14 enero 2014

HELENIO PARA COMBATIR EL RESFRIADO

El helenio, también llamado enula, es una planta que ya se utilizaba en la época de los romanos como remedio expectorante para combatir todo tipo de afecciones respiratorias. Estimula la expulsión de las mucosidades acumuladas en bronquios y garganta y suaviza la mucosa de los pulmones. La decocción de helenio actúa como eficaz relajante gracias a uno de sus compuestos, la helenina, que ejerce una acción sedante sobre el sistema nervioso y calma la tos convulsiva o de tipo psicosomático




En invierno puede tomarse de forma preventiva o para frenar procesos gripales, amigdalitis y resfriados, ya que fortalece las defensas y también ejerce una acción sudorífica. Además, ayuda a recuperar el apetito y mejora la absorción de los nutrientes en períodos de convalecencia, con lo que contribuye a que el organismo pueda restablecer su equilibro. 

Para preparar en infusión, hay que verter ¼ de litro de agua hirviendo sobre una cucharadita de raíz de helenio. A continuación, se deja reposar 5 minutos y se cuela. Se pueden tomar dos o tres tazas al día de esta infusión, edulcorada con miel.

Otra opción es administrar helenio en extracto fluido -la dosis es de 15-20 gotas - o en tintura - se aplican 30 gotas. Hay que tomar el preparado tres veces al día. En pomada y ungüento, se utiliza para aliviar la piel en caso de urticaria, eccemas, heridas y úlceras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario