21 julio 2014

CUATRO ALIMENTOS MUY SANOS QUE TE HARÁN OLVIDAR POR COMPLETO EL ESTRES

Comer de forma compulsiva es algo habitual en personas que padecen estrés. Esta respuesta que da el cuerpo ante el propio problema de ansiedad puede servir en un primer instante para eliminar la sensación estresante de agobio, pero no cabe duda de que no solo no es una buena solución, sino que es muy posible que pase factura más allá del corto plazo.

Comer galletas, dulces o patatas fritas es una reacción natural ante una situación de elevado nerviosismo pero no es un hábito conveniente. Esto es lo que afirma en la NPR (la radio pública estadounidense) David Ludwig, investigador en el hospital infantil de Boston y profesor de dietética y pediatría en la prestigiosa Universidad de Harvard.

Ludwig señala que en casos de estrés tendemos a buscar esos alimentos que nos van a satisfacer inmediatamente, pero hemos de mirar más allá porque aunque la relación entre el estado anímico y los alimentos es muy compleja y no afecta igual a todas las personas, es conveniente no caer en un círculo vicioso en el que un abuso de comida y de alimentos poco saludables nos hagan recaer de nuevo en una nueva situación estresante.

El propio autor señala un estudio previo en el que detectaron que el abuso de azúcares y carbohidratos puede provocar directamente un aumento de la ansiedad. Joe Hibbelin, del National Institutes of Health, va más allá y señala a los alimentos con omega-3 son un excelente método para combatir el estrés, ya que este ácido graso es un poderoso ayudante a la hora de controlar los estados anímicos y proteger a las neuronas de los daños causados por el estrés.

Pero los alimentos con omega-3 no son los únicos aliados para combatir el estrés. Drew Ramsey, psiquiatra de la Universidad de Columbia señala una serie de productos que pueden servir de especial ayuda.





1. Pescados como el atún, el salmón y las sardinas

Ricos, saludables y muy naturales. Hay numerosas formas de ingerir estos productos del mar, pero cuanto menos se adulteren, mejor. A la hora de cocinar atún o salmón lo más provechoso será hacerlo a la plancha u horneándolo con verduras. Tampoco hay que olvidar el salmón ahumado, aunque mejor no abusar de él ya que tiene un mayor contenido en sal.

Los pescados con omega-3 ayudan a combatir el estrés



Las sardinas, pese a que lo más habitual es consumirlas fritas, será mejor hacer un bocadillo con ellas y recordar aquellos años de infancia en los que todas las madres nos decían lo importante que era comerlas para ser más listos y fuertes. Si quieres hacerlo más “chic” puedes añadir pimientos o tomate.

2. Chocolate negro

Para Ramsey este es el mejor postre en momentos de estrés debido al flavonoide existente en el cacao. Muchas son las ventajas de comer chocolate. Especialmente, el negro al contener un mayor porcentaje de cacao y prescindir de otros componentes menos naturales, como algunas leches en polvo que suelen utilizarse en el chocolate con leche.



3. Semillas de lino o calabaza

La linaza, o semillas de lino, es un alimento que no forma parte de la mayoríade dietas. Sin embargo, puede ser un excepcional complemento alimenticio. Hay numerosas formas para ingerirla, desde tomarla simplemente molida con una cucharita u hornearla hasta añadirla al yogur natural y al vaso de leche. Sus propiedades, incluso, la convierten en un producto muy utilizado en cosmética o medicina natural.





Las semillas de calabaza son las que conocemos tradicionalmente como pipas de calabaza. Pueden ingerirse así, tostadas u horneadas, pero los nutricionistas recomiendan que se ingieran crudas, pues en esas condiciones mantienen mejor sus propiedades. Prestigiosos cocineros como Juan Mari Arzak utilizan este alimento para darle un toque diferente a sus recetas.


4. Huevos

Y recuerda que hay miles de formas más saludables para ingerirlos más allá de fritos: revueltos, cocidos, a la plancha, pasados por agua, en tortilla, escalfados… Incluso, muchos nutricionistas afirman que este ovíparo alimento es ideal para ser tomado en el desayuno y si, además, lo juntamos con alguno de los alimentos anteriormente mencionados, como el atún o las pipas de girasol crudas, mejor que mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario