18 marzo 2014

LA MEDICINA ALTERNATIVA Y LA SALUD DE HOY

La medicina alternativa es todo método curativo o preventivo que no forme parte del sistema oficial de salud de un país, zona o región.  Lo que es considerado medicina alternativa en un lugar, puede no serlo en otro.  Por ejemplo, hay países donde la acupuntura pertenece a la Secretaría o al Ministerio de salud pública y en esos casos no es alternativa, como en Cuba y China.  Por el contrario, hay otras naciones en las que la acupuntura es alternativa porque no es parte del sistema oficial de salud como la República Dominicana.



  Además de estos ejemplos también entran en el mismo renglón la fitoterapia, medicina bioeléctrica, digitopresión, reflexología, iridología, ozonoterapia, geoterapia, musicoterapia, magnetoterapia, hipnosis clínica, terapia floral de Bach, medicina ortomolecular y radiónica entre muchos más.  

  De la acupuntura se sabe que es utilizada desde hace mucho tiempo de manera empírica por el pueblo chino, pero a partir del 1979 la Organización Mundial de la Salud (OMS), la reconoció como eficaz en el tratamiento de 49 enfermedades y desórdenes como hernia discal, alergia, asma bronquial y náusea.  En el año 1998 la acupuntura fue avalada como efectiva en Estados Unidos de Norteamérica por consenso nacional y esto lo publicó el Journal of Amarican Medical Association (AMA).  Un año después, en México, la Universidad Autónoma Metropolitana inició la especialidad en acupuntura.



  Para el año 2010 la UNESCO declaró a la acupuntura y la moxibustión patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.  Lo que le da un valor incuestinable en el mundo.

  En septiembre del año 2013, ocurre un hecho que reseñó Reuters Health, donde la acupuntura alcanza dimensiones de alto carácter científico cuando el doctor Phillip Muskin, prestigioso psiquiatra del Centro Médico de la Universidad de Columbia N. Y., recomendó para el paciente de salud mental que no mejora, le pongan acupuntura porque es tan útil como la psicoterapia.  



FUENTE.- http://www.almomento.net/ Artículo de Arsenio Esteve Medina

No hay comentarios:

Publicar un comentario