14 enero 2013

TECNICAS NATURALES. ¿CLIENTE O PACIENTE?


Las Terapias Naturales engloban Técnicas muy diferentes (Alimentarias, fitocomplementarias, manuales, sensoriales, energéticas, psicofísicas, etc).
Su práctica se encuadra en un marco “alegal”, que no es lo mismo que ilegal y podemos resumir su situación en los siguientes puntos:
1.  No está regulada por las diferentes Administraciones gubernamentales.
2.  Sin embargo, se recogen bajo un mismo epígrafe en la Administración de Hacienda y por tanto, exigen pagar impuestos y cotizar en a la Seguridad Social.
Por tal motivo, es necesario cuidar el lenguaje, la vestimenta y algunos otros factores, pues no somos médicos ni personal sanitario, gremios que si están reconocidos legalmente.
Cuando por ejemplo, en mi página web utilizo el término “cliente”, lo hago porque no puedo utilizar el término “paciente” y no porque vaya a cobrar más o menos dinero. Las palabras “terapeuta” o “terapia” deben dejar claro en qué ámbito me estoy moviendo (Por ejemplo, Terapeuta de Reiki). No se puede utilizar la ropa que suelen utilizar los médicos, para no crear confusión en los “clientes-pacientes”…
Y por supuesto, todo lo anterior no debe suponer una reducción en la profesionalidad y formación de los profesionales que practicamos cualquiera de estas técnicas.
Pero por encima de todo, el terapeuta natural, -en mi caso y como ejemplo el Terapeuta de Reiki-, nunca puede dar un diagnóstico, ni recetar productos y por supuesto, tampoco puede recomendar a sus “clientes” que dejen de tomar los medicamentos que les hayan recetado los médicos, pues sólo ellos pueden establecer la pauta adecuada para cada caso.
Las Técnicas Naturales se consideran complementarias de la medicina convencional. El uso combinado de ambas produce mejoras considerables, aunque sólo sea porque a través de ellas introducimos en nuestra vida factores más saludables, lo que a la larga se nota tanto en nuestra salud como en nuestro bolsillo.
De hecho, las instituciones europeas están a favor de su inclusión en los sistemas nacionales de salud, debido a su probada eficacia y a la reducción del gasto que esto supondría para los diferentes Estados (Conferencia EU CAM de Medicina Complementaria y Alternativa en Bruselas entre el 8 y 10 de octubre de 2012), y por el momento, la acupuntura ya ha conseguido un mayor reconocimiento desde el punto de vista legal y Reiki ya se utiliza en diferentes hospitales para finalidades muy concretas (Paliativas, relajantes, ayuda en tratamientos de quimioterapia, etc). 
Lo bueno sería conseguir una “medicina integrativa”: Disciplinas convencionales y naturales y equipos multidisciplinares al servicio del usuario.
Diferente es el caso de las “terapias alternativas”. Si son alternativas, no son complementarias. El mismo término lo indica: Serían una alternativa a la medicina convencional y por tanto excluyente.
Así que por el momento, la decisión de acudir o no a un terapeuta natural y/o alternativo depende del “cliente-paciente” (En Reiki incluso “receptor”), por lo que es importante que éste se asesore previamente tanto para elegir técnica más adecuada a su caso y el “terapeuta no convencional” al que acudir con confianza.


Artículo enviado por Concepción Sanz.-Soci@ de APTN_COFENAT. nº 4946.- Madrid



No hay comentarios:

Publicar un comentario