08 abril 2014

CONOCER EL REIKI

Estamos en un momento de movimiento y cambio energético, donde muchos de nosotros sentimos que debemos cambiar cosas, avanzar, conocernos más a nosotros mismos, sentirnos más unidos con nuestra esencia.
Y por suerte se nos abren caminos y se nos ponen por delante señales que nos guían hacia nuestro crecimiento personal, para mejorar en todos los aspectos de nuestra vida.

¿Qué es el Reiki?

Uno de los medios para llegar a eso es el Reiki. En resumen, es una técnica de transferencia de energía curativa por imposición de manos.


Entendemos la enfermedad o la dolencia o malestar, físico, mental o emocional, como un bloqueo en el flujo de nuestra energía vital y una desconexión con la energía que hace moverse al Universo. Por eso la energía Reiki es curativa, porque deshace los bloqueos y nos permite fluir y equilibrarnos, para recuperar y mantener la salud y el bienestar y para ayudarnos en nuestro crecimiento personal.

Se trata de la misma energía de la que se ha hablado en muchas religiones y culturas: "prana" para los hindúes, "maná" para los kahunas, "chi" para los chinos, etc.

Todos tenemos energía Reiki y todos nos podemos conectar a ella para potenciar nuestra salud, vencer emociones negativas, favorecer la calma y la relajación y, si somos terapeutas, protegernos de desestabilizar nuestra energía vital a la vez que potenciamos cualquier otra terapia que hagamos.

Cualquier persona puede poner las manos sobre otra y ayudarle a sentirse mejor, gracias a su energía vital y corporal, pero iniciándonos en Reiki a través de un Maestro se nos capacita para canalizar Energía Universal para no desgastar la nuestra. Se elevan las vibraciones de los cuerpos físico y etérico y se abren los canales y centros energéticos, los chakras.



Alguien que practica Reiki no siente cansancio ni malestar al dar un tratamiento, solo es un canal a través del cual la energía sanadora pasa a quien lo recibe, beneficiando también al practicante.

Algo muy positivo del Reiki es la posibilidad de autotratarnos para mejorar dolencias físicas, darnos calma, relajarnos, equilibrar emociones.

Características del sistema de Reiki

Se puede practicar Reiki desde el primer día, desde que recibes la iniciación.
La facultad de usarlo no desaparece nunca.
Cuanto más practiques contigo mismo y con los demás, más fuerte será el flujo energético y mayores los beneficios.
No interfiere ninguna energía negativa.
Es efectivo también en las plantas y los animales.
Limpia y potencia objetos que utilicemos para terapia, como cristales de cuarzo, aceites de masaje, péndulos, flores de Bach, etc.
Potencia el efecto de otras terapias.
El efecto del Reiki es inmediato en dolores, heridas, hemorragias, etc.




Efectos del Reiki

Relajación y calma mental.
Se estimula nuestro organismo para mejorar las funciones vitales.
Sube las defensas.
Se equilibran los circuitos energéticos y las funciones metabólicas del cuerpo.
Alivia tensiones musculares y dolores en general.
Se liberan emociones reprimidas.
Se desarrolla la conciencia y se entra en un proceso de autoconocimiento.
Se beneficia el ser en su totalidad, yendo el flujo energético donde haga falta y equilibrando mente, cuerpo y emociones en conjunto.
Si queréis conocer un poco sobre que niveles existen de Reiki, pincha aquí.


FUENTE.- http://www.trucosnaturales.com/  Artículo de Mónica Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario