13 octubre 2014

ACEITE DE ONAGRA

La onagra es una preciosa flor y además de decorativa esconde un sin fín de propiedades. Ya debían saberlo los asnos, que la comían por los caminos. De ahí que también se la conozca como hierba del asno o hierba del burro. Otro nombre con el que también se la designa es prímula y su nombre científico: oenathera biennis

La onagra es rica en ácidos grasos esenciales (AGE) necesarios para la producción de prostglandinas y para el correcto funcionamiento del cerebro. Sus semillas contienen aceites esenciales Omega6 (ácido linoleico y ácido gamma-linolénico).



Destacamos entre sus propiedades:

-  Efecto hipocolesterolemiante y antiinflamatorio

- Mejora la circulación sanguínea (flebitis, hemorroideas, varices...)

- Síndrome premenstrual (reduce la hinchazón, dolor de estómago, de cabeza, naúseas, disminuye la irritabilidad...)

- Problemas de infertilidad femenina y también masculina

- Coadyuvante en tratamientos para la diabetes. Además ayuda a mantener los niveles de insulina en sangre)

- Ligero efecto sedante.

- Ayuda a controlar el peso (adelgazante natural)

- Diurético (retención de líquidos, infecciones urinarias y cálculos renales)

- Protege al hígado de los efectos negativos del alcohol, y se dice, que ayuda a combatir la resaca.

- Por sus propiedades antiespasmódicas y digestivas también se utiliza en casos de problemas de estreñimiento y diarrea.

- Para problemas de alergia al polen y asma.

- Tanto en uso interno como externo, para mejorar problemas de piel (sequedad, ezcema atópico...)

- Evita la oxidación y el envejecimiento de los tejidos.

- Para evitar la caída del cabello (cuando ésta se debe a falta de ríego del folículo piloso)



Es una planta que no posee contraindicaciones, salvo en caso de embarazo y lactancia, en los cuales no está indicada, y en caso de epilepsia (ya que podría provocar convulsiones) o en combinación de fenotiazinas. Hay que tener precaución o consultar con un profesional de la salud en el caso de estar tomando medicamentos anticoagulantes (aspirina, warfarina, heparina, dalteparina y otros).

Como efectos secundarios puede provocar molestias estomacales, por eso siempre se recomienda consumirla con el estómago lleno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario