22 julio 2013

LINO : PROPIEDADES Y BENEFICIOS

El lino (Linum usitatissimum) es una planta cultivada desde hace mucho tiempo, tanto para usos textiles como para aprovecharse de las propiedades medicinales de sus semillas.

La linaza es la semilla de la planta del lino. Las semillas de lino se encuentran dentro del fruto y tienen forma aplanada y un color marrón brillante.

La semilla del lino se puede tomar entera o molida en forma de harina. De esta misma semilla se obtiene el aceite de linaza. Hay que distinguir entre el aceite de linaza industrial y el que se utiliza para fines medicinales. El primero es tóxico y no debe ingerirse.

Propiedades del lino:

La linaza es una semilla con un contenido elevadísimo de ácidos grasos esenciales (entre ellos el ácido alfa-linolénico, uno de los de los llamados Omega-3). Entre las principales propiedades que le otorga este componente podríamos destacar las siguientes:

Ayuda a reducir el “colesterol malo”. Esta semilla, además del ácido alfa-linolénico, contiene cerca de otros 20 principios con propiedades anticolesterolímicas.
Ayuda a dilatar las arterias.
Por su riqueza en mucílagos, presenta una gran capacidad para envolver las toxinas en el organismo y expulsarlas con las heces antes de que sean absorbidas por el intestino.
Los ácidos Omega-3 son responsables de la producción de prostaglandinas PG3. Este tipo de prostaglandinas tienen propiedades antiinflamatorias.
La capacidad emoliente o suavizante de los mucílagos es de mucha ayuda porque crea una capa mucilaginosa, es decir, pegajosa y húmeda, que suaviza o protege contra las mucosas irritadas.
Las semillas, además de mucílagos y pectinas, ambos con propiedades suavizantes para la piel, son ricas en componentes antibacterianos. Todo ello, unido a las propiedades vulnerarias de la sacarosa y el zinc, le otorgan propiedades adecuadas para la reparación, protección y cuidado de la piel y el cabello.
Posee también una cantidad elevadísimas de lignanos, que neutralizan el exceso de estrógenos que se producen en el organismo de una forma natural o debida a la ingestión de carnes animales, muy ricas en este componente.

Beneficios del lino:

A nivel digestivo, las semillas poseen cualidades como laxante, por lo cual es recomendado para casos de estreñimiento. Debido a su contenido en mucílago y fibra es lubrificante de las heces y no lastima o irrita la mucosa digestiva. Su efecto laxante es algo lento, y en el estreñimiento crónico puede tardar hasta tres días en hacer efecto.

En el sistema respiratorio, gracias a su contenido en mucílago y sus propiedades como pectoral y expectorante, es frecuentemente utilizado en casos de catarros en las vías respiratorias altas.

Para el aparato cardiovascular es un excelente complemento alimenticio, pues por su alto contenido en ácidos grasos insaturados ayuda a prevenir el colesterol, la arteriosclerosis y el aumento de triglicéridos.

En cuanto a la piel, posee cualidades emolientes y revulsivas, por lo cual se utiliza la harina de las semillas en cataplasmas para aliviar irritaciones de la piel. También es madurador de abscesos y forúnculos.

En casos de amigdalitis, laringitis o faringitis es recomendado hacer gargarismos con el cocimiento de la harina de las semillas, pues gracias a su contenido en mucilago ayuda a aliviar la irritación de las mucosas irritadas. Posee propiedades como antiinflamatoria y emoliente de las mucosas respiratorias, digestivas y urinarias, así como también una leve acción anestésica.

Usos del lino :

Son muy variados:

Sobre el sistema circulatorio, ayuda a dilatar las arterias, prevenir la agregación de plaquetas en el torrente sanguíneo, disminuir la tensión arterial, rebajar el colesterol y disminuir inflamaciones, contribuyendo a prevenir la aparición de muchas enfermedades que tienen su origen en una circulación deficiente como arteriosclerosis, ataques cardiacos, anginas de pecho, ictus cerebrales, etc.
Se está investigando la posible relación entre la ingestión de alimentos ricos en Omega-3 y la menor incidencia de cánceres, fundamentalmente de cáncer de mama y colon. La riqueza en mucílagos de la linaza puede ser otra de las causas por las que los investigadores creen que esta semilla podría contribuir a la prevención de este tipo de cánceres.
La semilla es utilizada para el tratamiento de enfermedades en la que se produzcan inflamaciones, como la artritis reumatoide o el lupus, así como algunos síntomas del síndrome premenstrual.
La linaza es muy rica en mucílagos y pectinas. Estas fibras tienen la capacidad de absorber gran cantidad de agua para formar una pasta que aumenta el volumen de las heces y, consecuentemente, el movimiento del intestino. La ventaja de las semillas del lino, respecto a otros laxantes, es que no constituye un laxante estimulante al cual el organismo se acostumbra. Podemos dejarlo sin que el intestino lo necesite para conseguir una defecación normal. Además, la linaza contiene lignina y azufre, dos componentes con probadas propiedades laxantes.
Gastritis, acidez gástrica, inflamación intestinal, diverticulitis.
Nefritis, cistitis o uretritis. Su uso ayudará a combatir la inflamación de los riñones o la vejiga urinaria, así como las propias de la uretra.
En uso interno, para el tratamiento de la bronquitis o del catarro; en uso externo, para combatir las infecciones e irritaciones de la garganta, como en los casos de anginas o faringitis.
Cuidado de la piel y el pelo: forúnculos y abscesos, eccemas, quemaduras, cataratas, pérdida de cabello.
Metritis (inflamación de la matriz).

Ventajas del lino:

Las semillas de lino están consideradas uno de los mejores purgantes de origen vegetal y tomadas regularmente llegan a curar el estreñimiento crónico. Las semillas de lino se hinchan en el intestino durante la digestión y activan así el movimiento peristáltico intestinal.

Además contienen aceites grasos de efectos lubricantes que favorecen el efecto laxante y muy pequeñas cantidades de ácido cianhídrico pero que también contribuyen a su eficacia en tal sentido.

Efectos Secundarios del lino:

Para evitar la transformación de la linamarina en una peligrosa toxina, se aconseja comer las semillas del lino enteras. Se pueden realizar infusiones, siempre que estas estén realizadas en frío, ya que, de esta manera, se evita que actúe la enzima linamarasa. En caso de hervirlas, se deberá hacer por un tiempo mínimo de 10 minutos.

La harina de lino, utilizada externamente, puede producir reacciones en la piel si es demasiado antigua y se ha vuelto rancia, de ahí que se aconseja utilizarla rápidamente después de moler el grano. En las mismas condiciones el aceite también puede resultar irritante de la piel. Se aconseja guardar la harina o el aceite en la nevera dentro de un recipiente oscuro y hermético.

Contraindicaciones del lino:

Los preparados a base de semillas de lino no deben ingerirse en obstrucciones del esófago, intestino o píloro.

Estos preparados no deben suministrarse a personas con problemas de tiroides, porque pueden favorecer la aparición de bocio.

La ingestión de este alimento puede alterar la absorción de medicamentos, entre ellos la insulina de los diabéticos, haciendo que esta sea más tardía. El uso de preparados con lino no debe administrarse a personas que están tomando medicamentos sin el consentimiento del médico o especialista.

El aceite de linaza, con propiedades similares a las semillas, debe comprarse en herboristerías o farmacias, utilizando aquel que haya sido producido mediante procedimientos adecuados que inhiban las enzimas causantes de la liberación de ácido cianhídrico. Deben leerse con atención las instrucciones de uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario