21 enero 2015

SEMILLAS DE SÉSAMO NEGRO

El Sésamo negro, incrementa la inmunidad de las células y resiste a la radiación
Según la teoría de la medicina tradicional china, la comida de color negro puede influir en los riñones, que funcionan principalmente en las médulas y el cerebro. La radiación afecta principalmente a las médulas y el cerebro y perjudica el sistema inmunológico. Comer numerosas comidas favorables para los riñones puede aumentar la inmunidad del organismo y proteger eficazmente la salud humana.

Nombre botánico: Sesamum indicum nigrum L.
Nombre vulgar: Semillas de sésamo negro.



La planta de sésamo es originaria de India y África. Esta legumbre fue muy apreciada en la antigua Grecia y en la India, donde los hindúes utilizaban su aceite en diversas ceremonias religiosas de purificación. Existen distintas variedades de dicha planta. Dependiendo de ello, es que se obtienen semillas de color blanco, rojo, marrón y negro. Estas aportan importantes propiedades nutricionales y son una fuente natural de minerales, ácidos insaturados y proteínas vegetales.

De todas las variantes, las semillas negras son las más ricas en hierro.

Semillas de sésamo negro y sus beneficios para la salud:

• Por otra parte, las semillas de sésamo negro aportan más fibras que las blancas y menos cantidad de aceite, por lo que son más agradables al paladar.

• Posee un alto porcentaje de hierro y calcio, por su riqueza en ácidos insaturados, ayuda a regular el colesterol en sangre.

• El sésamo negro al ofrecer altas dosis de hierro, resulta muy beneficioso para las personas con anemia y durante el embarazo y la lactancia.

• La Medicina Oriental recomienda consumirlas regularmente, ya que actuarían en la recuperación del color original del cabello de las personas canosas.

• Por su riqueza en calcio, es muy recomendable incorporar a la dieta el sésamo en semillas o como leche, en especial para aquellas personas que no toleran la leche animal. Además, gracias a la presencia de este mineral, ayuda a fortificar la masa ósea y a prevenir la osteoporosis.

• Favorece la oxigenación del cerebro y, a su vez, al fluidificar la sangre, también actúa previniendo la arteriosclerosis.

• Mejora la función intestinal.

• Para optimizar su valor proteico, es necesario combinarlas con cereales u otras legumbres (soja, por ejemplo) ricas en aminoácidos esenciales.




Información nutricional del sésamo negro:

• El sésamo aporta aproximadamente un 60 por ciento de los denominados "aceites puros", es decir, los ácidos monoinsaturados y poliinsaturados.

• Además, contiene un 22 por ciento de proteínas vegetales y entre un 5 y 8 por ciento de sales minerales, entre las que se destaca la presencia de hierro y de calcio (el valor más alto que se pueda encontrar en la naturaleza -alrededor de 780 miligramos cada cien gramos- y de excelente absorción para el organismo), además de contener fósforo, magnesio, sodio, potasio y zinc.

• Esta semilla oleaginosa también ofrece vitaminas del grupo B (B1, B2, B3) y E (por lo que es un poderoso antioxidante).

• Asimismo contiene lecitina, carbohidratos, fibras y dos sustancias llamadas "sesamol" y "sesamolina", que lo protegen de la rancidez.


Cómo comer el sésamo:

• Estas oleaginosas pueden emplearse como condimento de pastas o bien, ser espolvoreadas sobre ensaladas de verduras y frutas, a excepción de los cítricos.

• Del mismo modo, pueden añadirse enteras al pan o a las galletas.

• Molidas y crudas. Lo más conveniente es consumir las semillas de sésamo crudas y molidas o levemente tostadas, ya que las temperaturas muy altas pueden alterar la calidad de las grasas. Además, el molido optimiza su absorción y asimilación.

Cómo se conservan:

• Una vez trituradas, las semillas de sésamo pueden conservarse hasta dos o tres días, ya que son de rápida oxidación.

• Se aconseja consumir dos cucharadas de semillas de sésamo por día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario