22 julio 2013

¿QUE Y PARA QUE SIRVE LA N-ACETIL CISTEINA?

La N-acetil cisteína o también llamada NAC es cada vez mas conocida para nosotros ya que es muy común verlo en jarabes para la tos, etc.

Pues bien, en este post os voy a explicaros qué es y para que sirve el N-acetil cisteína.

Evitar la oxidación  de las células ha sido siempre uno de los puntos más perseguido, pues hablaremos de unos de los antioxidantes más potentes; el Nac.


¿Qué es?
Es una sustancia antioxidante, especialmente del pulmón el cual está expuesto a mayor riesgo por el aire tan polucinado que respiramos.

Además de ser un gran antioxidante sirve para la formación de Glutatión, sustancia antioxidante por excelencia. Este Glutatión refuerza el sistema inmunitario, protege a las células de un exceso de metales pesados y radicales libres. La opción de consumir Nac en vez de glutatión es mejor ya que éste tiene un inconveniente, que su vida es muy corta (minutos).

¿Qué son los radicales libres?
Son moléculas que llevan un electrón de más, lo cual las convierte en inestables, éstas moléculas buscan algo que les ayuda a estabilizarse produciendo reacciones en cadena y robando electrones unos de otros, de esta manera atacan a las membranas celulares (protección física de la célula).

Si hay un exceso pueden crear alteraciones de la salud.

Pero, ¿debemos arrasar con todos los radicales libres? Pues casualmente estos radicales libres son sustancias que creamos nosotros, (añadiendo también las que inhalamos o ingerimos) en una sustancia llama Peróxido segregada por los glóbulos blancos como defensa. Y nuestro cuerpo está preparado para barrer estos radicales libres tras concluir su función, pero no está preparado para hacer frente a los radicales externos, que son muchos y cada vez más.

¿En que nos puede ayudar el Nac?
Bronquitis, mejora la actividad de destrucción de las defensas en EPOC (Enfermedad Obstructiva Pulmonar Crónica).
Investigaciones indican que bajan el riesgo de cáncer y se ha comprobado que ayuda a reducir los efectos de la quimioterapia.
Se ha comprobado que reduce la intolerancia de la nitroglicerina (medicamento que dilata los vasos sanguíneos y alivia los problemas cardíacos), es decir, los pacientes no se habitúan y no necesitan aumentar paulatinamente la dosis.
Reduce la fatiga muscular.
Combate las bacterias de estafilococos.
Ayuda a la constante desintoxicación del hígado.
La dosis va generalmente de 500-200 mg/día como choque y como mantenimiento de 50-100 mg. Tiene sinergia con la vitamina C, Selenio y ácido lipóico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario