dos grupos que recibieron tratamiento de acupuntura real mostraron mejoras fisiológicas mensurables en los centros de dolor en el cerebro y los nervios, mientras que la acupuntura simulada no produjo tales cambios. Estas mejoras en las medidas del cerebro equivalen a un mayor alivio del dolor tres meses después de las pruebas, un efecto a largo plazo que el placebo no proporcionó. 

Vitaly Napadow

“Lo que es realmente interesante aquí es que estamos evaluando la acupuntura usando los resultados objetivos”, dijo el autor principal, Vitaly Napadow, investigador en la Universidad de Harvard. La acupuntura simulada es efectiva para aliviar el dolor temporalmente, pero la acupuntura verdadera produce cambios fisiológicos duraderos y efectivos.

Fuente.- Universo Holistico/ Artículo de Fernando López Sánchez Asociado COFENAT nº 5603
imagenes.,- OrthoInfo - AAOS/ Martinos Center

11 mayo 2017

CANDIDA: Remedios Naturales

Remedios naturales para la candidiasis:

• Dieta: debes sobre todo de atender tu dieta para que incrementen tus defensas y el sistema inmune se restablezca y fortalezca. Incluye alimentos que tengan vitamina C como limones, guayabas, naranjas, brócoli, bayas, etc., en tu dieta. Si comes frutas, procura no mezclarlas con otros alimentos para que se aprovechen mejor y su azúcar no fermente otros alimentos, impidiendo el aprovechamiento de nutrientes. Evita lo más que puedas productos refinados y procesados, adicionados con colorantes artificiales, aditivos, conservadores y sobre todo azucares refinados que son pésimos en este momento. También evita fritos, embutidos y grasas animales e incluye más jugos de verduras frescas en tu dieta. Toma un diente de ajo en ayunas cada tercer día, con medio vaso de agua tibia. El ajo es un excelente fungicida y germicida, además, ayudara a depurar tu organismo y a fortalecer tu sistema inmune.

Candidas
• Evitar el consumo de azúcar refinada y sus derivados (pasteles, refrescos, enlatados, etc.) puede ayudar enormemente a reducir la candidiasis.

• Usa ropa cómoda que sea de algodón, evita fibras sintéticas y apretadas o ajustadas.

• Evita tratamientos antihongos locales de farmacia como cremas, supositorios, líquidos, y pastillas que solo atacan el síntoma pero no resuelven el problema ni curan la afección. También recuerda que mucho medicamento propicia y acentúa la posibilidad de la proliferación de las cándidas. Por eso lo mejor es el remedio y antibiótico natural como el que se menciona en el siguiente punto.

• Antibióticos naturales: la ventaja de estos antibióticos es que no solo atacan el síntoma sino que ayudan a fortalecer el sistema curativo del cuerpo, reforzando asombrosamente el sistema inmune. El ajo y el limón son antibióticos naturales por excelencia. Al ajo se le reconoce por sus poderosas propiedades antihongos y antibacterianas.

• Lavados locales con hierbas especiales: como té hecho de Pau d’Arco, un árbol suramericano que tendría propiedades antifúngicas, asi como árbol de te, manzanilla, etc.

Candidiasis bucal


• Para la boca: el aceite del árbol del té (Tea tree) puede diluirse en el agua y hacer gárgaras y buches con el.

• Candidiasis vaginal: además de todo lo que se menciona en el articulo, no uses toallas íntimas si no estas menstruando, la piel del área vaginal debe de respirar y airearse, lo cual no puede hacer si usas toallas diario (las cuales algunas tienen perfumes y materiales sintéticos que pueden irritar la vagina). Evita también el uso de prendas íntimas sintéticas. Lo mejor es usar prendas de algodón y cambiar la prenda lo más pronto posible si esta se ensucia o moja.

Si vas a usar jabones o detergentes corrosivos para lavar trastes o ropa, utiliza guantes para proteger tus manos. Estos productos suelen romper el equilibrio biológico de la piel ya que tienen fuertes sustancias que tienen la capacidad de arrastrar la grasa, y por ende, también afectan el sebo cutáneo, capa donde se encuentran sustancias de inmunidad inespecífica. Si esta capa se rompe o desequilibra, entonces, la Cándida no encuentra la barrera que le impide su proliferación. Los detergentes provocan una maceración de la piel, entonces la humedad ablanda la cutícula de la uña y queda un espacio virtual entre la uña y la piel, y es cuando proliferan las Cándidas.

Candidas vaginale

Práctica macrobiótica, la cual no sólo es un modo de comer, sino una filosofía de vida. Hay que tomar en cuenta que evitar hongos, infecciones o cualquier otra afección no sólo esta relacionada con un modo de comer sino con todo un conjunto de hábitos que incluyen la alimentación, los hábitos de vida y el modo de pensar y enfocar la vida.

• Propóleo: Tomar propóleo también es de gran ayuda para combatir infecciones y reforzar sistema inmune.

• Depura tu cuerpo: los hongos tienen mucho que ver con tener una sangre cargada de tóxicos y ácidos. Si deseas hacer una cura profunda, busca alguna dieta depurativa par a que el organismo se restablezca y vuelva a su equilibrio natural.

• Agua de mar: el agua de mar es una excelente alternativa para evitar todo tipo de hongos en la piel. Así que no dudes si vas al mar de bañarte en sus aguas medicinales.




Algo más sobre la candidiasis ….

Toma en cuenta tus emociones. Como toda afección, la candidiasis esta relacionada de forma profunda con las actitudes y modos de sentir y ver la vida. La irritación, el mal humor, el enojo guardado o contenido constantemente no sólo provocan que las defensas del cuerpo bajen, sino que el cuerpo en general se desequilibra y es más propenso a todo tipo de afecciones e infecciones. La candidiasis, por ejemplo, se relaciona con sentimientos fuertes de frustración, de exigencia y desconfianza, sobre todo en las relaciones. También se relaciona con un sentimiento de sentirse constantemente disperso o confundido. Se recomiendan aquí lecturas que ayuden a una nueva forma de enfoque de los problemas y experiencias de la vida, de manera que podamos tener una comprensión de lo que sentimos y de las personas con las que nos relacionamos.


fuente.-https://barcelonaalternativa.es/ Artículo de Angeles Castell
imagenes.-vinotag.info/Dermas.info/Biosalud/Soluciones Naturales