21 septiembre 2015

12 REMEDIOS NATURALES PARA ALIVIAR EL DOLOR EN LAS ARTICULACIONES

A la hora de reducir los dolores de las articulaciones y mejorar la movilidad, el ejercicio puede ser uno de tus mejores aliados. Practica deportes suaves, como yoga o pilates

Existen diversas causas por las cuales una persona puede sufrir dolor articular. Quizás se deba a un mal movimiento, a una enfermedad crónica o a mantener la misma postura durante muchas horas. 




Fitoterapia para los dolores articulares
Gracias a las plantas y a las hierbas naturales podrás reducir el dolor y la inflamación, mejorar la movilidad y detener el desgaste de tus articulaciones. Las infusiones o decocciones de las siguientes especies harán que te sientas mucho mejor:

Romero
Tiene propiedades antioxidantes que permiten reducir el desgaste de los cartílagos en pacientes con artrosis. Puedes añadir esta hierba aromática en tus salsas, cremas, sopas y carnes. También se aconseja beber un té hecho con una cucharadita de la planta seca por taza de agua hirviendo. Beber como máximo tres tazas al día.

Esta planta tiene propiedades diuréticas y nos ayuda a eliminar los líquidos que se acumulan en las articulaciones inflamadas. Para aprovechar sus cualidades, es preciso que consumas hasta tres tazas al día de una decocción hecha con la raíz seca de la planta (una cucharada por cada ¼ litro de agua, dejar reposar 10 minutos y colar).



Jengibre
Es una planta que se usa para disminuir los dolores en las articulaciones y también para desinflamarlas. Puedes rallar un poco y esparcir por tus ensaladas o comprarlo en polvo. Otra opción es preparar un té con una cucharadita de raíz seca por taza de agua hirviendo.

Abedul
Tiene muchas propiedades diuréticas y antiinflamatorias y, por lo tanto, es excelente para tratar personas con artrosis y artritis reumatoide. Gracias a los preparados de abedul, la zona afectada se desinflama. Además, sirve para eliminar los líquidos que se acumulan en el área. Realiza una infusión con una cucharadita de hojas secas por taza de agua. Bebe como máximo dos tazas al día.

Otros remedios caseros para los dolores en las articulaciones
Además de aprovechar las propiedades de las hierbas naturales, puedes usar alguno de los siguientes tratamientos caseros para reducir el dolor articular:

Aceite de hígado de bacalao
Se consigue en las tiendas naturistas y dietéticas. Consumir tres raciones de bacalao a la semana  previene las enfermedades inflamatorias de las articulaciones, como la artritis. Otra opción muy eficaz es el aceite de hígado de bacalao. Un estudio afirmó que el 86% de los que lo consumían presentaban menos cantidad de enzimas dañadas en los cartílagos.

Té verde
Es un maravilloso antioxidante y tiene muchas propiedades que ayudan a reducir la acumulación de líquidos y también grasas. Si te duelen las articulaciones debido al sobrepeso, esta infusión es perfecta. Además, los polifenoles reducen los daños en los cartílagos.



Piña
La piña fresca (directamente o en zumo) permite reducir los dolores causados por las articulaciones inflamadas. Esto se debe a que contiene una enzima llamada bromelina. Recuerda consumirla fresca, no en lata ni cocida, para que no pierda sus nutrientes.

Linaza
Las semillas de lino o linaza es un remedio natural muy potente para el dolor articular. La razón es su gran aporte de ácidos grasos Omega 3 (los mismos que tiene el pescado azul).

Mora
El zumo de mora o comer la fruta directamente te ayudará a no sufrir tanto los dolores articulares. Las propiedades antiinflamatorias naturales de uno de los frutos rojos más deliciosos se conocen desde la antigüedad.

Col
Este vegetal no solo es bueno cuando se come en diversas preparaciones, sino que también podemos utilizarlo para hacer compresas y friegas en el área dolorida. Calienta una hoja de col en el horno o a baño María y aplica en la articulación afectada hasta que se enfríe.

Manzanilla
Si bien beber un té de manzanilla es muy relajante para tus músculos y articulaciones, también esta flor te puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón de manera tópica (externa). Coloca unas gotas de aceite esencial de manzanilla en la zona afectada y realiza masajes circulares ejerciendo algo de presión. No enjuagar y dejar que el aceite se absorbido por la piel.



Eucalipto
Al igual que ocurre con la manzanilla, el eucalipto tiene excelentes propiedades en su uso interno pero también externo. Para tratar los dolores articulares con eucalipto, tendrás que conseguir en una casa naturista el aceite esencial de este árbol. Luego, disolver unos 30 ml en un litro de agua tibia y realizar fricciones con este líquido. En las mismas proporciones puedes emplear el aceite esencial de romero.

Tips para evitar o reducir dolores en las articulaciones

Ya conoces las hierbas medicinales y los alimentos que te pueden ayudar. Ahora es el momento de aprender sobre los hábitos saludables que reducirán o evitarán los horribles dolores en tus articulaciones:

Aplicar hielo
Es uno de los tratamientos caseros más conocidos y eficaces que existen para los dolores articulares. Coloca unos cubos de hielo en una bolsa plástica y luego envuelve en una toalla o paño. Aplica en la zona afectada durante algunos minutos. Sirve para reducir la inflamación.

Aplicar calor
La almohadilla térmica es una muy buena manera también de reducir el dolor en las articulaciones. Colócala algunos minutos donde te duele. Otras opciones son calentar en la estufa una toalla o mojarla con agua bien caliente.



Hacer ejercicio
Te permitirá reducir los dolores y, al mismo, tiempo mejorar la movilidad. Puedes hacer ejercicios como el yoga, el pilates, el taichi o salir a caminar por el parque. No hagas deportes muy exigentes porque pueden tener el efecto contrario al esperado.



fuente.- http://mejorconsalud.com/
imagen.- www.vivirmejor.comviviendosanos.com/  www.imujer.com / www.sierraexportadora.gob.pe /
www.imujer.com

08 septiembre 2015

CURCUMA: EL SECRETO DEL SABOR Y DEL BIENESTAR.....ORO EN POLVO

señalan que la cúrcuma es antioxidante, expectorante, desintoxica y regula el sistema digestivo, controla los índices de azúcar y reduce las posibilidades de padecer enfermedades como el cáncer


La cúrcuma es una de las maravillas de la naturaleza de la que muchos disfrutamos en varias oportunidades sin estar conscientes de ello. Originaria de la India y empleada desde hace miles de años como una de las principales especias en la gastronomía oriental, la cúrcuma es una planta fácil de cultivar,  cuyos beneficios para la salud y la preservación de alimentos, al igual que su atractivo color y peculiar sabor, la convierten en una de las especias más versátiles que existe en la actualidad.

Un rizoma es la raíz de la cúrcuma compuesta por cúrcumina, la parte de la planta que utilizamos y  en donde se encuentran la mayor cantidad de sus nutrientes. El rizoma en su forma natural es similar a la raíz de jengibre, pero se destaca por ser de color amarillo fuerte y naranja en su interior.

Hoy en día podemos encontrar la cúrcuma en muchos productos comerciales. Luego de pasar por un proceso de deshidratación que consiste en la remoción de agua, los alimentos están listos para ser presentados en los anaqueles de los supermercados y abastos.



En la cocina, la cúrcuma se utiliza como colorante natural y tiene un sabor aromático característico, incluso es sustituto del azafrán. Distintas recetas incluyen a la cúrcuma entre sus ingredientes principales; por ejemplo, es una de las bases para la preparación del curry, se utiliza cómo sazonador de pescados, aves o cerdo e igualmente  se emplea para condimentar arroces y caldos.

Según el artículo “Avances en Medicina y Biología Experimental” publicado en el 2007 el cual recopila estudios realizados por distintas universidades del mundo, añadir cúrcuma a nuestras preparaciones nos aporta grandes beneficios para la salud por sus propiedades naturales. Algunos de estos son:

Es un gran antinflamatorio, reduce los gases y disminuye la hinchazón estomacal.

Es un gran aliado en el control de  la diabetes, ya que ayuda a reducir el azúcar en sangre y reduce los índices de colesterol.



Su consumo mejora el sistema digestivo y al control del peso, ya que ayuda a descomponer más fácilmente la grasa de las comidas y reduce los índices de colesterol.

Tiene características expectorantes, es utilizado en los resfriados para aliviar los pulmones y eliminar la mucosidad bronquial, abriendo las vías respiratorias.

Contribuye  a depurar el hígado de toxinas y demás residuos, mejorando su funcionamiento para la absorción de nutrientes.

Es una fuente de antioxidantes, lo que reduce el impacto de los radicales libres  y por ende las posibilidades de sufrir enfermedades como el alzhéimer y cáncer.

La cúrcuma o azafrán amarillo, como también es llamado, no solo es utilizado para preparaciones culinarias también suelen utilizarlo como un aporte medicinal que beneficia nuestra salud. Para ello es necesario consultar a un especialista en medicina alternativa que nos indique cómo incluir la cúrcuma en nuestra dieta diaria y las cantidades ideales que debemos consumir para obtener los resultados deseados.



fuente.- http://rumberos.net / artículo Ana Vilar
imagen.-  haikudeck /edmundofgabus.blogspot.com /  iran.daily.com

04 septiembre 2015

EL YOGA Y SUS BENEFICIOS

El yoga, con sus diferentes prácticas físicas, espirituales y meditativas, puede tratar desde molestias físicas como dolores de menstruación o cabeza, contracturas, ciática e hipertensión hasta  problemas mentales como la depresión, la ansiedad o el estrés, según destaca la experta en Yoga de la Asociación de Profesionales y Autónomos de la Terapias Naturales, APTN_Cofenat, Jenifer Humanes 



A pesar de la gran diversidad de definiciones sobre yoga, todos los maestros ‘yoguis’ coinciden en el mismo concepto: es el cese, control o detención de los pensamientos, emociones, apegos, aversión, dualidades, pasado-futuro que tiene como objetivo principal trascender las capas físicas, mentales y emocionales para llegar al estado de unión entre el ser individual (Jiva) que está dentro de todos nosotros, con el ser cósmico (Atman). De esta forma, se llega al Samadhi o despertar, realización e iluminación.

De ahí que está práctica natural cada vez sea más demandada para la búsqueda interior, el autoconocimiento o la plenitud, e incluso como vía de escape para eliminar las tensiones musculares acumuladas, pero que además puede calmar la depresión, la ansiedad y el estrés.

Beneficios físicos y mentales

En el físico, entre otras cosas, y según asegura la experta en Yoga de APTN_COFENAT, Jenifer Humanes, el yoga “aumenta la flexibilidad, la tonificación y la fuerza de los músculos y huesos,  el proceso de envejecimiento, mejora la postura, logra mayor energía vital y conciencia sobre el propio cuerpo, mejorando así la salud”.



Mientras que en el plano mental “elimina o reduce, la depresión, el estrés y la ansiedad, mejora la concentración y la autoestima, favorece la capacidad de razonamiento y reduce el apego y la aversión”, describe, Jenifer, quién explica que para conseguir esta salud física, mental y emocional es recomendable “hacer yoga casi todos los días, siempre que se pueda, o dos o tres días por semana, siendo recomendable no dejar más de dos días sin practicarlo y preferiblemente siempre hacerlo por las mañanas en ayunas o tres horas después de haber comido.”

Respecto a las personas que pueden realizar esta actividad, la experta en Yoga añade que “aunque el yoga se preconcibió para personas con salud, todo el mundo puede practicar yoga, a pesar de tener dolencias, patologías o enfermedades, desde los 3 años de edad e incluso mujeres embarazadas ya que las aporta serenidad, calma y concentración para el momento del parto, gracias a las técnicas de respiración y relajación que desarrolla el yoga”.

Por otro lado, Jenifer Humanes, destaca que a diferencia de otras actividades físicas occidentales, “el yoga es una ciencia de vida que engloba al ser humano en su totalidad desde el cuerpo físico hasta el mental y el espiritual, y nos permite estar presentes aquí y ahora, permitiendo así un desarrollo de la conciencia”.

Tipos de yoga

En cuanto a tipos de yoga, y aunque exista una gran diversidad, el más practicado en países como España y Estados Unidos es el ‘hatha yoga’ (o yoga físico) mediante el cual se utiliza el cuerpo y la respiración para eliminar las tensiones tanto físicas como mentales.



Por este motivo, “hay tantas posturas en este tipo de yoga porque busca mover y estimular cada sistema, órgano, glándula y poro de la piel. Por lo que podemos simplificar diciendo que el ‘hatha yoga’ es meditar en las asanas o posturas de yoga”, profundiza, la experta en Yoga de APTN_COFENAT.

En definitiva, y según concluye, Jenifer Humanes “el yoga es recorrer el camino de la vida con quietud, serenidad, felicidad lo que logra llegar a estar en paz contigo mismo y con las personas que están a tu alrededor independientemente de lo que ocurre en el exterior”.



imagenes.-blue-cap.es / terapiaycursos.com/ hojadellunes.com