29 julio 2013

EL EFECTO ANTI-DIABETES DE LA CANELA

La corteza de la Canela está siendo objeto de múltiples investigaciones ya que podría ser útil para controlar los niveles de glucosa en sangre de los pacientes con diabetes tipo 2 o diabetes no dependiente de insulina.

La corteza del canelo (Cinnamomum zeylanicum) es una de las especias más apreciadas desde la antigüedad. Se utiliza por su aroma y especial sabor en pastelería, acompañando a frutas, en preparaciones saladas de carnes y aves y junto al té, café y chocolate, entre otras muchas aplicaciones culinarias.




Pero además de su valor gastronómico, la corteza de canela se ha empleado en la medicina tradicional como digestiva, para estimular el apetito, en los resfriados para hacer la mucosidad más fluida, como antidiabética y como afrodisíaca.

En los últimos años, diversos ensayos han puesto de manifiesto que un compuesto presente en la corteza de la canela (un polifenol polímero de metil-hidroxi-chalcona) podría mejorara la respuesta de las células a la insulina. La falta de sensibilidad a la insulina por parte de las células de los diferentes tejidos es una de las principales causas de que aparezca diabetes secundaria o diabetes tipo 2.

Asimismo, no se descarta que haya otros componentes en la corteza de canela que, junto con el anterior, contribuyan al efecto antidiabético de esta especia.

En ensayos clínicos realizados en humanos se ha puesto de manifiesto que el consumo de canela a una dosis de entre 1 y 6 g al día puede ser beneficioso para controlar los niveles de glucosa en sangre en pacientes con hiperglucemias y con diabetes tipo 2.

Estos estudios son muy recientes, por lo que es necesario que pase más tiempo para demostrar que la canela también es eficaz para controlar la diabetes tipo 2 a largo plazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario