19 octubre 2015

Dr. EDWARD BACH


El Dr. Edward Bach, fue un especialista en patología, bacteriología y homeopatía. 
Nació en 1886  en Birmingham. Empezó sus estudios de medicina en 1906 en la Birmingham University , para trasladarse más tarde al University College de Londres, donde completó sus estudios en 1912.



Se libró de luchar en la Primera Guerra Mundial por su estado de salud, aunque se ocupó de otros  trabajos durante la guerra, como ayudar a los heridos. Esto le llevó a sufrir un colapso por una severa hemorragia en 1917. Los cirujanos que le operaron dijeron que sólo le quedaban tres meses de vida, de modo que volvió a su trabajo en cuanto pudo con el ánimo que le proporcionaba la idea de hacer al menos una última contribución a la medicina antes de morir. Pero con el paso de los meses se iba sintiendo cada vez más fuerte y llegó a la conclusión de que se debía a que su trabajo le hacía feliz y le inspiraba.

Para Bach, la creencia de que el estado mental podía tener un efecto directo y muy poderoso sobre la salud física, se confirmó con su propia experiencia. Cuando descubrió los escritos de Hahnemann sobre homeopatía pensó que al fin estaba bien encaminado hacia el tipo de tratamiento natural que buscaba.



Investigación Homeopática
Su investigación sobre las vacunas iba bien, pero aspiraba a un enfoque más holístico de la medicina. Es por esto que no siendo homeópata aceptara la oferta de un puesto vacante en el Hospital Homeopático de Londres.

Fue allí donde se dio cuenta del paralelismo entre su trabajo sobre las vacunas y los principios de la homeopatía y  adaptó sus vacunas para producir una serie de siete nosodes homeopáticos. Este trabajo y su posterior publicación le trajo la fama en los círculos homeopáticos. La gente empezó a referirse a él como 'el segundo Hahnemann'.

Los remedios florales
Bach había estado trabajando hasta ahora con las bacterias, pero quería encontrar remedios más puros y menos dependientes de los productos de la enfermedad. Empezó a recolectar plantas y en particular las flores -la parte más desarrollada de una planta - con la esperanza de reemplazar los nosodes con una serie de de remedios más suaves.

El Dr. Bach empezó a descartar los métodos científicos y  se dejó llevar por sus dones naturales como sanador y poco a poco permitió que su intuición le guiara a las plantas correctas.




Después de años de ensayos y errores, que implicaban la preparación y las respectivas pruebas de miles de plantas, encontró en una el remedio que buscaba. Cada uno estaba enfocado a un estado mental o anímico específico. Se dio cuenta de que al tratar las personalidades y sentimientos de sus pacientes, sus desdichas y sufrimientos físicos se aliviaban de manera natural, al desbloquearse el potencial de curación de sus cuerpos, permitiendo que volviese a funcionar nuevamente.

OBRAS:
Edward Bach nos deja un método que luego de más de setenta anos sigue difundiéndose y desarrollándose, y 3 simples libros: "Cúrate a ti mismo", "Los doce curadores", y "Líbrate a ti mismo", que son todavía capaces de iluminar nuestra vida.



Fuente.- Jorge Sánchez de la Morena.-Terapeuta Floral
imagen.-monas.com.br / prismatv.unal.edu.co / tuespacioholistico.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario