21 noviembre 2012

APTN_COFENAT REIVINDICA EL PAPEL DE LOS ANTIBIOTICOS NATURALES



En el Día mundial del uso responsable de los antibióticos que se celebró el 18 de noviembre

APTN_COFENAT reivindica el papel de los antibióticos naturales

·         No producen efectos secundarios y, a diferencia de los antibióticos químicos que sólo son efectivos para infecciones bacterianas, sirven para combatir cualquier tipo de infección producida por virus y bacterias

·         Alimentos como el ajo, el romero o la cebolla pueden ayudarnos a combatir una infección si se aplica el tratamiento adecuado

  APTN_COFENAT, la Asociación de Profesionales de Terapias Naturales, con motivo de la celebración del Día Mundial del uso responsable de los antibióticos el 18 de noviembre, quiere reivindicar el papel de los antibióticos naturales y la Medicina Natural como métodos alternativos para la curación de infecciones.

Y es que las prácticas abusivas en el uso de los antibióticos –automedicación, interrupción de los tratamientos, prescripción incorrecta…- ha provocado que las bacterias se hayan hecho resistentes y que, en la actualidad, haya disminuido la capacidad antibiótica de diversas sustancias

Como comenta Roberto San Antonio, Presidente de APTN_COFENAT, “es ya sabido por todos que, cuando los antibióticos se usan incorrectamente o por razones equivocadas, las bacterias se vuelven inmunes”.

Por este motivo, APTN_COFENAT quiere informar de las posibilidades que ofrece la Medicina Natural para paliar las infecciones sin necesidad de tomar antibióticos químicos que provocan efectos secundarios (el principal, candidiasis debido a la depresión de la flora bacteriana en el aparato digestivo).

Los antibióticos naturales son aquellos remedios procedentes del mundo vegetal que son capaces de inhibir el crecimiento de microorganismos o de eliminarlos. Los principales antibióticos naturales son:

·         Ajo: sin duda el mejor bactericida y antiviral natural. La alicina, ingrediente activo del ajo, también ataca y destruye una amplia variedad de virus –a diferencia de los antibióticos químicos- así como infecciones bacterianas. Es eficaz para curar la gripe, resfriados, sinusitis, infecciones por cándidas y gripes digestivas.
·         Cebolla: de la misma familia del ajo es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis…). Usada externamente también se considera un buen desinfectante.
·         Equinácea: es efectiva por su capacidad para estimular el sistema inmunitario produciendo más glóbulos blancos.
·         Romero: considerado el ginseng ibérico contiene más de 40 principios antibacterianos y más de 20 antivíricos. Usado en infusiones puede ayudar a combatir los gérmenes de las enfermedades respiratorias o intestinales.
·         Miel y propóleo: la miel tiene propiedades antisépticas, expectorantes, cicatrizantes y vigorizantes. Es buena para las infecciones de bronquios y la tos además de cómo pomada antibiótica para las heridas e infecciones de la piel. El propóleo es otro poderoso antibiótico que fabrican las abejas para protegerse de las infecciones. Se utiliza para heridas o lesiones externas.

Por último San Antonio advierte que “hay que ser conscientes que los antibióticos están perdiendo eficacia a un ritmo impensable, precisamente por su consumo indiscriminado. Si se sigue administrando antibióticos al ritmo actual, podemos experimentar un retroceso médico y que, una simple infección bacteriana normal, pueda suponer un grave riesgo para el enfermo. Por este motivo reivindicamos el uso de los antibióticos naturales, porque no tienen efectos secundarios y su eficacia se ha demostrado a lo largo de la historia”.

Como conclusión San Antonio añade que “hay que replantear nuestro estilo actual de vida. Un sistema inmune fuerte nunca enferma pero, debido al estrés y a los actuales hábitos alimenticios incorrectos se somatizan enfermedades y esto conlleva que se deprima el sistema inmune y se produzca la enfermedad física en nuestro organismo”.

Sobre APTN_COFENAT

La Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales, APTN_COFENAT,  es una entidad asociativa y profesional de ámbito nacional  con casi 30 años de historia que reúne a más de 7.000 profesionales y a más de 50 escuelas de formación.

El objetivo fundamental de APTN_COFENAT es la representación y defensa de los intereses de todos los profesionales que ejercen y trabajan con Métodos Naturales de Salud, cuya denominación en la Unión Europea es la de Medicinas No Convencionales y Medicinas Tradicionales según la Organización Mundial de la Salud. Asimismo, la Asociación vela por la seguridad de los usuarios de estas técnicas promoviendo la información y la creación de un entorno profesional de aplicación de estas Terapias.


Puede encontrar más información sobre APTN_COFENAT en  www.cofenat.es

06 noviembre 2012

MEDICINA CHINA, MAS QUE AGUJAS


La acupuntura es una de sus técnicas más conocidas. Su eficacia está avalada por la Organización Mundial de la Salud en numerosas enfermedades y dolencias, pero, ¿ha oído hablar de la moxibustión, el Tui Na o el Chi Kung? Conoce la otra cara de esta medicina milenaria

La acupuntura es la especialidad de la medicina tradicional china que más ha impactado en Occidente; de hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe “Acupuntura: Revisión y análisis de informes sobre ensayos clínicos controlados”, recoge todos aquellos síntomas y afecciones en las que ha sido probada su eficacia.
Sin embargo, la medicina china es algo más que agujas.
La fitoterapia, el Tui Na, la regulación de los hábitos dietéticos, prácticas de Chi Kung o la moxibustión son otras ramas de una medicina considerada como terapia alternativa pero que tiene más de 4.000 años de existencia.
La medicina tradicional china se basa según el doctor Carlos Llopis, secretario de la Fundación Europea de Medicina China, en regular energías internas que hay en el cuerpo buscando un equilibrio entre el individuo y el exterior.
Thomas Richard, presidente de la Comisión de Medicina Tradicional China de la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales (APTN-COFENAT), explica que las más utilizadas son la acupuntura, la fitoterapia y el masaje Tui Na. “Cuando hablamos de medicina china hablamos de acupuntura, es una idea que se debería ir cambiando, pero es la realidad de momento”, comenta.
Según este experto, la medicina tradicional china puede abordar todo tipo de desequilibrios energéticos, el más habitual el dolor, aunque también se puede aplicar en ginecología, dolor menstrual, trastornos del estado del ánimo, insomnio, estrés o ansiedad, entre otros.
“La forma de diagnosticar de la medicina china también es muy diferente a la medicina convencional. La palpitación del pulso, la observación de la persona (postura, gestos, color de la piel o de la lengua), de su voz y respiración u oler su cuerpo, son tácticas muy comunes para determinar el estado energético global”, afirma Richard.
El doctor en farmacia Carlos Llopis cuenta a EFEsalud en que consiste cada una de las técnicas que forman la medicina tradicional china:
Fitoterapia. Consiste en el uso de plantas medicinales para conseguir una regulación del cuerpo o de las partes que se encuentran alteradas. La diferencia con la fitoterapia occidental es que no solo son importantes sus principios activos si no que también se tiene en cuenta por ejemplo el sabor y las reacciones determinadas que tiene este en el organismo.
Fitoterapía:

Foto cedida por la Fundación Europea de MTC


“Los ingredientes principales son plantas medicinales, aunque antiguamente también se utilizaban otros elementos como partes de animales o minerales como el yeso y el talco”, añade Llopis.
Tui Na. Son terapias manuales que buscan la acción en determinados puntos energéticos. Su aplicación tiene numerosos beneficios para la circulación sanguínea, los músculos o las articulaciones pero también para problemas internos como la eneuresis infantil, para ayudar a controlar la perdida de orina involuntaria.
El Chi Kung o Qi Gong es la realización de movimientos muy pausados en el que el objetivo final es mejorar la circulación energética trabajando con cuerpo, mente y respiración. La gran ventaja que ofrece es que lo pueden realizar tanto personas de avanzada edad como jóvenes porque no supone un gran esfuerzo al practicante y ayuda a mantener lubricadas todas las articulaciones.
Acupuntura. Consiste en la inserción de unas finas agujas en ciertos puntos claves de unos canales que recorren el cuerpo y que regulan el equilibrio energético del organismo.
Moxibustión. Actúa en estos mismos puntos pero aplicando calor local mediante puros de artemisia y ventosas. La moxa suele venir preparada y triturada para que se puede hacer una masa y aplicarla en una aguja acupuntural o bien en puros de moxa, que se acercan a la piel, sin producir prácticamente ceniza.

EFE/Mark


Demanda social
El doctor Carlos Llopis afirma que el perfil del usuario de esta medicina ha evolucionado en las últimas décadas. “Hace veinte años la persona que buscaba esta medicina lo hacía como última opción, pero ahora la población la busca directamente, bien porque ha oído hablar a algún familiar o amigo sobre ella o porque se ha informado personalmente”, asegura.
En cuanto a la formación, las cosas han cambiado. La Fundación Europea de Medicina Tradicional China lleva veintitrés años trabajando en la difusión, docencia, investigación y defensa de la práctica de la medicina china en España y Europa, con el aval de numerosas instituciones y universidades de medicina china.
Llopis comenta que empezaron con cursos en colaboración con la Universidad de Beijing y Yunan con 15 alumnos; “en la actualidad tenemos más de 900 matriculados en nuestros centros de Barcelona, Amposta, Madrid y Valencia”.
Tanto la Fundación como la Asociación APTN-COFENAT, abogan por la regulación de estos estudios universitarios como sucede en otros países como Alemania, Inglaterra o Australia. “Es un tema que urge porque la sociedad lo pide y en el mercado te puedes encontrar con gente cualificada y preparada y otra que no lo está”, explica.
Por otra parte el doctor Llopis también habla de la posible identificación que se puede hacer entre la medicina china y los masajes en la calle y asegura que no es nada buena esta imagen porque se relega esta medicina a un estatus de tercera.
“Nosotros lo que queremos es que el que ejerza esta medicina sea profesional, riguroso y serio y para ello necesita una buena formación que finalmente repercutirá en el usuario”, apunta.


NOTICIA APARECIDA EN EFE SALUD






01 noviembre 2012

LA OSTEOPATIA PUEDE TRATAR CON EXITO LA EPICONDIOPATIA


La Osteopatía puede tratar con éxito la epicondilopatía crónica humerorradial, disminuye el dolor y aumenta la fuerza.

Son los resultados y conclusiones de un estudio publicado en Forsch Komplementarmed Klass Naturheilkd, en abril de 2004;
11(2): 93-7. Sobre: osteopatía frente a tratamiento ortopédico para epicondilopatía crónica humerorradial: un ensayo aleatorio controlado. Por Geldschläger S. Fuente: Praxis für Osteopatía/Naturheikunde, München, Alemania.

RESUMEN:

Antecedentes: la epicondilopatía humerorradial es causada principalmente por una sobrecarga de los músculos extensores de la mano, la parte afectada es generalmente la mano dominante. Hay una multitud de métodos de tratamiento, ninguno de ellos, sin embargo, puede garantizar el éxito.

Objetivo: ¿Puede un tratamiento osteopático reducir el dolor en la epicondilopatía crónica humerorradial con más eficacia que un tratamiento ortopédico?.

Diseño del estudio: Estudio clínico aleatorio controlado.

Material y métodos: 53 pacientes fueron distribuidos al azar entre el grupo de examen y el grupo de control y tratados durante 8 semanas: 
- El tratamiento osteopático se realiza exclusivamente de forma manual, con técnicas extructurales, viscerales, y craneosacras, escogidas individualmente para cada paciente.
- El tratamiento ortopédico se realizó con técnicas de quiropráxia, antiflogísticos, y con inyecciones de cortisona para la mayoría de ellos.

Para evaluar los resultados fueron utilizados 4 test comunes, para valorar el dolor y la fuerza: la prueba de presión del dolor, el test de Thomsen, la prueba de extensión de dedos medios, y el test de fuerza. Además, se efectuó un cuestionario sobre las circunstancias concomitantes de la epicondilopatía crónico humerorradial.

Resultados: la sensación subjetiva de dolor se redujo de 50% a 33% (p<0,01) en el grupo de intervención y del 48% al 32% (p=0,03) en el grupo ortopédico. Pudo ser medida una reducción del dolor, así como un aumento de la fuerza. Sin embargo, la diferencia entre los dos métodos de tratamiento no fue estadísticamente significativa.

Conclusiones: en este estudio se pudo tratar con éxito la epicondilopatía crónica humerorradial con un enfoque osteopático. No se pudo probar una diferencia significativa con el tratamiento ortopédico.









Artículo enviado por Gabriel Díaz. Responsable del Comité Científico de Osteopatía de APTN_COFENAT