31 julio 2012

TECNICA METAMORFICA


¿Qué es la Técnica Metamórfica?

La Técnica Metamórfica es una técnica vibracional, que produce una transformación en el movimiento de la energía.
El principio de esta Técnica es reconectar al individuo con su período prenatal. De ésta manera se recupera la fuerza vital, que fue generada en el período de gestación; los bloqueos de energía pueden ser eliminados, actualizándose el potencial de Auto-Curación. Despertando el médico interno.

La Técnica Metamórfica consiste en unos toques suaves y concretos que se realizan en zonas reflejas.
Estos toques sutiles y energéticos reconectan y armonizan el resto de nuestro cuerpo por resonancia, despertando todo su poder de acción, así como restableciendo la conexión armoniosa entre nuestro Potencial que traemos con nosotros desde que nacemos a este mundo y nuestra vida actual.
Este es un punto crucial de la Técnica Metamórfica: se despierta el poder autosanador de quien recibe la técnica, se expresa su potencial y sale al exterior la perfección interior.

Es en sí misma sumamente agradable, tanto para el practicante como el paciente. Su característica es que produce una reacción diferente a otras técnicas, pues se trata puramente de una catalización.

¿En qué nos puede ayudar la Técnica Metamórfica? 

Esta terapia está indicada para todas las edades, desde bebés durante el embarazo, niños, adolescentes hasta los más ancianos…En casos de estrés, depresión, ansiedad, todo tipo de enfermedades que afectan el Sistema Nervioso incluido el cáncer y, muy especialmente en enfermos terminales, ya que ayuda a la aceptación del tránsito que están a punto de emprender (el nacimiento de una nueva realidad)

Se fundamenta el trabajo en zonas del pie que tienen influencia y relación con los aspectos mentales y emocionales del individuo. Con la técnica se libera y alivia la tensión mental y emocional, lo que induce a la relajación física.

El individuo recupera la fuerza vital; los bloqueos son eliminados y se produce la auto-curación. El efecto es placentero y relajante produciéndose una sensación de bienestar, fluidez y plenitud.

Es una herramienta única para la transformación personal. Indicada a cualquiera que desee hacer cambios que puedan incrementar su calidad de vida. No hay intervención física ni diagnosis, no hay necesidad de consultar o volver sobre el pasado o la historia médica de la persona. No somos conscientes del cambio porque proviene de nuestro interior. Nosotros somos el cambio.

Robert St. John observó que a partir de la concepción, el cigoto (célula resultante de la fusión del espermatozoide y el óvulo) en su constante generación celular, crecía en sentido longitudinal a lo que denominó céfalo-caudal; y estableció así su correspondencia con la columna vertebral.
Comprobó que todos los acontecimientos producidos a lo largo de la gestación, quedaban registrados en la misma y que trabajando las zonas reflejas, correspondientes a la columna vertebral, se producía un desbloqueo que beneficiaba a los pacientes con problemas de tipo emocional.

Sabemos que la vida fluye por el canal principal de la columna vertebral, y es capaz de crear la salud y armonía necesarias en el cuerpo físico y en perfecta sincronía, en todos los demás cuerpos energéticos que le rodean.
De la misma forma sabemos que el aspecto mental, el emocional y el físico están interconectados formando una Unidad integral. Lo que afecta a una parte afecta al resto, por consiguiente la Totalidad.


Articulo enviado por Purificación González Ruiz. Socia de APTN_COFENAT,nº 4485.-MALAGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario