27 octubre 2014

SABIAS ESTOS DATOS ACERCA DEL PESO??

Estamos más que seguros que llevar una dieta saludable y hacer ejercicio son necesarios para bajar de peso y sobretodo, gozar de una excelente salud, sin embargo, no todo depende de ello, conoce qué aspectos debes de cuidar.

1. Células de grasa

Según estudios realizados por la doctora Kirsty Spalding, del Instituto Karolinska en Estocolmo, existen personas que tienen el doble de células grasas que otras, estas surgen durante la infancia y la adolescencia, pero este no es un aspecto del que dependa bajar de peso, solamente hay que tomar en cuenta que el proceso puede ser un poco más lento, pero no imposible.



2. Cambio del metabolismo

Estudios escandinavos, realizaron pruebas a hermanos gemelos, donde uno era delgado y el otro gordo, descubrieron que las células de grasa en el que tenía sobrepeso, habían sufrido cambios metabólicos que hacían que fuera más difícil quemar la grasa. La mejor manera de quemarlas es con ejercicio para activar el metabolismo.

3. Estrés

El estrés favorece el almacenamiento de grasa, ya que cuando te encuentras en una situación estresante comúnmente comes más, para evitar este problema practica ejercicio, cambia tu rutina de vez en cuando y consume alimentos que te ayuden a contrarrestar este efecto como nueces, limón y col.

4. Embarazo

¿Sabías que los alimentos azucarados y grasos también pueden provocar problemas al bebé durante el embarazo, además del cigarro y alcohol? Estudios científicos han demostrado que los mayores niveles de glucosa y ácidos grasos provocan la liberación de proteínas que pueden alterar el apetito y los sistemas de control metabólico en el cerebro del feto.



5. Dormir más

Según Louis Aronne, ex presidente de la Sociedad de la Obesidad, las personas que duermen más “tienen una mayor sensación de plenitud y espontáneamente perderán peso”. Esto se debe a que la falta de sueño altera el equilibrio hormonal, lo que provoca una disminución de la leptina (que ayuda a sentirse lleno) y un aumento de la grelina (que provoca hambre).

6. Pareja

Ciertas investigaciones han demostrado que el aumento y/o pérdida de peso es contagiosa, un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine, indica que si un cónyuge es obeso, el otro es un 37% más propenso a ser obeso.

Por otra parte, cuando un miembro de una familia decide ponerse a dieta y comenzar a practicar ejercicio, es muy común que otros miembros de la familia lo imiten.

7. Adicciones

En una reciente investigación, cuando se le mostró a un grupo de personas los nombres de los alimentos que les gustaban, las partes del cerebro que se entusiasmaron fueron las mismas partes activadas en adictos a las drogas. Esto se liga con la dopamina, la hormona relacionada con la motivación y el placer.



8. Oído

Investigadores de la Universidad de Florida descubrieron que las personas mayores de 35 años que habían sufrido varias infecciones del oído tenían casi el doble de posibilidades de ser obesas. Esto ocurre porque el nervio dañado los lleva a tener un umbral más alto para la detección de alimentos grasos y dulces.

9. Antioxidantes

Los radicales libres son los encargados de envejecernos y de elevar nuestro peso, dañando las células que indican a nuestro cuerpo que se encuentra satisfecho, estos surgen cuando se comen papas fritas, dulces y algunos carbohidratos.


22 octubre 2014

COMO CUIDAR TU PANCREAS DE FORMA NATURAL

Y tú ¿Cómo cuidas de tu páncreas? 

Este órgano indispensable que se encarga de sintetizar enzimas digestivas y de controlar nuestro nivel a azúcar en el organismo, en ocasiones pierde su salubridad. Se intoxina, se colapsa y deja de funcionar al mismo nivel. Te explicamos de qué modo puedes revitalizarlo.



1. La importancia de cuidar de nuestro páncreas

Sentir un dolor en el costado, justo a un lado de la espalda. Sentir vómitos cada vez que acabamos de comer, sentirnos hinchados, con dolor de cabeza y ligeros mareos después de cada comida, adelgazar de modo inexplicable… todo ello son síntomas de que nuestro páncreas no dispone de buena salud, que no hacemos bien la digestión porque ya no contamos con sus jugos encimáticos, y más aún, podemos sufrir problemas con nuestro nivel de insulina si este órgano enferma.

Cuidar de su salud no exige grandes esfuerzos, solo seguir unas pautas y unos hábitos de vida saludables. Te aseguramos que es realmente fácil y que de cumplir las pautas que te exponemos a continuación, tu salud lo va a agradecer y te encontrarás mucho mejor. ¡Toma nota!

2. Revitalizar nuestra salud en el páncreas

1. Cosas que debes evitar

Ya sabes que para disponer de una buena salud es imprescindible que limitemos la ingesta de diferentes alimentos. Estamos seguros que de algún modo ya sabrás de cuáles se tratan, en efecto, es básico que limites el consumo de azúcar y harinas refinadas. Son ellos quienes dificultan la funcionalidad del páncreas y, recuérdalo, están en la base de muchas enfermedades del páncreas como el cáncer.

Elimina la comida precocinada, los fritos y ante todo, evita el alcohol y el tabaco. ¿Verdad que vas a empezar hoy mismo a seguir estas pautas?

2. Mejor comer pocas cantidades varias veces al día

Es algo saludable que favorece la digestión. Evita llenar tus platos, lo ideal son cantidades justas bien repartidas a lo largo del día, de este modo el páncreas trabaja mucho mejor, sin colapsarse y adecuando mejor la segregación de sus enzimas digestivas. Así pues, no dudes en desayunar bien, en comer alguna fruta una o dos horas después, almorzar, merendar y cenar. Te sentirás mucho mejor.

No te saltes comidas con la idea de adelgazar, porque esto a largo plazo nos hace mucho daño.

3. Los beneficios de las crucíferas

Son magníficas, seguro que ya sabes de qué vegatales estamos hablando si te recomendamos las crucíferas: el brócoli, coliflor, repollo, berro y coles de bruselas… Son muchos los estudios que nos dicen que son muy adecuadas para la salud del páncreas, e incluso para prevenir el cáncer. Así que no dudes en incluirlas al menos tres veces por semana. Pero eso sí, si tienes problemas con las tiroides, no serán adecuadas estas verduras.



4. Infusión de comino

Puedes encontrar semillas de comino en cualquier tienda natural. Si tomas unas dos tazas al día con su infusión, con una cucharada de comino en ebullición, lograrás cuidar de tu páncreas. Nos sirve para desinflamar, para eliminar infecciones, bacterias y para mejorar las digestiones. Es muy adecuado y muy terapéutico para este órgano. Ideal también para tu flora bateriana.

5. Jugo de arándanos

Los arándanos son de esos frutos increíblemente medicinales que vale la pena tomar siempre que podamos. Regula nuestro organismo, baja la inflamación, reduce los gases, mejora la digestión, limpia nuestra sangre y cuida enormemente de nuestro páncreas. Si puedes encontrarlo en tus mercados a buen precio, no dudes en tomarlo en su forma natural o en un jugo e incluso en una infusión, te irá muy bien.

6. Aceite de oliva con jugo de limón

Un remedio sencillo y muy eficaz que no te va a costar nada seguir todos los días. ¿De qué se trata? Muy fácil, toma en ayunas una cucharada de aceite de oliva con cuatro gotitas de jugo de limón. De este modo favorecemos las óptimas funciones del páncreas. Vale la pena probarlo.



7. Bebida de arroz

Es de las bebidas más digestivas y suaves que podemos tomar para favorecer la salud del páncreas. Muy adecuada cada vez que tengamos problemas digestivos, cuando te sientas hinchada. Lo ideal es que elijas aquellas bebidas de arroz que dispongan de calcio añadido, porque si la hacemos nosotros será buena, pero carecerá de minerales indispensables como el calcio.

8. La importancia de nuestra vida emocional

Puede que te sorprenda este enunciado, pero una de las claves básicas para nuestra salud digestiva y de nuestro páncreas es dejar a un lado el estrés, la ansiedad o el negativismo. Estos elementos alteran nuestro metabolismo y la eficacia de muchos órganos como puede ser precisamente el páncreas, capaz de llegar a alterar la segregación de hormonas y encimas digestivas. Debemos tenerlo en cuenta para adecuar prioridades, para aprender a querernos un poco más y para tener en cuenta, que nuestra salud depende directamente en ocasiones de nuestra salud emocional. Vale la pena tenerlo en cuenta, ser feliz a veces no cuesta tanto. Desde nuestro espacio te invitamos a serlo cada día.




fuente.- http://www.medicinaortomolecular.com.mx/ 

16 octubre 2014

17 DE OCTUBRE: DÍA MUNDIAL CONTRA EL DOLOR. LAS TERAPIAS NATURALES, ALTERNATIVA CRECIENTE CONTRA EL DOLOR

Dolor de cabeza, de estómago, dolores musculares, de muelas... Más de 8 millones de españoles sufre dolor. Con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Dolor, la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (APTN_COFENAT) resalta el amplio abanico de terapias naturales que ayudan a reducirlo y a mejorar la calidad de vida, a la vez que constata el uso cada vez más frecuente de las mismas.

Más de 8 millones de españoles sufre dolor y un tercio lo padecerá toda su vida(1). Las denominadas medicinas tradicionales y medicinas complementarias (MTC) incluyen terapias como la naturopatía, la osteopatía, la acupuntura o la homeopatía, que pueden ser grandes aliados a la hora de combatir la artrosis, el dolor de espalda, la ansiedad, las lesiones musculares, el asma y un largo etcétera de dolencias.



Por su parte, algunas terapias manuales como la quiropráctica, la osteopatía y otras técnicas afines, incluidos qi gong, taichi, yoga, medicina termal y otras terapias físicas, mentales, espirituales y psicofísicas, ayudan a muchos pacientes a aliviar los sufrimientos relacionados con el estrés, la ansiedad o las angustias del día a día. Son un gran apoyo para afrontar y superar las enfermedades, logran la armonía entre el cuerpo y la mente, aumentan la autoestima y, en general, mejoran la calidad de vida.

"El uso de las Terapias Naturales como complemento a la medicina tradicional va en aumento. Muchas personas, profesionales de la salud y sistemas de atención sanitaria están integrando distintas prácticas fuera de la medicina convencional en el tratamiento de enfermedades y dolencias", asegura el presidente de APTN_COFENAT, Roberto San Antonio. Los motivos del aumento de la tendencia integradora de tratamientos tradicionales y Terapias Naturales se hallan en los beneficios que aportan las últimas: no se utilizan productos químicos y, por tanto, no hay efectos secundarios.

Pero los beneficios de las MTC no son sólo terapéuticos sino también económicos. "El ahorro a nivel particular y en el gasto sanitario es un hecho, al que se suma que se trata de una actividad productiva en expansión que genera y generará muchos puestos de trabajo con un gran impacto en las economías", asegura el presidente de APTN_COFENAT.



El sector mueve anualmente a través de al menos 5.000 profesionales de terapias naturales unos 5.400 millones de euros anuales, a los que se suman los gastos en herbolario, cuyos establecimientos pueden llegar a vender al mes más de 3.000 euros mensuales en productos de alimentación, cosmética natural o complementos alimenticios para tratar articulaciones, catarros etc.

No en vano, la MTC gana prestigio en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)(2), ante el aumento de la falta de respuesta a las enfermedades crónicas y los elevados costes de la atención sanitaria, sobre todo en países como España, donde el envejecimiento de la población es ya un hecho.

La realidad es que millones de personas en el mundo dependen de algunas formas de la medicina tradicional (ayurveda, medicina tradicional china, acupuntura, etc.) en determinadas sociedades y comunidades asiáticas, latinoamericanas y africanas, entre las que se incluyen no solo China, sino países como Singapur o Japón. Se utilizan para satisfacer las necesidades de atención primaria, por razones culturales, económicas o como alternativa o complemento a la medicina convencional. De hecho, según el presidente de APTN_COFENAT, se realizan alrededor de 200.00 consultas anuales en España y la tendencia va en aumento.

"En el Día Mundial contra el Dolor es necesario hacer hincapié en el beneficio de las Terapias Naturales contra la mayor causa de consulta médica, pero hay que recordar que no es necesario padecerlo para beneficiarse de las Terapias Naturales. Basta con tener ganas de mejorar la calidad de vida en general y con obtener una nueva visión sobre la salud", concluye Roberto San Antonio.

Notas:
(1) Sociedad Española del Dolor (SED).
(2) “Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023”.


Departamento de Comunicación de APTN_COFENAT

14 octubre 2014

¿COMO LOS PENSAMIENTOS SE CONVIERTEN EN ENFERMEDADES?

A menudo leemos en libros de autoayuda o autoconocimiento, que los pensamientos de carga negativa o destructiva, afectan a la salud y pueden crear enfermedades. Que cuidar nuestros pensamientos puede tener una incidencia directa en nuestra salud, como poco.

Este tipo de aseveraciones, así tan resumidas (porque la industria editorial de hoy en día parece premiar los libros comerciales y resumidos, frente a los detallados y más técnicos) son una realidad. El problema es que no se explica el proceso por el cual el pensamiento de las personas se convierte directamente en parte de su salud, creando enfermedades y patologías o produciendo todo lo contrario: Mejoría y curaciones.

En el post de hoy vamos a hacer lo que muchos de esos documentales y libros no hacen: Explicar cómo funciona y de qué manera opera el proceso bioquímico completo por el cual nuestros pensamientos afectan directamente a nuestra salud tanto para bien como para mal.



Porque creemos que todo lo que se explica es fácilmente comprensible, mientras que lo que no se explica pasa a formar parte de la creencia. O se cree o no… pero no se comprende.

Veamos, pues, de qué manera un simple pensamiento (cada pensamiento que tenemos) afecta, física y materialmente, a nuestro organismo. El proceso es tan enriquecedor como interesante, de manera que merece la pena conocerlo a fondo porque, así, nos estaremos conociendo a nosotros mismos. Estaremos conociendo cómo opera nuestra Máquina Perfecta: La Mente, y su extensión:

El cuerpo.

EL PROCESO QUE SIGUE UN PENSAMIENTO PARA CONVERTIRSE EN ENFERMEDAD (O TODO LO CONTRARIO):

El pensamiento es la actividad de nuestro cerebro. Los pensamientos, las emociones, cómo nos sentimos, nuestra personalidad, la forma en que respondemos a nuestra vida… Todo ello forma lo que conocemos como “Mente” o actividad mental. Pero ahora nos interesa analizar el pensamiento como el flujo de actividad eléctrica que se desarrolla en nuestro cerebro, concretamente, la actividad comunicativa entre las neuronas.

Esas conexiones eléctricas interneuronales son las que dan lugar a lo que conocemos como pensamientos (ya sean imágenes, sonidos, recuerdos y memorias, inspiraciones, ideas, etc…).

Una vez el cerebro ha creado y perseverado en una serie de pensamientos de un determinado tipo (alegres, destructivos, de crítica, humorísticos, inspirativos…) nuestro hipotálamo (el gran laboratorio químico de nuestro organismo) se pone en marcha. ¿Forma de proceder? Tan simple de describir como compleja es en su funcionamiento: El hipotálamo se pone a crear hormonas (péptidos) directamente vinculados a los pensamientos que nuestro cerebro está teniendo. Es decir, que nuestro hipotálamo creará combinaciones químicas de la misma tipología que los pensamientos que nuestro cerebro está produciendo.


De este modo, aparecen las “emociones”. Nuestro hipotálamo, al segregar e inundar el torrente sanguíneo con esas hormonas vinculadas a nuestros pensamientos, hace que nuestro cuerpo cree sensaciones. Por eso nos sentimos bien o mal, alegres o abatidos, calmados o nerviosos, como respuesta a nuestros pensamientos. Se trata, sencillamente, de que nuestro centro bioquímico (el hipotálamo) está creando productos químicos como el más perfecto laboratorio imaginable, para “dar forma de sensaciones” a los pensamientos que está produciendo nuestro cerebro.

Nuestro hipotálamo puede crear péptidos que nos hagan actuar deprisa ante situaciones de estrés; O puede segregar hormonas placenteras para adormecernos o para “premiarnos”. En definitiva, puede crear una sustancia química natural para cada proceso mental que esté en ese momento en marcha.

EL PROBLEMA:

El problema es que, por desconocimiento de estos procesos, la gente no es consciente de la importancia que tiene “pensar correctamente”. No se trata aquí de defender un tipo de pensamiento religioso o moral, ni nada por el estilo. Cuando decimos “pensamiento correcto” queremos decir, ni más ni menos, que el que sea adecuado y beneficioso para cada uno de nosotros. Ni más ni menos.

Como la mayoría de las personas desconoce la maquinaria bioquímica que se pone en marca cada vez que nuestro cerebro produce pensamientos de un tipo o de otro, la gente simplemente no puede controlar cómo se siente, o lo que es mucho más importante, no puede controlar el hecho de que muchas de esas sustancias químicas vinculadas a pensamientos destructivos, están literalmente, envenenando su cuerpo a diario y de ahí surgen enfermedades.

Pero vayamos por partes, ya que hemos dicho que íbamos a explicar el proceso completo y de forma clara:

Si, por ejemplo, permitimos que las tensiones de cada día nos mantengan en un estado de estrés, o de alerta y desconfianza (actividades que realizará nuestro cerebro a través de los pensamientos que crea y que no se controlan), nuestro hipotálamo responderá segregando sustancias químicas que colocarán nuestro organismo en modo “ataque/huida” que es la respuesta interna ante el peligro y, por ello, frente a una situación de vida o muerte.



Esa actividad del hipotálamo que es tan importante y decisiva en momentos puntuales de verdadero peligro, se vuelve autodestructiva cuando se experimenta muy continuada y regularmente. El estrés, la ansiedad, la prisa, la urgencia, la preocupación… hace que nuestro cerebro cree situaciones inexistentes y, como respuesta química a ello, nuestro hipotálamo segrega las hormonas correspondientes a un ataque o a una situación de peligro inminente para nuestra vida… Y así, durante horas al día, y durante días y días al año. Eso, simplemente, destroza nuestro cuerpo por intoxicación bioquímica, dado que ningún organismo puede vivir permanentemente en estado de shock, de peligro o de estrés/miedo continuado.

Esto es lo que da lugar a infartos, anginas de pecho, úlceras gastrointestinales, hipertensión arterial, diabetes y un largo etcétera de patologías que pueden llegar a ser mortales. Y todo comienza… En nuestros pensamientos descontrolados que han dado la orden equivocada a nuestro hipotálamo para que produzca sustancias que, segregadas de manera continuada en nuestro torrente sanguíneo, envenenan nuestro cuerpo.

MÁS PATOLOGÍAS CON ORÍGEN EN LA GESTIÓN DEL PENSAMIENTO (EXPLICADAS):

Otro cúmulo de patologías y enfermedades que nuestro cuerpo padece sin que fuera necesario y que están directamente vinculadas a la forma en que pensamos son las infecciones víricas y bacteriológicas.

El procedimiento es similar al anterior, pero no idéntico: Bajo situaciones constantes de estrés, miedo, ansiedad y preocupación, como hemos explicado, nuestra actividad hormonal pone en marcha procesos de defensa/respuesta. Es decir, tensiona músculos, prepara el cuerpo para la potencial huída, redirige la circulación sanguínea, paraliza procesos internos no vitales, para atender una supuesta amenaza que no existe… pero que estamos imaginando.

¿Qué logra todo esto?… Pues ni más ni menos, que nuestro sistema inmunitario se desgaste, se colapse y no pueda repeler ataques que, en situaciones normales, está combatiendo y rechazando a diario (cuando funciona bien, claro está).

Así pillamos una gripe, sufrimos alergias, tardamos más en cicatrizar o en repeler infecciones, etc.. etc…



Y todo comienza por la actividad mental.

Debemos tener en cuenta, ahora que sabemos cómo opera la bioquímica de nuestro cerebro, que nuestros pensamientos son las “instrucciones” que le dará nuestro cerebro a nuestro hipotálamo para que éste cree las hormonas que correspondan a ese estado mental. Si no cuidamos nuestros pensamientos y procesos mentales, la bioquímica de nuestro organismo sencillamente seguirá un patrón equivocado y nos inundará de toxinas que no juegan a nuestro favor, sino que nos debilitan, primero emocionalmente y después orgánicamente.

Nuestros órganos dejan de funcionar adecuadamente para hacerlo en modo “alerta”, si vivimos bajo situaciones de estrés sostenido, prisa, preocupación y ansiedad. Con ello la circulación sanguínea falla, la tensión se dispara, la actividad nerviosa salta por los aires y aparecen las enfermedades en órganos como el corazón, los riñones, el páncreas y un largo etcétera de variables.

Del mismo modo, esas instrucciones incorrectas que no hemos sabido parar y revertir en nuestros pensamientos afectan a nuestro sistema emocional: Agotamiento, pena, rabia, frustración, depresión, bipolarismo… y un largo etcétera de variables de orden nervioso y emocional. Tan peligrosas o más que las orgánicas.

EL CONOCIMIENTO ES LA SOLUCIÓN

Ahora que sabemos cómo se origina el proceso (pensamiento – hipotálamo – hormonas – envenenamiento del cuerpo – destrucción del sistema inmunitario) podemos también invertir el proceso.

Pensamientos de confianza, amor, seguridad, tranquilidad, calma, paz, alegría… Inician una secuencia totalmente diferente a la que da lugar a enfermedades. En estos otros casos, nuestro hipotálamo produce hormonas endorfinas, placenteras, de anestesia, calma, tranquilidad etc… Que contribuyen a que nuestro organismo pueda operar con normalidad y no bajo amenazas.



Nuestro sistema inmunitario puede hacer su trabajo de manera eficiente, el riego sanguíneo sigue el modelo y ritmo óptimos, nuestros órganos operan bajo condiciones perfectas.

Y todo comienza con el detonante inicial: Los pensamientos: La llave a la bioquímica del cuerpo humano.

Ahora, ya sabes qué hay detrás de cada emoción y de por qué te sientes como te sientes en cada momento.

Ahora también sabes de qué forma y por qué pasos, un pensamiento se convierte en una toxina y afecta a tu organismo enfermándolo, o todo lo contrario: Sanándolo.

Y, como siempre que parendes algo nuevo e importante, ahora tú eres el dueñ@ de hacer los cambios oportunos, porque es tu calidad de vida y tu salud las que están en juego.


fuente.- http://periodismo-alternativo.com/  Artículo de Alquimista

13 octubre 2014

ACEITE DE ONAGRA

La onagra es una preciosa flor y además de decorativa esconde un sin fín de propiedades. Ya debían saberlo los asnos, que la comían por los caminos. De ahí que también se la conozca como hierba del asno o hierba del burro. Otro nombre con el que también se la designa es prímula y su nombre científico: oenathera biennis

La onagra es rica en ácidos grasos esenciales (AGE) necesarios para la producción de prostglandinas y para el correcto funcionamiento del cerebro. Sus semillas contienen aceites esenciales Omega6 (ácido linoleico y ácido gamma-linolénico).



Destacamos entre sus propiedades:

-  Efecto hipocolesterolemiante y antiinflamatorio

- Mejora la circulación sanguínea (flebitis, hemorroideas, varices...)

- Síndrome premenstrual (reduce la hinchazón, dolor de estómago, de cabeza, naúseas, disminuye la irritabilidad...)

- Problemas de infertilidad femenina y también masculina

- Coadyuvante en tratamientos para la diabetes. Además ayuda a mantener los niveles de insulina en sangre)

- Ligero efecto sedante.

- Ayuda a controlar el peso (adelgazante natural)

- Diurético (retención de líquidos, infecciones urinarias y cálculos renales)

- Protege al hígado de los efectos negativos del alcohol, y se dice, que ayuda a combatir la resaca.

- Por sus propiedades antiespasmódicas y digestivas también se utiliza en casos de problemas de estreñimiento y diarrea.

- Para problemas de alergia al polen y asma.

- Tanto en uso interno como externo, para mejorar problemas de piel (sequedad, ezcema atópico...)

- Evita la oxidación y el envejecimiento de los tejidos.

- Para evitar la caída del cabello (cuando ésta se debe a falta de ríego del folículo piloso)



Es una planta que no posee contraindicaciones, salvo en caso de embarazo y lactancia, en los cuales no está indicada, y en caso de epilepsia (ya que podría provocar convulsiones) o en combinación de fenotiazinas. Hay que tener precaución o consultar con un profesional de la salud en el caso de estar tomando medicamentos anticoagulantes (aspirina, warfarina, heparina, dalteparina y otros).

Como efectos secundarios puede provocar molestias estomacales, por eso siempre se recomienda consumirla con el estómago lleno.

¿POR QUE ASOCIARME A APTN-COFENAT?


Desde APTN-COFENAT podríamos resumir la respuesta en tres razones: Para estar mejor protegido ante la Administración, para hacer valer  tus derechos y para crecer como profesional.

Pero también porque  te necesitamos. Te necesitamos para que las Terapias Naturales por fin ocupen el puesto que les corresponde en la sociedad. Es cierto que su crecimiento es imparable. Cada vez son más las personas que las utilizan como tratamiento único o complementario a sus tratamientos convencionales,  por varias razones. Sobre todo porque bien practicadas funcionan,  pero además porque sus efectos secundarios son mucho menores o inexistentes  y el tratamiento es mucho más personalizado. Así lo reconoce la propia OrganizaciónMundial de la Salud.

Sin embargo los profesionales llevamos años trabajando para que se regularicen definitivamente, y aún no lo hemos logrado.



Y si no lo hemos conseguido no es sólo por la cerrazón de la Administración Central, que por supuesto ha sido así. Ha sido también porque en muchas ocasiones los profesionales de las Terapias Naturales nos hemos presentado divididos en distintas asociaciones pugnando cada una de ellas por hacer valer sus propios privilegios.  

En APTN-COFENAT ofrecemos un frente unido que lucha por los derechos de todos, con independencia de la terapia que cada cual haya escogido. Y así lo han entendido hasta el momento más de 10.800 profesionales, lo que nos ha convertido en la principal asociación del país,  y nos ha permitido ser la única asociación española presente en el proceso de regulación a nivel europeo.

Por eso debes asociarte a APTN-COFENAT, porque cuántos más seamos más fuerza tendremos para conseguir el objetivo deseado: que la Administración reconozca de forma oficial nuestra profesión, nuestros estudios y nuestra aportación a la salud de la sociedad.  Así podremos garantizar al usuario una seguridad en los tratamientos que recibe del profesional,  y al profesional la protección jurídica necesaria a la hora de ejercer su derecho a trabajar. 

Por muchas razones que no se os escapan, este parece ser el momento para conseguirlo. La sociedad se mueve, pide cambios, nuevas opciones en política, economía, educación y salud. Debemos aprovechar el momento y presentarnos como referencia nacional e internacional para todos aquellos que crean en las Terapias Naturales. Cuántos más seamos, más presencia tendremos. Por eso te necesitamos.




Pero es que además de la garantía de estar integrado en el principal colectivo de Terapeutas Naturales del país donde va a ser escuchado y atendido, están los beneficios concretos. 

Ofrecemos un seguro de responsabilidad civil a  un precio difícilmente mejorable, una iguala de abogados por muy pocos euros al mes que se encargan  de revisar los textos legales, de asesorar en el ejercicio de la profesión  y defender a los asociados en cualquier proceso judicial relacionado con su actividad profesional. 

Un acondicionamiento también por muy poco dinero de la LOPD,  cuyas cifras en el mercado son muy superiores  y una cooperativa de trabajo donde se ofrece la posibilidad de darse de alta en el Régimen General de la Seguridad Social por un coste menor que el de Autónomos y sin declaraciones trimestrales del IVA, pero eso sí cumpliendo todos los requisitos legales ante la Administración.  

Además ofrecemos asesoramiento técnico profesional sobre como publicitarse, la terminología a utilizar en la tarjetas, la Web o en el espacio de trabajo etc.  Tenemos además una organización dividida en Comisiones  Científicas que te ayudarán a mejorar en tu trabajo. Son sólo algunas de las ventajas que ofrecemos a los profesionales de las terapias naturales que quieran unirse a nosotros. 

Y trabajamos por seguir mejorando, el pasado año por ejemplo aprobamos la concesión de subvenciones en metálico para formación continuada en la terapia natural que el asociado escoja. Somos la única asociación en España que lo hace. 


Nuestra oferta es sin lugar a dudas la mejor. Te esperamos.


08 octubre 2014

DIETA Y CANCER

Una exhaustiva revisión de las evidencias epidemiológicas, clínicas y experimentales pone en evidencia la relación entre la alimentación y la mortalidad y morbilidad de diferentes enfermedades. Esta relación es estrecha para la aterosclerosis, las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión y altamente sugestiva para ciertos tipos de cáncer: esófago, estómago, colon, mama, pulmón y próstata. La alimentación también puede predisponer a la caries dental, la hepatopatía crónica, la obesidad y la diabetes mellitus no insulino-dependiente y puede influenciar la osteoporosis y la progresión de la insuficiencia renal crónica.

Los epidemiólogos sugieren que la mayoría de los cánceres, entre el 65 y el 70%, están producidos por factores asociados con el estilo de vida, en particular el uso del tabaco y el alcohol y la dieta. Hasta un 30% de los cánceres parecen estar directamente relacionados con la nutrición y otro 30% con el tabaco. Por tanto, dejar de fumar y modificar la alimentación desempeñan un papel clave en la prevención primaria del cáncer.

Un poco de historia

Desde 1913, en que se relacionó por primera vez la dieta con el cáncer, hasta nuestros días, se ha progresado bastante en nuestro conocimiento de esta relación. En la actualidad, gracias a los resultados de numerosos estudios, se pueden establecer un conjunto de recomendaciones alimentarias, en dos sentidos:

1) evitar o reducir el consumo de alimentos relacionados con ciertos tipos de cáncer, y

2) estimular o aumentar el consumo de alimentos que parecen capaces de prevenir distintos tipos de cáncer.

El objetivo principal de estas recomendaciones es el de llegar a prevenir hasta un 30% de los cánceres que se creen relacionados con la dieta.


Dieta: Factor Ambiental Externo del Cáncer

La etiología del cáncer, es decir, sus causas, son numerosas, variadas y no totalmente conocidas por la ciencia moderna. Existen causas endógenas, es decir, relacionadas con la herencia genética de los individuos y causas exógenas, es decir externas, entre las que se encuentra la polución ambiental, el tabaco, la dieta, algunas infecciones víricas, enfermedades pre-cancerosas, etc. Es evidente que la dieta, aunque en este reportaje queramos separarla del resto, no es la única causa ni la máxima responsable de la aparición de cánceres de distinta localización. Pero se cree que una dieta más adecuada sí podría reducir tanto la incidencia como el desarrollo de los diferentes tipos de cáncer con los que se la relaciona. En el futuro, nuevas o más detalladas recomendaciones podrán sumarse a las actuales, pero las que ya se pueden empezar a utilizar son las que vamos a revisar aquí.

La dieta parece implicada, en mayor o menor grado, con la aparición y el desarrollo de cánceres de: mama, colon, vejiga urinaria, próstata, esófago, estómago, pulmón, cuello del útero, endometrio, ovario, vesícula biliar, hígado y páncreas. Es una lista suficientemente larga y algunos de los cánceres aquí representados son tan importantes y frecuentes como para tomar en consideración la alimentación de cada día.

Las características de la dieta o su composición, los nutrientes que parecen implicados con el cáncer son: la cantidad de calorías de la dieta, su contenido en grasa, en fibra vegetal, el alcohol, el calcio, las vitaminas E y C, la vitamina A y los beta-carotenos, el ácido fólico y el selenio, las frutas cítricas y los vegetales de hoja verde y crucíferos de la alimentación de cada día. Veamos esto con mayor detalle.



COMPUESTOS QUE PUEDEN PREVENIR EL CÁNCER Y SU ORIGEN

Calcio- Leche y derivados

Vitamina- A Leche, mantequilla, huevos, aceites de hígado de peces, vegetales, fruta

Carotenos- Frutas, vegetales

Fibra- Cereales, legumbres, fruta, vegetales

Selenio- Carnes, pescados, cereales

Ácido fólico- Carnes, hígado, cereales, vegetales verdes

Vitamina C- Frutas (cítricos), vegetales frescos, patata

Vitamina E- Huevo, cereales, vegetales de hoja verde, aceites germinales

Vitamina D- Leche, mantequilla, huevo, aceite de hígado de peces. Luz solar

Indoles, fenoles- Vegetales crucíferos: nabo, rábano, berro, berza

Organosulfurados- Ajo, cebolla

Tanto los estudios experimentales en animales como los estudios epidemiológicos internacionales llevados a cabo ponen en evidencia una estrecha relación entre el aumento del contenido de grasa de la dieta con el aumento de la incidencia y la mortalidad del cáncer de mama, de colon, de recto y de próstata sobre todo; pero también parece tener relación con el cáncer de ovario, de endometrio y de páncreas. Existen otras causas para cada uno de estos cánceres, pero el papel de la grasa de la dieta en estos casos es bastante sugestivo.

No se conocen los mecanismos concretos a través de los cuales actúa la grasa de la dieta en el desarrollo del cáncer. Es posible que haya varios factores a tener en cuenta dentro del término "grasa de la dieta", como por ejemplo el porcentaje de calorías que se ingieren cada día a partir de la grasa, los gramos de grasa de la dieta, el tipo de grasa, si existe obesidad o sobrepeso, si se ha aumentado de peso progresivamente, la edad, el tiempo que hace que se ingiere una dieta muy rica en grasa, etc.

Por otro lado, la obesidad, relacionada con el aumento de la ingesta de calorías y/o de grasas en la dieta, también parece ser un factor de riesgo para el cáncer de mama, cuello uterino, colon, endometrio, vesícula biliar, riñón, ovario, próstata y tiroides. Los hombres con un sobrepeso del 40% tienen una un 35% más de probabilidades de morir de cáncer, especialmente de colon y recto. Las mujeres con un 40% de sobrepeso tienen un 160% más de probabilidades de morir de cáncer, especialmente de vesícula biliar, mama, cuello uterino, endometrio y ovario.

Por tanto, es recomendable reducir la ingesta de grasa de la dieta, reducir asimismo la cantidad de calorías totales ingeridas y modificar o cambiar el consumo de ciertos alimentos ricos en grasa por otros más beneficiosos.

Para ello, habría que reducir el consumo de carne roja y grasas animales sustituyéndolos por carne magra, pescado, pollo sin piel, leche y derivados lácteos desnatados y utilizar aceite de oliva, puesto que estos alimentos parecen tener efectos preventivos frente al cáncer. Asimismo, el aumento del consumo de fibra vegetal en la dieta de cada día permite reducir el consumo de grasa y de colesterol.

RECOMENDACIONES DE LA SOCIEDAD AMERICANA DEL CANCER:

DIETA ANTICANCER

Reducir la ingesta de grasa a menos del 30% de las calorías totales de la dieta

Aumentar el contenido de la fibra de la dieta a 20-30 gramos al día

Comer diariamente frutas y vegetales variados

Evitar la obesidad

Consumir alcohol en cantidades moderadas

Minimizar el consumo de alimentos en salazón, en vinagre y ahumados.



Alcohol y Cáncer

Aunque la relación entre al consumo de alcohol y el cáncer es variable en función del tipo de alcohol, su graduación y la cantidad que se ingiere, existe una relación directa: a mayor consumo de alcohol mayor riesgo de cáncer de la cavidad oral, faringe, esófago y laringe en donde actúa conjuntamente con el tabaco para aumentar el riesgo. También se relacionan con el consumo de alcohol los cánceres de hígado, recto, páncreas y mama.

Por tanto, la mejor y única recomendación que puede hacerse en este sentido es reducir el consumo de alcohol, hasta cantidades moderadas o no beberlo en absoluto.


¿CÓMO REDUCIR LA INGESTA DE GRASA DE LA DIETA?

Disminuyendo el consumo de carne roja, mantequilla y grasas animales

Aumenrando el de carne magra, pollo sin piel, pescado y derivados lácteos desnatados

A la hora de cocinar: hervidos, asados, cocidos y al vapor

Utilizando siempre aceite de oliva

Aumentando el consumo de fibra dietética



Fibra Dietética y Cáncer

Toda la fibra dietética es de origen vegetal y está formada por un conjunto heterogéneo de componentes: celulosa, hemicelulosa, pectina, gomas y ligninas, que suelen ser resistentes a la digestión por parte de los enzimas digestivos humanos. Aunque también pueden clasificarse en solubles e insolubles, sus principales acciones son las de retrasar el vaciado gástrico, enlentecer la absorción de glucosa, reducir los niveles de colesterol, reducir el tiempo de tránsito intestinal y aumentar el volumen de las heces.

El aumento del contenido de fibra de la dieta parece tener un claro efecto protector, fundamentalmente, frente al cáncer de colon y de mama. Pero también parece ser útil frente a los cánceres de boca, faringe, esófago, estómago, endometrio y ovario.

Los mecanismos a través de los que puede actuar de esta forma tan beneficiosa la fibra dietética son varios: reduciendo el tiempo de tránsito intestinal, aumentando el peso y el volumen de las heces, aumentando la frecuencia de evacuación, diluyendo el contenido del colon y absorbiendo sustancias orgánicas e inorgánicas que de otra forma tendrían posibilidad de reaccionar con la mucosa del colon, etc.

La principal recomendación relacionada con la fibra es, por tanto, aumentar su consumo, a ser posible hasta 20-30 gramos al día. Ello representa aumentar el consumo de frutas, vegetales, pan, cereales y legumbres, cada día.

¿CÓMO AUMENTAR LA INGESTA DE FIBRA DIETÉTICA?

Comer cinco o más veces al día, cada día:

Frutas

Verduras y hortalizas

Pan y cereales

Legumbres

Micronutrientes

Otros varios compuestos de los alimentos que se han relacionado positivamente a favor de la prevención del cáncer son los llamados micronutrientes, puesto que la cantidad que se ingiere de ellos en la dieta diaria es pequeña, unos miligramos y a veces menos. Son fundamentalmente el ácido fólico, el calcio y los conocidos como micronutrientes antioxidantes, los que más claramente han demostrado su efecto protector frente al cáncer: las vitaminas A -retinoides y beta-carotenos-, C y E y el selenio.

Las fuentes más ricas en estos micronutrientes antioxidantes son las frutas y los vegetales. Un bajo consumo de estos compuestos se ha relacionado con una mayor incidencia de cánceres de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, colon, recto, vejiga y cuello uterino.

Especial atención se les está prestando a los retinoides (vitamina A preformada), que se encuentra básicamente en el hígado, la yema de huevo y productos de origen animal y más aún a los carotenoides (provitamina A), en particular al beta-caroteno que se encuentra en los vegetales y las frutas de color verde oscuro y naranja.

El beta-caroteno parece ejercer su efecto protector frente a los cánceres de pulmón, esófago, estómago, colon y recto, próstata, mama, cuello del útero, ovario y piel. Su principal ventaja sobre los retonoides es que un aumento de su consumo o su suplementación en forma de cápsulas no ocasiona problemas de hipervitaminosis A. Además, se está investigando su utilidad tratamiento preventivo en distintos tipos de cáncer en cerca de una veintena de estudios internacionales.

Volviendo a las recomendaciones prácticas al respecto de estos compuestos, parece recomendable aumentar el consumo de los alimentos ricos en estos micronutrientes como son los vegetales -verduras, hortalizas, cereales- y frutas y la leche y sus derivados.


Recomendaciones Internacionales

Diferentes organismos internacionales han puesto en circulación diversas listas de recomendaciones prácticas en este sentido, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta sociedades científicas de numerosos países, entre las que destacan las de la Sociedad Americana del Cáncer. Existe un cierto consenso acerca de lo mejor que se puede comer, en el sentido de que una alimentación más sana, más equilibrada y más variada es una eficaz medida de prevención primaria, no solo del cáncer, sino también de otras enfermedades.

Las principales recomendaciones de la OMS son: ajustar la ingesta de calorías al gasto de energía para mantener un peso corporal aceptable, evitar el exceso de grasa -en especial de grasa saturada- y de colesterol, aumentar la ingesta de hidratos de carbono complejos y de fibra dietética, limitar la toma de azúcar y de sal a niveles moderados y limitar la de alcohol. En este sentido subraya la importancia de emprender acciones y estrategias para dar a conocer estas recomenaciones a través de la educación nutricional y del consejo dietético al público general.

Creo que estarán de acuerdo en que son recomendaciones de lo más razonable y que no representan una modificación excesivamente difícil de realizar. Más, teniendo en cuenta que la dieta tradicional de nuestro país, la dieta mediterránea, es más sana, equilibrada y variada que la de otros países occidentales desarrollados. Otro dato importante a tener en cuenta en este sentido es que en los países mediterráneos, la tasa de muerte relacionada con el cáncer es la mitad que la de los Estados Unidos de América.

Aún más detalladas son las recomendaciones de la Sociedad Americada del Cáncer, por lo que respecta al tema de la alimentación y el cáncer: reducir la ingesta de grasa a menos del 30% de las calorías totales de la dieta; aumentar el contenido de la fibra de la dieta a 20-30 gramos al día; comer diariamente frutas y vegetales variados; evitar la obesidad; consumir alcohol en cantidades moderadas; y minimizar el consumo de alimentos en salazón, en vinagre y ahumados.

Para reducir la ingesta de grasa en la alimentación es preciso disminuir el consumo de carne roja, mantequilla y grasas animales sustituyéndolos por carne magra, pollo sin piel, pescado y derivados lácteos desnatados. A la hora de cocinar son preferibles los hervidos, los asados, los cocidos y al vapor. Si hay que freir es preferible utilizar aceite de oliva, así como para aliñar ensaladas y otros platos. Además hay que aumentar el consumo de fibra dietética en todas sus formas: verduras y hortalizas, pan y cereales, legumbres y fruta, todos los días.

Conclusión

Como puede verse, existe una larga lista de importantes y frecuentes tipos de cáncer que parecen estrechamente relacionados con la alimentación de cada día, que aunque no es el único factor causal a tener en cuenta sí es realmente importante. El tabaco es el principal factor ambiental externo que contribuye a la aparición y el desarrollo de distintos cánceres. La alimentación inadecuada se diseña como el segundo.

En lo que a ésta se refiere, es muy posible que ningún micronutriente o compuesto sea específica y esencialmente importante como preventivo del cáncer y por ello las recomendaciones que se hacen al respecto tienen cuenta la alimentación global más que el contenido de la dieta en un compuesto concreto.



También es probable que los cambios en la alimentación que se recomiendan sean más difíciles de llevar a cabo de lo que nos puede parecer, pero no cabe duda de que con una información correcta, seria y veraz será más fácil convencer a la población de la utilidad de estas medidas para conseguir el objetivo de prevenir el cáncer gracias a una alimentación más sana, más variada y en lo que a nosotros respecta, con los alimentos más tradicionales de nuestro entorno geográfico, la llamada dieta mediterránea.

A medida que se vayan teniendo más conocimientos al respecto, se podrán perfilar mejor estas recomendaciones y es posible que haya que recurrir a otras medidas para aumentar el contenido de ciertos compuestos conocidos ahora o aún no, en forma de suplementos o alimentos enriquecidos, pero en estos momentos, las mejores recomendaciones que pueden hacerse son las que se perfilan es este reportaje.

El consejo que puede resumir todas estas recomendaciones sería "variedad y moderación".



Entrevista con el Prof. Jordi Estapé

El Profesor Jordi Estapé es Catedrático de Oncología de la Universidad de Barcelona y Jefe del Servicio de Coordinación Oncológica del Hospital Clínico de Barcelona.

- Profesor Estapé, ¿cómo podría definirse la actual relación entre alimentación y cáncer?

- De los factores ambientales externos, el principal contribuyente a la aparición y desarrollo de distintos cánceres es el tabaco. En estos momentos, a la luz de los numerosos resultados de los estudios internacionales llevados a cabo en este sentido, la alimentación inadecuada parece que puede ser el segundo. Se estima que alrededor de un 30% de todos los cánceres están directamente relacionados con el tabaco y que otro 30% podrían estar relacionados con la alimentación. Por tanto, dejar de fumar y mejorar la alimentación pueden desempeñar un papel clave en la prevención primaria del cáncer.

- ¿Cuáles son los tipos de cáncer que se relacionan con la alimentación y que importancia tienen para la salud de la población?

- Hay cuatro tipos de cáncer que representan más del 50% de las muertes debidas a todos los cánceres. En hombres: el cáncer de pulmón, de próstata y de colon y recto; y en mujeres: el de mama, el de colon y recto y el de pulmón, por este orden. Existen evidencias muy sugestivas de que la alimentación inadecuada es un factor de riesgo, en diferentes proporciones, para todos ellos. Además, la dieta se ha implicado en otros varios cánceres que también son importantes y relativamente frecuentes.

- ¿Las recomendaciones alimentarias se pueden establecer en la actualidad en este sentido?

- Son diferentes y variadas las organizaciones internacionales que hacen recomendaciones alimentarias, entre ellas las del Programa Europa Contra el Cáncer. En síntesis, se basan en dos: 1) evitar o al menos disminuir el consumo de alimentos que parecen relacionados con ciertos tipos de cáncer, y 2) estimular o aumentar el consumo de alimentos que parecen capaces de prevenir la aparición y/o el desarrollo de distintos cánceres. El objetivo de estas recomendaciones es el de llegar a prevenir hasta un 30% de los cánceres que se creen relacionados con la dieta. En este momento es lo mejor que podemos hacer.


fuente.- http://www.medycom.com/tusalud/tusalud.html 

07 octubre 2014

COMO HACER UN EXFOLIANTE NATURAL DE PIÑA COLADA

Los exfoliantes se convierten en grandes aliados para eliminar las impurezas de la piel y para deshacernos de la piel muerta que impide que las células de la dermis nuevas crezcan de forma natural. Es por ello que resulta fundamental incorporar esta práctica cosmética al menos una vez cada dos semanas en nuestros hábitos. Y en este caso te proponemos hacerlo con un exfoliante natural de piña colada.

Ingredientes

1/2 taza de manteca de karité
10 cucharadas de azúcar
1 cucharada de polvo de jojoba amarilla
2 cucharadas de jalea real
1 cucharada de aceite esencial de piña colada



Preparación

Para preparar este exfoliante natural de piña colada, debes colocar la jalea real en un bol a fuego medio. Luego, añade a la mezcla la manteca de karité. En cuanto veas que se empiezan a mezclar, saca del fuego y remueve lentamente. Una vez que la mezcla se enfríe, ya puedes añadir el aceite esencial. Ya por último, pon en la mezcla el azúcar y el polvo de jojoba.

Con esto bien mezclado, ya tienes un exfoliante natural a la piña colada que podrás utilizar en tus rutinas de belleza.

Los exfoliantes naturales son tan efectivos como los que podemos comprar, pero al ser caseros, no contienen productos químicos y además podemos personalizar los aromas que utilizamos en ellos según nuestro propio gusto personal. Esto es algo que para muchas mujeres es fundamental en sus hábitos cosméticos. ¿Te animas a amar a la piña colada ahora también en forma de exfoliante natural?


01 octubre 2014

30 ALIMENTOS CON PROPIEDADES ANTIBIOTICAS

Existen alimentos y plantas con propiedades antibióticas suaves que no perjudican el sistema inmunitario, sino que lo ayudan.

Estos productos naturales favorecen el control de los microorganismos patógenos (bacterias, virus y hongos) sin perjudicar a las bacterias beneficiosas.

Los antibióticos farmacéuticos están diseñados para matar diferentes familias de bacterias, pero a menudo no distinguen entre las perjudiciales y las beneficiosas. Pueden curar pero también dañan la flora que apoya la función inmunitaria. Como consecuencia, el consumo de antibióticos puede estar detrás de las infecciones de repetición y también de la aparición de bacterias resistentes que no responden a ningún medicamento. Lo adecuado es utilizar los antibióticos únicamente cuando resultan imprescindibles.



Existen alimentos y plantas con propiedades antibióticas suaves que no perjudican el sistema inmunitario, sino que lo ayudan. Estos productos naturales favorecen el control de los microorganismos patógenos (bacterias, virus y hongos) sin perjudicar a las bacterias beneficiosas. Son recomendables en caso de enfermedad y sobre todo como estrategia preventiva. Quizá no eviten todos los resfriados e infecciones, pero reducen el riesgo de complicaciones, acortan la duración del trastorno y alivian la sintomatología.

 1  Frutas cítricas

Cada día es necesario ingerir diariamente un mínimo de 60 mg de vitamina C, dosis que se obtiene, por ejemplo, de una naranja, un kiwi, un mango, un pimiento rojo crudo, tres mandarinas o media guayaba.

 2  Nuez de Brasil

El selenio es capaz de aumentar la producción de glóbulos blancos, que participan en la defensa contra los virus. El alimento más rico en selenio es la nuez de Brasil, pero los 70 mcg diarios necesarios se pueden obtener con una ración de pescado o incluyendo en la dieta huevos, cereales integrales, carnes y productos lácteos.



 3  Semillas de calabaza

Son muy intersantes porque aportan zinc, que posee una actividad antivírica directa. Para garantizarse los 15 mg necesarios es una buena idea comer diariamente un puñado de semillas de calabaza, un trocito de queso curado y pan integral. Además se encuentra en frutos secos, mariscos, legumbres, arroces integrales, carnes, pescados, huevos y productos lácteos.

 4  Cebollas y ajos

Los compuestos azufrados presentes en cebollas y ajos son los elementos clave para su uso como antibióticos, con propiedades demostradas en laboratorio. Ambos se han utilizado tradicionalmente para combatir los efectos de los resfriados y la gripe. El ajo está indicado en la prevención y tratamiento de las infecciones por hongos y virus (contra los que los antibióticos farmacéuticos no pueden hacer nada, por cierto).



 5  Miel

La miel se usa como un tratamiento antibacteriano mucho antes de que se desarrollaron los antibióticos sintéticos. Las culturas de todo el mundo recogen la utilidad de la miel en el tratamiento de las heridas. Después de décadas de olvido, en los últimos años se han publicado estudios sobre la miel como mejor opción en el cuidado de las heridas. Por otra parte, en la medicina china se emplea en el tratamiento de afecciones digestivas como úlceras estomacales y de duodeno.

 6  Col

El jugo de la col es un remedio tradicional en centroeuropa contra las úlceras estomacales. Antes de someterse a un tratamiento antibiótico se puede probar un tratamiento natural: consiste en beber medio vaso de jugo de col fresca, 2 o 3 veces al día , entre las comidas, durante dos semanas. Además se recomienda acompañar cada jugo con media cucharadita de miel ecológica, dejando que se deshaga en la boca antes de tragarla. Por otra parte, por vía externa, se pueden aplicar las hojas de col sobre los senos apra aliviar la inflamación de las mastitis.




 7  Alimentos fermentados

Actualmente incluso los médicos que recetan un antibiótico suelen recomendan que se consuma un alimento probiótico para favorecer la regeneración de la flora beneficiosa. Por ejemplo, yogur, kéfir y hortalizas fermentadas (como la chucrut o sauerkraut). Uno o dos yogures diarios son suficientes para incrementar la eficacia de las defensas.

 8 a 30  Plantas aromáticas y especias

No sólo aportan aromas incomparables, sino que la mayoría poseen propiedades antibióticas y antioxidantes. Cada día se debieran consumir al menos un par de las siguientes hierbas y semillas:

Pimienta de Jamaica - Tomillo-  Menta- Albahaca- Salvia- Romero- Melisa- Orégano- Estragón

Clavo -Laurel- Mejorana- Cilantro- Eneldo -Nuez moscada- Cardamomo- Pimienta- Jengibre

Anís- Hinojo -Mostaza- Perejil- Comino


FUENTE.-  http://elcorreodelsol.com/