12 febrero 2014

LA LECHE DE VACA IMPLICADA EN UNA ENFERMEDAD RENAL EN NIÑOS LA GLOMERULONEFRITIS ESTRA-MEMBRANOSA

Investigadores franceses acaban de descubrir una nueva causa de la glomerulonefritis extra-membranosa en niños pequeños: un antígeno procedente de la leche de vaca. Una forma modificada catiónica de la albúmina sérica bovina podría ser absorbida y pasar a ubicarse a nivel del glomérulo, provocando la formación local de complejos inmunes. Este descubrimiento tiene consecuencias diagnósticas y terapéuticas importantes.

LA GLOMERULONEFRITIS extra-membranosa (GEM) es una causa frecuente de síndrome nefrótico en los adultos, pero es rara en los niños.

Se diagnostica por presencia, en la biopsia renal, de depósitos complejos inmunes a nivel de la membrana basal del glomérulo y por un espesamiento de la membrana de los capilares glomerulares.



Se ha responsabilizado de ello a diferentes antígenos. Entre los antígenos endógenos (en los podocitos) podemos señalar la endopeptidasa neutra responsable de la GEM congénita, así como el receptor de la fosfolipasa A2 de tipo M (PLA2R) responsable del 70% de los GEM denominados idiopáticos. También pueden estar implicados antígenos exógenos (virales, bacteriales, tumorales), ubicándose en los glomérulos y desencadenando la formación de complejos inmunes.

El equipo de los Doctores Hanna Debiec y Pierre Ronco INSERM, del Hospital Tenon de Paris centraron sus investigaciones en un antígeno alimenticio derivado de la leche de vaca, a saber la albúmina sérica bovina, para averiguar si podría estar implicado en algunos casos de GEM.
Sus investigaciones, publicadas en el “New England Journal of Medecine” se llevaron a cabo con una serie consecutiva de 50 pacientes con GEM idiopática (41 adultos y 9 niños) que habían sido objeto de biopsia renal entre 2004 y 2009; igualmente estudiaron 172 testigos (con otra enfermedad glomerular o sin proteinuria).

Resultado: 11 pacientes, entre ellos 4 niños, presentaban tasas sanguíneas elevadas de anticuerpos dirigidos contra la albúmina sérica bovina (Ac IgG1 e
La leche de vaca implicada en una enfermedad renal en niños
IgG4), así como tasas sanguíneas elevadas de albúmina sérica bovina, sin incremento de complejos inmunes circulantes.
Sólo en los 4 niños (de edades comprendidas entre 5 meses y 2 años y medio) se pudo detectar albúmina sérica en los depósitos inmunes glomerulares, y dicho antígeno estaba asociado a una IgG específicamente dirigida contra la albúmina sérica bovina.

Dichas observaciones sugieren fuertemente que el antígeno responsable de la GEM en estos 4 niños es la albúmina bovina catiónica.




En efecto, la albúmina sérica bovina catiónica se habría implantado en la pared aniónica de los capilares glomerulares provocando la formación de complejos inmunes.
Las circunstancias que llevaron a la formación de formas catiónicas de albúmina sérica bovina no están aún muy claras. Según los investigadores, el pH gástrico de los bebés o su barrera gastrointestinal inmadura podrían dar lugar a una absorción de fragmentos catiónicos de albúmina sérica bovina.

“La absorción de albúmina sérica bovina modificada y la inmunización contra dicha albúmina sérica bovina ha de considerarse una causa potencial de GEM en los niños y por ello hay que investigar la albúmina sérica bovina en los depósitos inmunes”, concluyen los investigadores.

En el caso de los niños que padecen esta forma de GEM, podría resultar beneficioso para ellos una alimentación sin leche de vaca, aunque aún está por determinar.
De modo más general, estos resultados plantean la posibilidad de que otros antígenos alimenticios puedan estar implicados en el desarrollo de la GEM.

Dra Véronique NGUYEN
“Le Quotidien du Médecin”, 6 de Junio de 2011
“New England Journal of Medicine”, 2 de Junio de 2011, Debiec et coll., p.2 101 y 2 158.

FUENTE.- Michel STÉPHAN®
Profesor en Dietética y Nutrición ASOIADO DE APTN-COFENAT nº 5441
34813 PORQUERA DE LOS INFANTES-PALENCIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario