17 junio 2013

EL TOMATE Y SU PODER ANTICANCERIGENO, PURIFICADOR Y ALCALINIZANTE

El tomate procede de América del Sur y Central y llegó a Europa de mano de los colonizadores españoles. Al principio se usaban como planta decorativa pero pronto entró en las cocinas y pasó a formar parte de la dieta de los europeos.

Son muchas las variedades de tomates que existen, lo que nos ofrece tomates de diferentes formas, tamaño e incluso diferente color. Existen los pequeños tomates cherry, tomates amarillos, el tomate de pera o el tomate verde, entre otros.

Su color rojo característico se debe a la presencia de  licopeno, se deposita en los testículos, los ovarios, el intestino, el estómago, los riñones, la próstata, el páncreas y la piel cumpliendo diferentes roles. El licopeno es un pigmento que abunda en el tomate maduro y es antioxidante, por lo que actúan de forma beneficiosa sobre nuestro sistema inmunológico y protege  al organismo de los radicales libres. El licopeno reduce las probabilidades de padecer varios tipos de cáncer, entre ellos el de pulmón, de mama, de estómago o de próstata, donde la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard indica que consumir 6-7 mg diarios reduce en más del 20 % el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Pero además el tomate nos aporta Vitaminas C, E y A, y es rico en cobre y además posee otros minerales como el hierro, magnesio o sodio.

Propiedades del tomate:

  • Alcaliniza la sangre, lo cual es beneficioso para todo el organismo.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y en general problemas cardiovasculares.
  • Purifica y desintoxica el hígado.
  • Nos refresca y aporta agua biológica muy beneficiosa.
  • Posee un ligero efecto laxante.
  • El tomate cuida el estado del músculo, incluyendo el cardiaco.
  • Colabora con la regulación del colesterol malo
  • Gracias al licopeno que posee, combate los radicales libres y evita o retrasa los dañeos en las articulaciones, músculos e incluso a las células cerebrales.
  • El tomate es calmante, diurético y remineralizante.
  • Consumir tomates nos ayuda a proteger el tejido óseo.
  • Los tomates pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, de estómato o de mama, entre otros.
  • Por su alto contenido en potasio es muy favorable para regular el corazón, los músculos y los nervios.



FUENTE.- ecoagricultor.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario