27 enero 2015

5 LICUADOS PARA COMBATIR EL ESTREÑIMIENTO

Hay muchos remedios naturales para combatir el estreñimiento, pero una manera más fácil y placentera de hacerlo consiste en seleccionar alimentos que promuevan el tránsito intestinal y tomarlos diariamente.



En este artículo te proponemos algunos batidos que puedes tomar a lo largo del día y que te ayudarán a mejorar tu función intestinal, entre otros beneficios.

Licuados mejor que jugos

Aunque los jugos y licuados naturales son muy saludables y nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales, si lo que queremos es tratar el estreñimiento optaremos mejor por los batidos, ya que éstos incluyen la fibra de las frutas, la cual se desperdicia en el caso de los jugos.

Precisamente por eso los batidos son también mucho más saciantes, por lo que podemos tomarlos para desayunar o merendar, lo cual también es una manera deliciosa y sana de evitar el abuso de azúcares y harinas refinadas.




Miel para endulzar

Si queremos endulzar un poco estos batidos prescindiremos del azúcar blanco, que es un veneno para nuestra salud, y elegiremos un endulzante muy natural y que además también tiene propiedades laxantes: la miel de acacia. Si no la encontramos, podemos elegir cualquier otro tipo de miel de abeja, o bien una melaza natural de fruta (manzana, pera) o cereales.

Kéfir y ciruelas pasas

El kéfir es un tipo de yogur fermentado que tiene todos los beneficios del yogur y algunas ventajas más, como que se digiere más fácilmente porque contiene menos lactosa y que mejora nuestra flora intestinal al ser un alimento fermentado. El kéfir lo podemos comprar ya preparado o bien hacerlo nosotros mismos con el hongo y la leche.

Las ciruelas pasas, además de ser ricas en calcio y un excelente alimento para prevenir la osteoporosis, tienen una gran cantidad de fibra y son conocidas desde la antigüedad como uno de los mejores alimentos contra el estreñimiento. Las ciruelas, a ser posible, las habremos puesto en remojo la noche anterior.



Avena y dátiles

A diferencia de la bebida de arroz, que puede estreñir un poco a quienes tengan tendencia, la bebida de avena es rica en mucílagos, un tipo de fibra que mejora la evacuación. Para este batido podemos usar bebida de avena o bien una cucharada de copos de avena que habremos puesto en remojo un par de horas en agua caliente.

Los dátiles, como la mayoría de frutas secas, contienen una gran cantidad de fibra y en este caso también nos aportarán mucha vitalidad, por lo que es un batido ideal para la mañana.

La avena le dará una textura muy cremosa y los dátiles le aportarán dulzor.

Manzana y kiwi

La manzana se ha usado tanto para casos de estreñimiento como de diarrea. El secreto está en su peladura, la cual contiene la mayor parte de la fibra. No obstante, para consumirla con su peladura deberemos conseguir manzanas ecológicas libres de pesticidas.

Podemos usar la manzana cruda o bien cocerla un rato, lo cual le dará todavía más sabor.

Por otro lado, el kiwi es otra de las frutas que tradicionalmente se han tomado en ayunas por sus beneficios laxantes.

Yogur e higos

El yogur es una alternativa si no podemos encontrar o elaborar el kéfir, a pesar de que no contiene tantos fermentos. Intentaremos, eso sí, que sea lo más natural posible y que no contenga azúcares, edulcorantes, colorantes o saborizantes artificiales.

Los higos, tanto si son frescos como si son secos, son muy ricos en fibra y también aportarán dulzor natural a este delicioso batido.



Avellanas y semillas de lino

Finalmente destacamos el fruto seco y las semillas que más fibra contienen y que, por ello, podremos batir junto con una bebida vegetal a nuestro gusto.

Las avellanas, además, también regulan los niveles de azúcar en sangre.

En algunas dietéticas podemos encontrar leche de avellanas, que tiene un sabor excelente y combina muy bien con un poco de cacao.

Por su parte, las semillas de lino las dejaremos en remojo durante toda la noche para que suelten los mucílagos. El agua que sobre también la incorporaremos al batido.

La proporción por batido será de un puñado de avellanas y una cucharadita de semillas de lino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario