03 junio 2013

QUE ES LA MEDICINA HOLISTICA?

La  MEDICINA HOLISTICA más conocida como Alternativa considera que el universo es una  unidad que funciona de manera interrelacionada. Siendo el   hombre  uno de sus integrantes, este debe su salud al funcionamiento armónico de todo su ser (mente, cuerpo, espíritu) y a sus relaciones con los demás seres de  la naturaleza.

En 1978  la OMS evalúa que un gran porcentaje de la población mundial es tratada por terapeutas tradicionales como  homeópatas, acupunturistas, chamanes, resolviendo sus problemas de salud sin necesidad de acudir a la medicina oficial, esta situación motivó a que se tuvieran en cuenta estos saberes y se le denominó Medicina Alternativa, pero el mejor nombre para llamarla es Medicina Holística que significa Medicina Integral.

La  Medicina Holística basa su filosofía en el nuevo paradigma, el paradigma de la interconexión de los seres que habitan el universo, concepción que no es nueva pues  ha venido siendo manejada por las medicinas ancestrales en Egipto, China, India y América, desde hace miles de años. Hoy gracias a los avances científicos, en la física, en la termodinámica en las neurociencias, en la psicoinmunoencocrinología y a los aportes de la psicología, la antropología y la ecología, muchos de los principios diagnósticos y terapéuticos de la  Medicina Holística  pueden  ser  explicados y cuantificados  de acuerdo a las exigencias del método científico.

Principios de la medicina holística

El objetivo principal de la medicina holística es la salud óptima. Esto quiere decir que todas las partes de nuestro cuerpo y mente funcionen en su nivel óptimo y en equilibrio, estando por ende completamente vivos. Además, la medicina holística se centra en el amor como poder curativo, considerándolo el más potente de todos.

Desde esta práctica se considera al ser humano en su totalidad, para de esta forma intentar prevenir en la mayor medida de lo posible las enfermedades, además de tratar las ya existentes en un ámbito integral, y no únicamente tratando los síntomas. Los profesionales holísticos intentan que el propio paciente sane por su cuenta, ya que se considera que todas las personas tienen un poder sanador innato.

La medicina holística no rechaza a la medicina tradicional, más bien todo lo contrario. En ocasiones se utilizan tratamientos tradicionales, medicamentos y cirugías, pero también se acompañan de actividades complementarias y cambios en el estilo de vida.

Además, se valora muchísimo la relación entre el médico y el paciente, que se considera fundamental en la medicina para entender, comprender y complementar los puntos de vista de ambas partes. Consideran que cada cosa que sucede es una forma de aprender, y que los médicos holísticos tienen que enseñar dando el ejemplo.

Terapias alternativas utilizadas en la medicina holística
Las terapias alternativas utilizadas en la medicina holística pueden ir desde cambios en el estilo de vida -dejar de fumar, cambios en la dieta, vida más activa- hasta utilizar métodos particulares como la homeopatía, la acupuntura, la hipnosis, la meditación o el yoga. En ocasiones aconsejan a sus pacientes la inclusión en grupos de apoyo y asesoramiento para diferentes causas.

Con la utilización de diferentes tratamientos que se ocupen del cuerpo, la mente y el alma, el paciente puede llegar a un estado de bienestar total, y no solo de la salud de una parte de su cuerpo. Esto se debe a que muchos médicos holísticos consideran que la mayoría de las enfermedades tienen una causa subyacente que a menudo no se trata mediante la medicina tradicional.

La medicina holística tiene sus raíces en tradiciones antiguas de curación. Fue promovida por personas como Platón o Sócrates, así como también por Hipócrates. Pero fue recién en 1926 cuando se acuñó el término holismo por Jan Christiaan Smuts, aunque el punto álgido de esta metodología se dio en la década de 1970.

Bases de las terapias holísticas:

Equilibrio del cuerpo
“La medicina holística se caracteriza por centrar su atención sobre toda la persona, en vez de en una o algunas de sus partes, y al igual que la naturista, considera que no es el terapeuta el que cura sino la capacidad de autosanación propia de cada persona, apoyada por el médico”, explica la psicóloga y terapeuta Margarita García Marqués, directora del Centro HARA de Terapias Alternativas, de Madrid.

Tratamiento personalizado
Para la medicina holística la conservación de la salud o el tratamiento de un trastorno debe adaptarse
a cada persona, cuyas características y necesidades son diferentes de las demás, y puede abordarse por medio de distintas medicinas naturales, desde la acupuntura o la fitoterapia hasta la homeopatía o la bioenergética.

Según los terapeutas holísticos, para mantenernos sanos o recuperarnos de nuestras enfermedades debemos desarrollar una cultura de la salud y llevar un estilo de vida sano, que evite los factores que nos perjudican y favorezca los que nos benefician, cuidando especialmente una serie de factores de equilibrio y teniendo en cuenta una serie de principios básicos:

Cada persona es única
Los llamados holoterapeutas analizan la vitalidad del paciente, detectan sus puntos débiles y fuertes, se interesan por sus condiciones de vida e historia personal e indagan en su tipo constitucional, conformado por sus energías, propensiones y procesos característicos. En base a estos datos, le ayudan de distintas maneras a recuperarse. Según esta estrategia, dos personas con los mismos síntomas pueden recibir tratamientos diferentes y evolucionar desigualmente.

Despertar la autocuración
La holística se basa en la capacidad de curarse uno mismo, fundamentada en la existencia de una energía vital u orden interno que gobierna los proceso del organismo. Un antiguo aforismo latino indica que “Medicus curat, natura sanat”, lo que significa que es la naturaleza del enfermo la que efectúa la verdadera curación, en tanto que el médico actúa dirigiendo, potenciando, entrenando o activando la fuerza curativa o capacidad regeneradora que posee todo organismo, e impidiendo las circunstancias que la menoscaben.


FUENTE.- buenasalud.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario