26 mayo 2015

LA CURCUMA, UNA PLANTA CON PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Actualmente se escucha comentar con bastante frecuencia el uso de la cúrcuma para una gran cantidad de padecimientos en la salud de las personas sin embargo es bueno conocer al menos sus reales aplicaciones además de otros usos que pueden traer beneficios para muchos enfermos. 



Empecemos por decir que su nombre botánico es la cúrcuma longa y es nativa de la India principalmente y de otras regiones de Asia y según los datos históricos se hace referencia a los  años 610 ac y 320 ac, donde se utilizaba  para colorear lana y posteriormente textiles, algodón, cuero, cera e incluso el mismo cuerpo humano debido al color amarillento de su raíz, el caso es que también era utilizada en la preparación de comidas como carnes, arroz sobre todo como aditivo alimentario que mejoraba el sazón de los alimentos y aún se sigue haciendo.

Pero hablemos más allá de sus propiedades culinarias, de sus aplicaciones en el manejo de diferentes enfermedades que además son bastante alentadoras y con grandes expectativas en el tratamiento de muchas enfermedades degenerativas incluido el cáncer.

Primero que todo hay que dejar claro  que el principio  bioactivo de esta hierba es la curcumina que es la que posee el efecto terapéutico administrado en las dosis adecuadas, de allí que se hayan encontrado aproximadamente 150 actividades potencialmente terapéuticas en las cuales puede ser utilizada con resultados satisfactorios y de comprobación científica, tanto en medicina ortodoxa como en medicina tradicional china y ayurvedica de la India. Esta hierba ha sido promovida para la curación y manejo de enfermedades desde hace miles de años antes de la llegada de los medicamentos sintéticos e incluso ha demostrado influir en alrededor 100 genes hasta el momento identificados causantes de enfermedades. 



En las mujeres con cáncer de mama ayuda a  combatirlo  ya  que estimula el suicidio de las células cancerosas proceso conocido como apoptosis y además es un  agente quimiopreventivo para el cáncer e incluso ayuda a regular los  genes  implicados en el cáncer de mama e incluso previene que se propague por todo el cuerpo.

Por medio de  otro compuesto de la planta, el aromatic – turmerone se estimula el crecimiento de las células madre del cerebro neuronales del cerebro es decir es un gran agente neuroprotector lo que lo hace muy útil  en el manejo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer e incluso esclerosis múltiple facilitando también la recuperación  en pacientes con derrame  cerebral. 

En el manejo de padecimientos articulares como la osteartrosis e incluso la artritis reumatoide ha mostrado un gran efecto analgésico, antiinflamatorio y antioxidante, reduciendo el dolor de manera considerable y mejorando la movilidad de las articulaciones comprometidas.


Existe otra larga  lista de patologías  como: manejo de trombosis e infarto, prevención de formación de tumores, control del daño hepático, aumento de la secreción de bilis, mejor cicatrización de heridas, manejo de enfermedades metabólicas, prevención de cataratas, disminución de los niveles de colesterol y eso por mencionar algunas de las más frecuentes, muchas de ellas en fase de investigación, lo más importante es que antes de consumir la cúrcuma pida consejería a un medico que tenga  conocimiento y experiencia en la utilización de  esta  maravillosa  hierba.


fuente.-  http://www.eldiario.com.  Artículo Gustavo Adolfo Guacaneme
imagen.- ecoagricultor.com / otramedicina.imujer.com/ mymadrid.mi

No hay comentarios:

Publicar un comentario