30 julio 2014

GYMNEMA SYLVESTRE. ¿LA CURA DE LA DIEABETES Y LA OBESIDAD?

Hablar de hierbas que curan siempre implica un riesgo de interpretación. En especial cuando estas hierbas comienzan una seria revolución del sistema farmacológico. Si bien no debe siquiera suponerse que la Gymnema Sylvestre puede curar la diabetes, se está agrupando una sólida evidencia científica de que esta hierba puede mejorar la calidad de vida de los enfermos de diabetes tipo 1 y 2, al grado de que, en algunos casos, puede significar la regeneración de células pancreáticas y la interrupción de otros tratamientos.



La Gymnema es un tratamiento milenario de la Medicina Ayurvédica (se ha introducido en homeopatía), que ha obtenido resultados positivos en la experimentación médica desde la década de los 40’s, ha vuelto a llamar la atención de la industria médica por un efecto colateral: combate el deseo de comer carbohidratos, lo que la hace ideal para transiciones a dietas propuestas recientemente, ricas en grasas, como la Dieta Paleolítica.

Un estudio sistemático de Astel, Mathai y Su (2013) de las plantas que se utilizan como supresoras de hambre en tratamientos contra la obesidad reveló que, de 14 estudios analizados, sólo dos plantas cumplían con los criterios y resultados requeridos para presumir que son efectivos auxiliares en el combate a la obesidad. Una de ellas es la Gymnema Sylvestre.

Unas gotas de Gymnema, también conocida como gurmar, inhiben por algunos el deseo de consumir azúcares y el placer que estos producen. Shimizu (1997) demostró que, además, la Gymnema impide la absorción de glucosa en los intestinos, con un impacto directo tanto en sobrepeso como en diabetes.

Ramkuma (2005) evaluó el efecto del extracto de Gymnema montanum, una variedad endémica de la Gymnema, en el cerebro, y concluye que podría servir para evitar el daño neurológico y en la retina que resultan de la hiperglucemia en pacientes diabéticos.

Pero el efecto más revelador de la Gymnema es a largo plazo. Además de sus cualidades anti-obesidad y anti-diabetes, previene la acumulación de triglicéridos en músculos e hígado y de ácidos grasos en el sistema circulatorio. Y como ningún otro tratamiento para la diabetes, ya sea tipo 1 ó 2, ayuda a la regeneración de células pancreáticas.



Shanmugasundaram (1990) experimentó el uso de Gymnema como único tratamiento en ratas a las que se había atacado químicamente las células-beta productoras de insulina en el páncreas. Sus niveles de glucosa se regularizaron entre 20 y 60 días y las células beta y de los islotes de Langerhans (directamente relacionados con diabetes) se duplicaron. Snigur (2008) y Ahmed (2010) repitieron experimentos similares con los mismos resultados. Pasaron 20 años de investigación que podría demostrar ser mejor que la metformina y otros tratamientos farmacológicos, pero no hubo avance en la introducción de la Gymnema como medicamento regular contra la diabetes en Occidente —una posible razón es que la investigación de la Gymnema es tan antigua que resulta imposible patentarla; ahora se le aprovecha como hierba adelgazante.

Aunque la planta contiene  cerca de 40 ingredientes activos, el más interesante es el ácido gymnémico, que se pretende aprovechar en concentrados y tabletas. Pero no es el único componente con propiedades regeneradoras de la Gymnema, y seguramente es mejor en su versión más natural, como tintura o extracto.

En diversos estudios, tanto in vitro como en animales, no se han encontrado efectos secundarios adversos por el consumo de Gymnema. Siendo una hierba que se utiliza desde hace 1,500 años en la India, esto no tendría que sorprender.

En septiembre del 2013, otra publicación aumentó el reconocimiento de las bondades de esta planta milagrosa. La revista de Terapias Integrativas contra el Cáncer usó la gymnema como tratamiento experimental contra cáncer de piel (melanoma A375), siguiendo una serie de estudios evaluativos. La planta ayudó en la regeneración de células anticancerígenas y aumentó la mortandad de células nocivas. El estudio sugiere los efectos anticancerígenos de la planta, y la necesidad de más estudios que evalúen sus cualidades.

Sin duda, es cuestión de tiempo para que la gymnema invada las farmacéuticas y los centros de terapias alternativas de Occidente. Sus cualidades extraordinarias y su aparente nula toxicidad, serán parteaguas para su consumo. Pero no debemos creer que hay, en alguna tierra remota, una planta fantástica que nos librará de nuestros males. Cualquier tratamiento es insuficiente si no se lleva con conciencia, y muchas veces, los hábitos son superiores (y deben anteceder siempre) al tratamiento.



La mejor medicina siempre será la actividad física, la buena dieta y la vida relajada. Consume alimentos que combaten la acumulación de grasas, evita el abuso de azúcares, alcohol, café y comida industrializada; haz ejercicios no extenuantes como yoga o Tai Chi, y haz tiempo en tu vida para disfrutar con tu familia y amigos actividades sanas que disfrutes y te hagan sonreír. Lo demás se curará solo. 


FUENTE.- http://www.about.com/espanol/  Artículo de José Valadés

28 julio 2014

JUGOS y LICUADOS PARA ELIMINAR TOXINAS

Los malos hábitos de vida, la mala alimentación y el estilo de vida sedentario, van acumulando en el cuerpo una gran cantidad de toxinas que con el tiempo pueden empezar a afectar gravemente la salud. Este tipo de sustancias suelen albergarse en los órganos principales y como consecuencia empieza un deterioro celular que a medida que pasa el tiempo se va agravando mucho más.

Todos estamos expuestos a una acumulación de toxinas en nuestro organismo y más aún si no llevamos un estilo de vida saludable, es por esta razón que los expertos recomiendan hacer al menos 2 limpiezas del organismo al año, a través de una dieta depurativa y diferentes hábitos que activan el metabolismo y facilitan la eliminación de todos estos desechos que el cuerpo no necesita.

Para ayudar con este proceso de limpieza, hoy te queremos recomendar los mejores jugos y Licuados depurativos,  que por sus propiedades facilitarán la eliminación de toxinas y además activarán los sistemas de defensa favoreciendo aún más tu organismo.



Licuado de melocotón

Este Licuado además de tener un sabor muy delicioso, tiene propiedades hidratantes, astringentes, antioxidantes, promueve la eliminación de toxinas, mejora la circulación y ayuda a prevenir cáncer de colon, próstata y pulmones.
Ingredientes

1 Vaso de Leche Descremada
½ Cucharita de Vainilla
6 Almendras
1 Cucharita de Miel de Abeja

¿Qué debes hacer?

Pela y parte los duraznos, luego mézclalos en la licuadora con los demás ingredientes. Bate a una velocidad alta, luego sírvelo y bébelo preferiblemente en ayunas.



Licuado de piña

La piña es conocida por sus propiedades depurativas, antioxidantes, hidratantes y reguladoras del metabolismo. Este delicioso Licuado es ideal para eliminar las toxinas, ya que además de la piña contiene otros ingredientes que limpiarán el organismo, mejorarán el metabolismo, facilitarán la eliminación de toxinas y también ayudará a bajar de peso.

Ingredientes

Rodaja de Piña
Varas de Apio
1 cucharada de Miel de Abeja

¿Qué debes hacer?

Lava muy bien las frutas y verduras antes de mezclarlas. Extrae el jugo de toronja y luego mézclalo con los demás ingredientes en la licuadora.Una vez esté listo el

Licuado lo puedes disfrutar en cualquier momento del día.



Licuado de apio

Este jugo puede que no tenga un sabor tan exquisito como los Licuados anteriores, sin embargo el apio contiene propiedades depurativas y desintoxicantes que ayudan a eliminar las toxinas de una forma eficaz y rápida.

Ingredientes

3 tallos de apio
1 cucharada de miel
1 vaso de agua

¿Qué debes hacer?

Lleva todos los ingredientes a la licuadora, bate muy bien, cuela, sirve y bébelo diariamente por una semana.



Licuado de naranja y manzana

Por sus contenidos de fibra y vitamina C, este jugo favorece la eliminación de las toxinas y te ayuda a reforzar las defensas de tu organismo.

Ingredientes

4 naranjas
2 manzanas
½ litro de agua

¿Qué debes hacer?

Extrae el jugo de las naranjas y luego mézclalo en la licuadora con las manzanas sin pelar y el medio litro de agua.   Toma un vaso de este jugo después de cada comida, durante una semana.




Licuado de manzana y frambuesa

Este Licuado además de ser muy poderoso para eliminar las toxinas, también favorece la digestión, combate la retención de líquidos y regula el metabolismo. Por sus propiedades es recomendado para desintoxicar el organismo, combatir la obesidad  y enfermedades reumáticas.

Ingredientes

2 manzanas grandes
½  taza de frambuesas
1 vaso de agua

¿Qué debes hacer?

Lava muy bien las manzanas y pélalas. Coloca las frambuesas en la licuadora y añade la manzana en trozos y el vaso de agua. Bate muy bien durante un par de minutos y bebe este jugo tres veces a la semana.




Licuado de Acelga

Los Licuados verdes no suelen tener un sabor tan delicioso como los demás, pero sus propiedades suelen ser mayores y muy efectivas. Este licuado combina algunas verduras con vitaminas y minerales muy esenciales para el organismo, que además de eliminar las toxinas, también refuerzan las defensas y lo previene de muchas enfermedades.

Ingredientes

1 puñado de acelga
1 puñado de perejil
2 plátanos
El jugo de medio limón
2 tazas de agua

¿Qué debes hacer?

Lleva todos los ingredientes a la licuadora y bate por unos minutos hasta que tenga una textura adecuada. Es recomendado beber el Licuado fresco para sacarle más provecho a todos sus nutrientes. Para hacer una limpieza al organismo, se debe beber durante una semana.


FUENTE.- http://www.medicinaortomolecular.com.mx/

LAS FLORES DE BACH. REMEDIOS NATURALES

Propiedades y beneficios únicas de las Flores de Bach fueron descubiertas en torno a 1930 por el renombrado médico y homeópata, el Dr. Edward Bach. Su eficacia y uso se han ido perfeccionando a lo largo de su vida y continúa creciendo y perfeccionándose hoy en dia a través de la enorme red de profesionales, que practican  terapias basada en las Flores de Bach.




Todas las emociones negativas pueden ser abordadas con la Terapia de las Flores de Bach. Cada uno de los remedios descubiertos por el Dr. Bach se dirige a un estado característico o emocional particular. Hay en total 38 remedios o Flores de Bach que individualmente o en combinación pueden ayudar a sobrellevar y recuperarse de desequilibrios emocionales comoel miedo, la hiperactividad, los celos, la sobreprotección, posesividad, dependencia, autoestima negativa o baja, dificultad en el aprendizaje y ansiedad o estres.


A diferencia de los medicamentos psicotrópicos (es decir, medicamentos sintéticos que tratan la depresión, ansiedad o psicosis), las Flores de Bach tratan matices específicos de las emociones. Por ejemplo, se dirigen a la tristeza, la desesperación, la desesperanza, irritabilidad, rabia, el resentimiento, el pánico, la preocupación, la preocupación acerca de los miembros de la familia, la incertidumbre, la duda, la timidez, letargo, dolor sin causa física, la impulsividad, la agitación, la dilación, el soñar despierto , ansiedades vagas, fobias específicas y cualquier otra emoción inquietante.



Las Flores de Bach

Cada remedio o Flor de Bach se compone de agua que ha sido modelada con las vibraciones energéticas de una de las 38 flores diferentes. 

Las Flores de Bach utiliza diluciones de esencias florales desarrolladas hace mas de 80 años por el Dr.Edward Bach dirigidas a ayudar tanto a las personas como a los animales a equilibrar las alteraciones físicas y emocionales mediante la restauración de las emociones positivas.

A menudo, los remedios con las Flores de Bach son empleados como una herramienta de auto-ayuda para calmar su irritabilidad diaria, mal humor y el estrés de todo tipo. Sin embargo, cuando los problemas son más profundos, repetitivos o crónicos, se debe acudir a un profesional Terapeuta Floral.



Terapia con las Flores de Bach

El terapeuta experto en Flores de Bach evalúa las necesidades de cada persona en base a una sesión o entrevista . Esto puede ocurrir durante sesiones de asesoramiento periódicas, o como una sesión independiente específicamente para el tratamiento.

Luego, el terapeuta prepara una combinación única de 1 – 7 remedios de alguna de las Flores de Bach que será tomada varias veces al día en función de sus necesidades de cada persona. Por lo general, sólo entre 2-3 remedios se utilizan al mismo tiempo.

Los progresos son monitorizados de forma semanal o mensual y el remedio se ajusta de acuerdo a los cambios que se han producido durante el período. Cuando la persona tratada se siente bien de forma continuada y permanente, es cuando se puede  interrumpir el tratamiento floral. 


22 julio 2014

REMEDIOS CASEROS PARA EL DOLOR DE GARGANTA

El dolor de garganta es uno de los primeros síntomas que caracteriza a una gripe o resfriado, aunque también puede deberse a otros factores, como hablar o gritar demasiado, respirar por la boca, hablar en voz alta, entre otras razones.



Todo esto puede generar una irritación en la garganta que causa un dolor como si la garganta se estuviese quemando, haciendo que sea difícil tragar hasta la propia saliva, por suerte existen muchos remedios caseros que pueden prepararse con plantas medicinales para ayudar a aliviar el dolor que sientes en la garganta.

Los remedios caseros para el dolor de garganta que puedes prepararte los dividí en ocho secciones:

-Infusiones
-Gárgaras
-Masajes
-Jarabes
-Cataplasmas
-Jugos
-Vaporterapia
-Compresas.


Infusión de manzanilla: Como primera opción puedes recurrir a la manzanilla, además de curar el dolor de garganta puede que te dé un poco de sueño porque es un poco sedante, lo cual resulta ideal para dormir fácilmente mientras se está en reposo.

Para preparar la infusión de manzanilla solo necesitas verter un poco de manzanilla, una cucharadita, sobre una taza de agua hirviendo o caliente, y lo dejar allí durante diez minutos. Pasado ese tiempo, debes retirar los restos de manzanilla con un colador, y esperar que la infusión se entibie. Luego comienza a hacer gárgaras hasta acabar la taza.




Si te has preparado más de una taza puedes usar el resto para tomarlo y así tomarte una siestecita.

Te o Infusión de limón: Nada más hay que hervir un poco de agua, equivalente a una taza de agua, luego tirar tres hojas de limón, y dejar que hierva durante diez minutos, pasado ese tiempo, solo hay que apagar el fuego, retirar la cacerola, verter en una taza el agua pero colando las hojas, para que no te sea amargo puedes endulzar el té con un poquito de miel.

Esperas que se entibie y ya tendrás listo otro excelente remedio casero para calmar el dolor de garganta.

Infusión de llantén y albahaca: Hervir una cucharada de albahaca con hojas de llantén en medio litro de agua durante diez minutos, retirar del fuego y beberlo cuando se enfrié.

Infusión de Tomillo: Pon a hervir agua equivalente a una taza, cuando comienza a hervir vierte en él una cucharada de tomillo, una vez que se enfrié un poco, mézclalo con un poco de zumo de limón y una cucharadita de miel, y bébelo cada noche antes de acostarte hasta que el dolor pase.

Infusión de salvia roja: Hervir una taza de agua, junto con dos cucharadas de salvia roja luego de diez minutos retíralo del fuego, y vierte un poquito de vinagre de sidra, mézclalo y espera que se enfrié para poder tomarlo.

Infusión de manzanas rojas ralladas: Lavar bien dos manzanas, y con un rallador empezar a rayarlos lo más que se pueda, hasta que solo quede lo del centro de la manzana. Tirar la manzana rallada en una cacerola con medio litro de agua, esperar a que hierva, lo endulzas un poquito con miel y el zumo de un limón. Déjalo hirviendo dos minutos más, para retirarlo del fuego, esperar que se enfrié y beber de a poco la infusión de manzanas.


Gárgaras con zumo de limón: Si no te gusta la infusión de limón, prueba con hacer gárgaras 5 veces al día, exprimiendo dos limones en una taza de agua, endulzada con un poquito de miel, pero recuerda que cada que hagas las gárgaras con zumo de limón, lavarte o cepillarte los dientes para evitar que el efecto corrosivo del limón dañe los dientes.

Una variante de este remedio con gárgaras de limón es: que en una taza de café amargo, exprimir el juego de un limón, mezclarlo bien con una cuchara, y empezar a hacer gárgaras.




Gárgaras con rábano y clavo de olor: Moler bien una cucharada de clavos de olor, junto con una cucharada de rábano puro, y agregarle una cucharadita de miel, luego debes verterlos en un vaso con agua tibia y mezclarlos. Luego realizar gárgaras hasta que se te pase el dolor.

Gárgaras con aceite de árbol de té: Poner a calentar un poco de agua, servirlo en un vaso, agregar una gota de aceite de árbol del té, mézclalo y comienza a hacer gárgaras varias veces durante dos días.

Gárgaras con hojas de abedul: Necesitas un poco de hojas de abedul, en total 100 gramos, verterlo en un litro de agua y esperar que hierva, luego de diez minutos de estar hirviendo retirarlo del fuego, colar con un colador y realizar las gárgaras.

Gárgaras con whisky: Calentar un poco de agua, verter solo una cucharada de whisky y hacer gárgaras con él, hasta que el dolor sane.

Gárgaras con frambuesas: Primero debes hacer jugo de frambuesas, licuando una taza de esa fruta, después debes hervir tomillo, es decir hacer una infusión, con media taza de agua. Mezclar la infusión de tomillo junto con el jugo de frambuesa, y agregarle tres gotas de aceite de menta. Mezclarlo bien y realizar las gárgaras durante un día.

Gárgaras con mezcla de jugos e infusiones: Para poder hacer este remedio necesitas primero realizar la infusión de tomillo, poniendo a hervir medio litro de agua junto con un poco de tomillo, luego aparte debes preparar jugo de frambuesa, solo un poquito lo equivalente a un vaso, mezclarlo junto con la infusión de tomillo y agregar tres gotas de aceite de menta.

Gárgaras con fresas y hojas de fresas: Comprar obviamente fresas y conseguir algunas hojas de fresas, para ser exactos 25 gramos de fresas y 30 gramos de hojas de fresa. Lavarlos bien y colocarlos en una cacerola junto con un litro de agua, y hervir durante quince minutos. Después lo endulzas con una cucharada de miel, agarras un colador para colar la bebida al pasarlo en una jarra o botella con cierre hermético para guardarlo en la nevera para hacer gárgaras cada 45 minutos.

Gárgaras con cáscaras de granada: Con la cáscara de una granada podrás hacer otro remedio casero para hacer gárgaras, pon la cáscara en media taza de agua hirviendo, déjalo hervir durante diez minutos, para retirarlo del fuego. Colar y esperar que se enfrié para poder comenzar a hacer gárgaras.

Gárgaras con salvia: Pon a hervir un poco de agua, 250 mililitros, cuando veas que hierva echa sobre las dos cucharadas de salvia, y déjalo hirviendo durante diez minutos. Espera a que se enfrié, cuélalo y haz gárgaras con la infusión de salvia cada que lo necesites.

Gárgaras de agracejo: Para hacer gárgaras con el agracejo primero es necesario preparar su infusión, poniendo a hervir un litro de agua, y dejando caer durante la ebullición 20 gramos de las hojas secas, dejar hirviendo durante diez minutos, luego retirarlo del fuego, y esperar que se enfrié durante quince minutos. Colar las hojas secas, y empezar a realizar gárgaras con la infusión de agracejo.

Gárgaras con sal de mesa: En una jarra colocar medio litro de agua sin hervir, es decir a temperatura natural, echar una cucharadita de sal de mesa, mezclarlo bien, servir un poco en un vaso y empezar a hacer gárgaras cada una hora.

Gárgaras con hojas de achiote: Primero hay que preparar la infusión de achiote, hirviendo en una cacerola pequeña una taza de agua junto con un poco de las hojas de achiote. Pasado cinco minutos retíralo del fuego, espera que se enfrié, filtra las hojas con un colador, y haz gárgaras cada cuatro horas.


Masajes con aceites de hierbas medicinales: otra buena manera de aliviar el terrible dolor de garganta es con masajes, para ello hay que mezclar dos aceites en un pequeño recipiente, primero unas diez gotas de aceite de geranio y luego quince mililitros de aceite de jojoba, mezclarlos bien y aplicarlos sobre el cuello haciendo suaves masajes. La cantidad de veces que debes aplicar este remedio casero para la garganta depende de cuando se requiera.

Ajos en ensalada: Machacando dos ajos machacados y mezclándolos en una ensalada, estarás haciendo una de los más simples y remedios caseros más comunes que hay para curar la garganta.


Jarabe de ajo con miel: Cocinar una docena de ajos pelados en una cacerola, pasado un pequeño tiempo cubre los ajos con un poco de miel. Deja que se siga cocinando durante veinte minutos más, no te olvides de revolver la mezcla para evitar que se queme, cuando veas que el ajo se haya disuelto o desaparecido retíralo del fuego y ya estará listo el jarabe de ajo, si quieren pueden añadirle un poco de agua destilada. Los niños deben tomar una cucharadita cada seis horas y las personas mayores una cada tres horas. De seguro este remedio les parecerá el más desagradable.




Jarabe de grosellas negras: Para preparar este jarabe primero debes machacar grosellas negras, y verter en agua hirviendo (una taza de agua) una cucharadita de las grosellas negras pulverizadas. Luego de diez minutos retirar del fuego, y tomar este jarabe de a poquito masticando las grosellas mientras se bebe.

Jarabe de cebollas: Este es otro de los remedios caseros que les resultara desagradable así que dudo mucho que elijan este como remedio casero para curar el dolor de la garganta de entre todas las demás de la lista. Para preparar el jarabe necesitas picar en pequeños trozos una sola cebolla, y verterlo en medio litro de agua junto con tres cucharadas de azúcar. Esperar que se macere durante 12 horas, y luego beber cada dos horas una taza del jarabe de cebollas hasta que ya no sientas molestias en la garganta.


Cataplasma con vino y tomates: Colocar en una batidora o batir a mano una copa de alcohol blanco junto con dos tomates maduros en trozos, hasta que se forme una pasta o papilla. Esta papilla debes colocarlo sobre la garganta y dejarlo actuar por diez minutos.

Cataplasma con hojas secas de manzanilla: Echar dos tazas de agua en una cacerola, junto con una cucharada de hojas secas de manzanilla, esperar a que hierva para retirarlo del fuego. Mojar un pañuelo con la infusión de manzanilla, luego torcer para dejar el pañuelo sin mucha agua y recuéstese y póngalo sobre su garganta, hasta que el pañuelo quede completamente frio.




Cataplasma de vinagre: Con un poco de vinagre tibio empapar una toalla y recostarse o recostar a la persona afectada por el dolor de gargantas y colocar el pañuelo semihúmedo y tibio sobre la garganta.

Bicarbonato de Sodio: otra forma simple de curar el dolor de garganta es vertiendo nada más una cucharada de bicarbonato de sodio en una taza de agua e ir tomando por pequeños sorbos a lo largo del día.

Cúrcuma con miel: Otro remedio fácil de realizar en la comodidad del hogar se trata de espolvorear un poco de cúrcuma sobre una cucharada de miel, y tomarla cada dos horas.

Jugos naturales para aliviar el dolor de garganta y tos

Jugo de verduras: Para preparar este jugo medicinal necesitas las siguientes verduras: zanahorias, hinojo, apio y ajo. Primero lavar bien los ingredientes, rebanar cuatro tallos de apio, junto con las dos zanahorias y ¼ de hinojo, para el ajo solo debes pelar el diente de ajo. Una vez que estén todo limpios y rebanados poner todo en una licuadora, y licuar hasta que quede hecho jugo puro.

Servirlo en jarra y tomarlo cada día hasta que se pase el dolor.



Jugo de granadas, moras y bananas: Un jugo de granadas resulta muy beneficioso para la salud, pero si lo mezclas con la banana aumenta mucho más sus beneficios, pero en especial para la garganta irritada, a continuación te diré como preparar un jugo natural con granadas para curar el dolor de garganta.

Necesitas una taza de granada, media taza de moras azules, dos tazas de bananas rebanadas, un poco de miel y una tacita de yogurt descremado. Recuerda lavar los ingredientes y tus manos antes de preparar siempre cualquier jugo, infusión o comida. Colocar las moras en la licuadora, junto con las granadas previamente desgranadas, pelar y rebanar las bananas y verter una cucharada de miel de abeja, es el azúcar más sano para endulzar.

Licuar bien hasta que en el jugo no quede ningún rastro de alguna fruta sólida, verter el jugo en una jarra para conservarlo en una heladera, para tomarlo a lo largo del día.

Jugo de perejil, ajo y cebolla: Cortar en trocitos la cebolla y un manojo de perejil, previamente lavados, pelar el diente de ajo y colocarlos en la licuadora con una pequeña cantidad de agua, toma como medida un vaso o una taza, cuando veas que ya quedo echo jugo, para de licuar y sírvelo en un vaso. Prepara este jugo diariamente hasta que desaparezca el dolor de garganta.

Vaporterapia

Inhalaciones de vapor de agua o Vaporterapia: La vaporterapia es un buen tratamiento contra las afecciones de las vías respiratorias, el vapor ayuda mucho a las personas que sufren de irritación de la garganta porque hidrata, dilata los vasos sanguíneos y depura las vías respiratorias.

Para preparar este remedio casero tienes que hervir en una cacerola tres vasos de agua durante quince minutos, dejar que se enfrié un poco antes de asomar la cabeza, puedes comprobar pasando una mano encima de la cacerola para comprobar que no te queme la piel al asomar la cabeza, si ves que la temperatura del vapor está bien puedes asomar la cabeza y taparte con una toalla.




Comienza a inhalar profundamente el vapor durante 5 minutos, repite estas inhalaciones durante por lo menos tres veces al día hasta que empieces a sentirte mejor.


Compresa de agua caliente con aceites de hierbas medicinales: Esta compresa les ayudará bastante a mejorar la irritación de garganta, para prepararlo primero necesitas hervir un litro de agua, luego de que hierva lo retiras del fuego y lo viertes sobre una jarra de vidrio de 2 litros. Y comenzar a echar los aceites en pequeñas cantidades de gotas, primero el aceite de amaro unas dos gotas, luego el aceite de geranio también dos gotas y por último, una gota de sándalo.

Luego mojar un pañuelo limpio con la mezcla de aceites y agua, esperar que se enfrié un poco antes de colocarlo sobre el cuello y garganta, para que surta efecto hay que aplicarlo varias veces al día.

Compresa con agua fría: Para esto son necesarias dos toallas una mojada y otra seca, la primera se moja en agua fría y se escurre hasta dejarlo sin casi nada de agua, para colocarlo sobre el cuello, y el otro se coloca enrollando alrededor del cuello, cubriendo la primera toalla, como una bufanda. La compresa se retira cuando la toalla se caliente.

Otras recomendaciones además de estos remedios caseros que debes tener en cuenta a la hora de tratar de curar una garganta irritada son: reposar, descansar, tratar de no hablar a no ser que sea necesario, beber muchos líquidos pero no tomar nada demasiado frio ni demasiado caliente, si el síntoma persiste no olvide consultar a un especialista de la salud.

Existen múltiples alternativas y formas para tratar de calmar el dolor de garganta o garganta irritada naturalmente, lo mejor es que son bastante económicos y son con cosas que generalmente cuenta en su propia casa o en algún lugar cercano, por ejemplo el limón es fácilmente adquirible


FUENTE.- http://www.herboteca.org/ Escrito por Elisse


21 julio 2014

CUATRO ALIMENTOS MUY SANOS QUE TE HARÁN OLVIDAR POR COMPLETO EL ESTRES

Comer de forma compulsiva es algo habitual en personas que padecen estrés. Esta respuesta que da el cuerpo ante el propio problema de ansiedad puede servir en un primer instante para eliminar la sensación estresante de agobio, pero no cabe duda de que no solo no es una buena solución, sino que es muy posible que pase factura más allá del corto plazo.

Comer galletas, dulces o patatas fritas es una reacción natural ante una situación de elevado nerviosismo pero no es un hábito conveniente. Esto es lo que afirma en la NPR (la radio pública estadounidense) David Ludwig, investigador en el hospital infantil de Boston y profesor de dietética y pediatría en la prestigiosa Universidad de Harvard.

Ludwig señala que en casos de estrés tendemos a buscar esos alimentos que nos van a satisfacer inmediatamente, pero hemos de mirar más allá porque aunque la relación entre el estado anímico y los alimentos es muy compleja y no afecta igual a todas las personas, es conveniente no caer en un círculo vicioso en el que un abuso de comida y de alimentos poco saludables nos hagan recaer de nuevo en una nueva situación estresante.

El propio autor señala un estudio previo en el que detectaron que el abuso de azúcares y carbohidratos puede provocar directamente un aumento de la ansiedad. Joe Hibbelin, del National Institutes of Health, va más allá y señala a los alimentos con omega-3 son un excelente método para combatir el estrés, ya que este ácido graso es un poderoso ayudante a la hora de controlar los estados anímicos y proteger a las neuronas de los daños causados por el estrés.

Pero los alimentos con omega-3 no son los únicos aliados para combatir el estrés. Drew Ramsey, psiquiatra de la Universidad de Columbia señala una serie de productos que pueden servir de especial ayuda.





1. Pescados como el atún, el salmón y las sardinas

Ricos, saludables y muy naturales. Hay numerosas formas de ingerir estos productos del mar, pero cuanto menos se adulteren, mejor. A la hora de cocinar atún o salmón lo más provechoso será hacerlo a la plancha u horneándolo con verduras. Tampoco hay que olvidar el salmón ahumado, aunque mejor no abusar de él ya que tiene un mayor contenido en sal.

Los pescados con omega-3 ayudan a combatir el estrés



Las sardinas, pese a que lo más habitual es consumirlas fritas, será mejor hacer un bocadillo con ellas y recordar aquellos años de infancia en los que todas las madres nos decían lo importante que era comerlas para ser más listos y fuertes. Si quieres hacerlo más “chic” puedes añadir pimientos o tomate.

2. Chocolate negro

Para Ramsey este es el mejor postre en momentos de estrés debido al flavonoide existente en el cacao. Muchas son las ventajas de comer chocolate. Especialmente, el negro al contener un mayor porcentaje de cacao y prescindir de otros componentes menos naturales, como algunas leches en polvo que suelen utilizarse en el chocolate con leche.



3. Semillas de lino o calabaza

La linaza, o semillas de lino, es un alimento que no forma parte de la mayoríade dietas. Sin embargo, puede ser un excepcional complemento alimenticio. Hay numerosas formas para ingerirla, desde tomarla simplemente molida con una cucharita u hornearla hasta añadirla al yogur natural y al vaso de leche. Sus propiedades, incluso, la convierten en un producto muy utilizado en cosmética o medicina natural.





Las semillas de calabaza son las que conocemos tradicionalmente como pipas de calabaza. Pueden ingerirse así, tostadas u horneadas, pero los nutricionistas recomiendan que se ingieran crudas, pues en esas condiciones mantienen mejor sus propiedades. Prestigiosos cocineros como Juan Mari Arzak utilizan este alimento para darle un toque diferente a sus recetas.


4. Huevos

Y recuerda que hay miles de formas más saludables para ingerirlos más allá de fritos: revueltos, cocidos, a la plancha, pasados por agua, en tortilla, escalfados… Incluso, muchos nutricionistas afirman que este ovíparo alimento es ideal para ser tomado en el desayuno y si, además, lo juntamos con alguno de los alimentos anteriormente mencionados, como el atún o las pipas de girasol crudas, mejor que mejor.


LA ONU LIMITA LA PRESENCIA DE PLOMO EN LA COMIDA INFANTIL

También ha establecido un nivel máximo de arsénico en el arroz




La Comisión del Codex Alimentarios, que establece los estándares internacionales sobre seguridad y calidad de los alimentos, ha limitado la presencia de plomo en la comida infantil y de arsénico en el arroz.

Los estándares del Codex sirven como base para la legislación nacional y establecen los marcos de seguridad en el comercio internacional de alimentos.

Tras tres días de reunión anual en Ginebra, la comisión tomó cientos de decisiones, porque cada elemento tiene un estándar distinto, pero dos de las más relevantes para los consumidores, según explicó en rueda de prensa Angelika Tritscher, coordinadora de salud alimentaria de la ONU, fueron la reducción del plomo en la comida infantil y el arsénico en el arroz.

Sobre el plomo, la comisión estableció un límite de 0,01 miligramos de plomo por kilogramo en los botes de comida de los bebés. Hasta ahora se permitía el doble, hasta 0,02 miligramos por kilo.

"Los bebés y los niños son particularmente vulnerables a los efectos del plomo que pueden causar daño cerebral al afectar su normal desarrollo", explicó Tritscher.

El plomo se encuentra naturalmente en el medio ambiente y se pueden encontrar restos en los alimentos que se usan para producir la comida para bebés. Por ello la comisión propone que se elijan los alimentos de zonas libres de plomo.




Con respecto al arsénico, el Codex ha establecido un nivel máximo de 0,2 miligramo por kilogramo de arroz. Una exposición prolongada al arsénico puede causar cáncer y lesiones en la piel, y también ha sido asociada a enfermedades cardiovasculares, diabetes, y cerebrales.

El arsénico también se encuentra de forma natural en el agua y tierra subterránea en algunas partes del mundo, y puede entrar en la cadena alimentaria al ser absorbida por el producto mientras se cultiva.




El arroz absorbe particularmente más arsénico que otros productos, por lo que hay que tener especial cuidado con él, especialmente en países asiáticos donde los campos se riegan con aguas subterráneos y su consumo es muy alto.

La comisión también acordó desarrollar un nuevo código de buenas prácticas para ayudar a los países a cumplir con los estándares y ayudar a los agricultores a aplicar técnicas que eviten la contaminación.

Por otra parte, la comisión también estableció estándares para evitar la presencia de medicamentos para animales en la carne, la leche, los huevos y la miel. Las ocho medicinas (chloramphenicol, malachite verde, carbadox, furazolidone, nitrofural, chlorpromazine, stilbenes y olaquinadox), pueden tener efectos adversos en la salud humana y contribuir a la resistencia a los medicamentos.


17 julio 2014

TRATAMIENTOS NATURALES PARA LAS VARICES

Aunque las várices no molesten, deben ser controladas, ya que se puede correr el riesgo de que en su interior se formen trombos y embolias que luego afectan a otros órganos del cuerpo. Para evitar este riesgo, se debe practicar con regularidad una actividad física, para evitar el estancamiento de la sangre.



Este tratamiento para las várices puede ayudar tanto en los casos en que apenas comienza el problema, como en aquellos en los que las várices están más avanzadas.

Tratamientos naturales para tratar las várices:

1- Jugo de Castañas de India
Ingredientes: Medio litro de alcohol etílico (de ingerir) o aguardiente y 125 gr de castañas de india frescas, peladas y machacadas.

Elaboración y empleo: Mezcla los ingredientes en un recipiente y déjalo macerar durante 15 días. Seguidamente, fíltralo y cuélalo. Guardar el liquido en un recipiente de cristal, y en un lugar oscuro. Añade 15 gotas del mismo, a un poco de agua o a una infusión y tómalo tres veces al día.



2- Vinagre de manzana
Ingredientes: Un chorrito de vinagre de manzana.

Elaboración y empleo: Para reducir el tamaño de las venillas varicosas o bien las molestias producidas cuando se hinchan, aplica sobre la zona afectada un poquito de vinagre de manzana y realiza un suave masaje en sentido ascendente. La mejor hora para realizarlo es por la noche o bien antes de acostarse.




3- Jugo de ajo con aceite de oliva
Ingredientes: 50 cc de aceite de oliva de primera prensada (unas 3 cucharadas soperas), 4 ajos cortados a lo largo y el jugo de medio limón.

Elaboración y empleo: Mezcla todos los ingredientes en un plato y deja macerar durante 24hs. Luego filtra el líquido y guárdalo en un frasco en lugar oscuro. Este jugo ayudara a eliminar dolores y molestias en las varices. Se aplica durante masajes muy suaves sobre el miembro afectado. Debe tener cuidado al aplicarlo, ya que si lo realiza con fuerza puede aumentar las molestias. También conviene vendar la zona.




4- Aceite de almendras y ciprés
Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de almendras, 1 de esencia de hojas de ciprés, 1 de esencia de limón, más 1 de esencia de menta.

Elaboración y empleo: Mezcla todos los ingredientes en un frasco pequeño, cierra y agita bien. El resultado es un tónico refrescante por la menta, y nada irritativo por el limón. Para aplicarlo se extiende por la zona donde están las várices y se efectúa un masaje suave para activar la circulación.




Recomendaciones:

En principio, es muy importante realizar algún deporte o actividad física moderada por lo menos media hora al día. Dentro de los ejercicios más recomendados se encuentran por ejemplo las caminatas a paso suave, los paseos en bicicleta y la natación. Todas estas actividades mejoran mucho la circulación y no generan golpes de impacto en las piernas, que podría empeorar las várices.



Tener una buena dieta también es fundamental para tratar este problema. Una dieta sana es aquella que te da todos los nutrientes que necesitas pero que elimina todos aquellos alimentos que son nocivos para el cuerpo y para el problema. Los alimentos que debes evitar son las gaseosas, el azúcar, las grasas y la sal.

Y los alimentos recomendados por los beneficios que traen, son los pescados y mariscos, también las legumbres y vegetales así como las frutas y el agua.

Otros elementos que debes integrar a este tratamiento son los masajes con aceites naturales para estimular la buena circulación, así como también se aconseja usar la hidroterapia.



El consumo de bebidas de plantas naturales que mejoren la circulación. Puedes tomar infusiones con cáscara de naranja, con jugo de limón u otras famosas como la bardana, la cola de caballo, el romero el arándano, el hipérico, la alcachofa y el olivo, entre muchas otras.


14 julio 2014

COMBATE LAS BACTERIAS DE FORMA NATURAL

1.- AJO. Es uno de los mejores y más potentes antibióticos naturales, combinados tiene más de 60 componentes antivirales y antibacterianos, que no sólo curan sino que previenen todo tipo de infecciones. La ventaja del ajo es que se puede usar de manera externa también, aplicado directamente sobre heridas no tendrás que preocuparte por ninguna infección, e ingerido como por arte de magia estarás libre de cualquier molestia.



2.- JENGIBRE. Lo mejor del jengibre es que tiene un poder antibiótico selectivo, esto quiere decir que es implacable con los microorganismos malignos y fomenta el crecimiento de microorganismos benignos como los de la flora intestinal que permiten combatir mucho mejor enfermedades y mantener la buena salud general. Es particularmente bueno con infecciones intestinales y de garganta.





3.- CEBOLLA. Es después del ajo uno de los más importantes antibióticos naturales, esto por la combinación de sustancias que la conforman es excelente para cualquier infección de las vías respiratorias. También es excelente para combatir todo tipo de parásitos intestinales.


4.- FRESA. La fresa tiene una función antiviral muy importante ya que fortalece al sistema inmunológico naturalmente haciéndolo más efectivo al combatir todo tipo de infecciones. La fresa es un muy buen complemento para tratamientos de enfermedades reumáticas.


                                                                 

5.- ROMERO. Además de ser un excelente condimento el romero tiene más de 20 propiedades antivirales. Un té de romero además de ser muy rico es excelente para evitar que gérmenes, que potencialmente pueden dañar tu salud se expandan en el cuerpo causando más problemas. Una infusión 3 veces por semana te ayudará a prevenir muchas infecciones y enfermedades.




6.- TILA. Además de ser un relajante natural que nos hará respirar tranquilos después de un día estresante o poco amigable, la tila tiene propiedades mayormente antivirales, así que cuando tus defensas están muy bajas, un té de tila, no sólo te relajará y ayudará a dormir sino que será un elemento activo para combatir cualquier infección.





MANZANA BENDITA

La naturaleza siempre brinda las soluciones perfectas para combatir las diferentes enfermedades que nos aquejan. Todo es cuestión de conocer sus beneficios.

La única fórmula mágica que funciona para tener una salud de hierro es: deporte + alimentación equilibrada. Y es cierto, no existe una única fruta o verdura que tenga todos los nutrientes necesarios para mantenernos saludables. Sin embargo, cada vez más investigaciones demuestran que las frutas y las verduras son fundamentales para promover la buena salud. Esa debería ser una razón suficiente para consumir mayor cantidad de estos alimentos y reducir así el riesgo de contraer ciertas enfermedades como el cáncer, hipertensión, enfermedad cardiovascular, pérdida de la visión y degeneración macular.

Aunque existen más de 4.000 fitoquímicos (protectores de la salud), menos de 200 han sido estudiados exhaustivamente, sin embargo los científicos continúan investigando las miles de propiedades que se encuentran en las frutas y las verduras.



Por ejemplo, sin rebuscar entre las frutas exóticas, la manzana, que es una fruta muy conocida, aporta grandes beneficios a la salud. Un estudio de 12 semanas de la Universidad de California demostró que incluir manzanas en la dieta (sin hacer ningún otro cambio dietario) redujo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Esto se debería a que las manzanas contienen varios fitoquímicos antioxidantes que disminuyen la oxidación del LDL (colesterol malo) en el organismo; ya que cuando este se oxida, tiende a acumularse en las arterias, causando ataques cardiacos e infartos.

Otros alimentos que la naturaleza nos ofrece para cuidar el corazón y prevenir las enfermedades cardiovasculares son el aceite de oliva, la palta, el ajo, el apio, las judías, la papa, las nueces, los pescados azules y las uvas. Inclúyalas en su dieta.

Razones para consumir frutas:

1. Color y textura: hacen más apetitoso nuestro plato. Comer frutas de diferentes colores le aporta a nuestro organismo una amplia variedad de nutrientes.



2. Conveniencia: son nutritivas en cualquier presentación; frescas, congeladas, enlatadas, deshidratadas o en jugo están listas cuando nosotros las necesitemos.

3. Fibra: proveen este elemento que nos hace sentir satisfechos y mantienen el buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

4. Está probado que la manzana reduce los riesgos cardiovasculares.


10 julio 2014

FLORA INTESTINAL, APRENDER A CUIDARLA

Son billones de bacterias las que componen nuestra flora intestinal. Su papel es vital para hacer funcionar el organismo de forma óptima pero también existe una estrecha conexión con el cerebro y las emociones. La dieta a base de alimentos con fibra y probióticos, como el yogur, contribuyen al equilibrio

Si tenemos suficiente flora intestinal y qué tipo de microorganismos la componen es algo que todavía no se puede conocer con una prueba médica en la consulta del especialista digestivo, aunque según los síntomas sí se pueden diagnosticar diversas enfermedades que son causa directa de una alteración de estos microorganismos.



Hinchazón, estreñimiento, diarrea, flatulencia…son molestias que si se cronifican pueden dar la señal de alarma.

La flora ni se gana, ni se pierde de golpe

“Nacemos con un intestino teóricamente estéril”, en los dos primeros años de vida conformamos nuestra flora intestinal.

“Y en eso influye la lactancia materna o artificial, el tipo de parto, la vida en un medio rural o urbano, que se tomen antibióticos, la raza, la higiene…”. Y así vamos construyendo nuestro tipo de flora que iremos equilibrando en nuestro desarrollo vital en función de la dieta y o factores externos.

“Según cumplimos años vamos perdiendo flora, no de individuo a individuo sino a lo largo de generaciones. No vamos perdiendo o ganando flora de golpe”.



¿Y por qué se puede perder flora? 

Los malos hábitos de vida inciden directamente: abuso de los antibióticos y laxantes, tóxicos como el tabaco o las drogas, el estrés, la escasez de actividad física, y, sobre todo, una dieta pobre en fibra y probióticos y rica en grasas.

La ciencia investiga la relación de la flora intestinal con algunas enfermedades. Lo que se constata es la conexión con el sistema inmunológico: desde alergias, enfermedad inflamatoria intestinal, diarreas hasta cáncer de cólon y obesidad tienen mucho que ver con el equilibrio de la macrobiota.




En los casos de diarrea recidivante, producida por abuso de antibióticos, se ha empezado a utilizar el trasplante de microbiota a través de las heces enriquecidas en bacterias beneficiosas que se implanta por métodos endoscópicos. Todavía se trata de un instrumento clínico de carácter experimental que solo ha probado los efectos beneficiosos en casos concretos.

Frutas y verduras todos los días

Tres piezas de fruta y dos platos de verdura y hortaliza al día son las raciones recomendadas para una dieta rica en fibra que, además, debe complementarse con legumbres, cereales integrales y probióticos como los yogures o leche fermentada. Todos esos alimentos nos proporcionan la fibra que mantiene en equilibrio a los microorganismos beneficiosos de nuestro intestino.

Sin embargo, “el consumo de fibra de la población española, entre 17 y 21 gramos al día, está por debajo de los 25 gramos recomendamos. Tomamos poca fibra, poca dieta mediterránea y mucha carne y bollería”.

Una dieta pobre en fibra provoca “problemas de tránsito intestinal, molestias digestivas que acaban afectando a la calidad de vida”.

Estos son los alimentos con alto contenido en fibra 

Verduras: alcachofas, guisantes, níscalos, judías verdes, coliflor, espinacas, remolacha…
Frutas: aguacate, arándano, frambuesa, limón, mora, plátano, caqui, naranja..
Legumbres: habas, alubias pintas y blancas, soja, lenteja, garbanzo…
Cereales: salvado de trigo, avena, pan integral, muesli, pan de centeno…
Frutos secos: avellana, cacahuete, castaña, pipas de girasol, nuez, anacardo…
Fruta desecada: pasa, ciruela, higo, dátil…




Probióticos, sí o sí

Lo que está claro es que existen alimentos que contienen probióticos o microorganismos que ayudan a tener una flora intestinal en buen estado ya que llegan vivos al colon, “son flora en tránsito”. Están presentes en los yogures y los lácteos fermentados.

Pero no todos los probióticos son iguales, ni nos benefician por igual. “Los probióticos son como los antibióticos. Hay probióticos que van bien para el colon irritable pero no son efectivos para la diarrea o las alergias. Cada probiótico tiene un efecto para una patología especial, una cantidad adecuada y durante una duración determinada”,por lo que se recomienda tomarlos con el consejo de un profesional de la salud.

Lo que sí está constatado es que las “bífidobacterias”, presentes en algunos yogures, ayudan a mejorar las defensas y aumentar la salud digestiva.

Consejos para las molestias gástricas

 El estreñimiento, uno de los factores que denotan desequilibrio en la flora intestinal:

Incluir a diario 

Cinco raciones de frutas, verduras y hortalizas (la fruta entera en lugar de zumo).
Dos lácteos diarios fermentados con probióticos, como las bifidobacterias.
Consumir legumbres entre 2 y 4 veces por semana.
Incluir frutos secos y semillas.
Practicar actividad física a diario.
Escuchar a tu cuerpo y no dejar pasar el momento de ir al baño.
Y lo más importante: evitar los laxantes sin prescripción médica ya que pueden acostumbrar al organismo, hacerlo vago y necesitar cada vez mayores dosis.

También se producen hinchazón y gases: “Cuando se consume muy poca fibra en la alimentación, el tipo de bacterias no son muy beneficiosas y cuando se introduce la fibra hay personas a las que le provoca flatulencia y es que el intestino no está del todo adaptado. Hay que introducirla poco a poco para que estas bacterias puedan ir degradando las fibras e ir modifican la composición de la flora”.



La investigación sobre la flora intestinal y su influencia en el organismo todavía tiene mucho recorrido. “Tardaríamos más años en analizarla de los que podríamos vivir. En función de determinadas molestias sabemos qué bacterias pueden ayudar más y sobre todo con el tipo de dieta que ayuda a evitar molestias. Con esto podemos dar una recomendación general de una tipología de alimentación más que una personalización porque todavía no podemos analizar la flora intestinal de una persona”.


FUENTE.- http://www.efesalud.com/  Escrito por Ana Soteras