17 septiembre 2014

MANGO. FRUTA TROPICAL Y ANTIOXIDANTE NATURAL

Esta fruta tropical es muy apreciada por su dulce sabor y su inconfundible aroma. Con un potente poder antioxidante, lo convierten en una fruta protectora de las dolencias cardiovasculares y del cáncer.
  
El mango y sus orígenes.

El mango es un árbol originario de la India (Mangifera indica L.) y de la familia de las Anacardiáceas o familia del marañón, género Mangifera.



Los orígenes del mango se encuentran en la cultura tradicional del sureste asiático. Cultivado en el sur de Asia desde hace miles de años, el mango es protagonista de leyendas, folklore, ritos religiosos y medicina. Fruta nacional de la India y de Pakistán y árbol nacional de Bangladesh. En el Hinduismo, el Dios Ganesha , simbolizado por la cabeza de un elefante y reverenciado como removedor de los obstáculos, sostiene en sus manos mangos perfectamente maduros como símbolo de los logros de los devotos y de su potencial de perfección. Este simbolismo religioso puede guardar relación con el paradójico ciclo vital del mango: el momento de mayor productividad del árbol de mango tiene lugar durante el mes de mayo que, en las latitudes subecuatoriales del hemisferio norte, coincide con la estación de sequía. Pero además, el mango ya arraigado no requiere de riego y rechaza los incendios: difícilmente podría quemarse durante la época de sequía porque es el período de máximo crecimiento de biomasa y de mayor actividad de la fotosíntesis debido a la menor nubosidad.
Al parecer el nombre inglés mango, deriva del vocablo Tamil “ mangai”.



Las grandes virtudes de esta exquisita fruta.

Las propiedades medicinales del mango las contempla, entre otras medicinas tracionales, el Ayurveda, medicina milenaria de la India.
Según el Ayurveda, el mango maduro ayuda al cuerpo a generar sangre y tonifica al corazón; fortalece todos nuestros tejidos y contribuye a eliminar toxinas y a prevenir el envejecimiento prematuro. Se lo recomienda en particular para fortalecer los intestinos y para combatir el estreñimiento. También se dice que estimula el apetito, mejora la digestión y es benéfico para el hígado. Debido a su naturaleza nutritiva su consumo regular, combinado con leche, es recomendado en el Ayurveda para ayudar a subir de peso. 

La investigación moderna ha permitido conocer más de las propiedades y nutrientes de esta fruta. Lo que más destacamos del mango es su riqueza en azúcares, fibra y vitamina C. Es una de las frutas más ricas en betacarotenos. 

Entre los beneficios que nos reporta:

1.- Es un fruto lleno de antioxidantes, neutraliza los efectos de los radicales libres y fortalece nuestro organismo, por su riqueza en ácidos (málico, palmírico, p-cumárico y mirístico), vitamina C y especialmente por su riqueza en vitamina A. 

2.- Medicina natural preventiva: por su composición en flavonoides, como la quercetina y camferol. Con propiedades antibióticas, analgésicas y vasodilatadoras, estos flavonoides cuidan la salud del aparato circulatorio y respiratorio previniendo de enfermedades como el asma y el alzheimer.

3.- Salud para la vista, disminuye la hipertensión, ayuda a reducir el colesterol y a prevenir enfermedades como el cáncer, gracias a su aporte en vitamina C. Un mango al día (de unos 200 gr) te aporta el 56 mg de vitamina C, el 60% de las necesidades diarias de esta vitamina.

4.- Prevención del cáncer de cuello uterino y de pulmón gracias a la presencia de la beta-criptoxantina, un antioxidante responsable del tono naranja más intenso del tejido de algunas frutas y verduras (naranja, melón, melocotones, maíz...). La criptoxantina es convertida en vitamina A (retinol) en el cuerpo humano. 

5.- Ideal para los nervios: el triptófano, un aminoácido con propiedades relajantes, combinado con la vitamina B ayuda a mantenerte tranquilo y conciliar el sueño. 

6.- "Nos hará sentirnos más felices". Del triptófano presente en el fruto del mango se deriva la producción de serotonina, un neurotransmisor (sustancia encargada de transmitir las señales nerviosas a través de las neuronas) responsable de regular el sueño y el ánimo y conocida como "la hormona de la felicidad". Para que el organismo esté equilibrado necesita unos niveles buenos de serotonina, que nos proporciona sensaciones de calma, bienestar y buen humor. 

7.- Regula el intestino, gracias a las enzimas proteolíticas, capaces de digerir proteínas y absorver mejor el resto de nutrientes.

8.- Favorece el tránsito intestinal, por su alto contenido en fibra, previniendo el estreñimiento.



9.- Excelente fuente de hierro, gracias a su riqueza en vitamina C, que ayuda a asimilar el hierro vegetal. Idóneo para prevenir la anemia en personas vegetarianas y para mujeres durante la menstruación o el embarazo.

10.- Ayuda a mantener el deseo sexual. La combinación de serotonina y cinc favorece la libido y la consecución de mejores orgasmos.

Grandes posibilidades culinarias.

Los mangos pueden disfrutarse como fruta, en ensaladas, en licuados, jugos y aguas, para preparar salsas, encurtidos ( mango verde), deshidratado y de múltiples formas. También se han utilizado los mangos y otras partes de la planta con fines medicinales desde hace miles de años.
El mango, gracias a las enzimas proteolíticas, ablandan las carnes y consiguiendo una textura más suave y digerible. En los países asiáticos se utiliza para sazonar y conservar pescado y carne. 
La jugosa pulpa del mango es perfecta para añadir cortada en finas láminas a las ensaladas veraniegas. Por su vivo color e intenso aroma también "alegra" las macedonias de frutas. 



1 comentario:

  1. Las cosas que ignora uno, por lo regular escogemos las frutas a consumir por su sabor, olvidando por complete las propiedades. No tenía idea de su origen, así que me daré a la tarea de buscar las leyendas cortas donde se mencione porque los relatos de la India resultan bastante interesantes y místicos.

    ResponderEliminar