27 mayo 2016

BOTIQUIN FITORERAPEUTICO: ALTERNATIVAS NATURALES

PARACETAMOL

 Lo tomamos para dolores no demasiado intensos (cefalea, dismenorrea…), cuando tenemos fiebre y para aliviar los síntomas de la gripe. Actúa inhibiendo unas enzimas (ciclooxigenasas) que intervienen en la síntesis de prostaglandinas.

Actúa a nivel del sistema nervioso central, por eso no afecta a los tejidos periféricos y carece de actividad antiinflamatoria.

Por otra parte, inhibe ciertas sustancias químicas relacionadas con el dolor y provoca sobre el organismo una vasodilatación, un aumento del flujo sanguíneo y sudoración, de efecto antipirético. 

Harpagofito

Lo podemos sustituir por el HARPAGOFITO, que contiene harpagósido, que junto con los irioides y glucoirioides presentan un efecto de disminución de la inflamación.

También podemos usar la BOSWELLIA de efecto similar o la CÚRCUMAque, debido a la presencia de circuminoides con actividad antiinflamatoria inhibe la síntesis de prostaglandinas inflamatorias. 

Pese a esto, parece más efectiva la MATRIARCA (que se comercializa como Tanacetum Parthenium) en los casos de cefalea pues contiene una sustancia llamada partenólido que actúa bloqueando la liberación de serotonina, de forma que previene la aparición de jaquecas y, en tratamiento de tres meses, hace disminuir considerablemente la frecuencia y la intensidad de las crisis.

Para casos de fiebre utilizaremos plantas como el SAÚCO y la TILA (en infusión) ya que presentan un estímulo sobre el sistema nervioso parasimpático que provoca sudoración.

ÁCIDO ACETILSALICÍLICO

Es conocido bajo el nombre comercial “Aspirina” y es una sustancia con múltiples aplicaciones terapéuticas: analgésica, antiinflamatoria, antipirética y antiagregante plaquetario.

Actúa como otros antiinflamatorios no esteroideos, impidiendo la formación de prostaglandinas y tromboxanos, inhibiendo la ciclooxigenasa, tanto a nivel del sistema nervioso central como periférico.



Ulmaria

Lo podemos sustituir por SAUCE y ULMARIA (Spirae Ulmaria, de donde deriva el nombre de la propia “Aspirina”). Ambas plantas las podemos encontrar en preparados o como planta a granel para luego preparar nosotros mismos nuestras decocciones o infusiones.

IBUPROFENO

Tomado frecuentemente para tratar los síntomas asociados al dolor de cabeza (cefalea), dolor dental (odontalgia), dolores musculares, molestias de la menstruación (dismenorrea), dolor neurológico de carácter leve, síndrome febril y dolores derivados de operaciones quirúrgicas.

También se usa para tratar cuadros inflamatorios, como los que se presentan en artritis, artritis reumatoide y artritis gotosa. Actúa de forma similar a los dos compuestos citados anteriormente, impidiendo la formación de prostaglandinas por inhibición enzimática de la ciclooxigenasa.

En el caso del tratamiento de enfermedades de carácter reumático, podemos añadir a las plantas de los dos apartados anteriores una nueva, la ASHWAGANDA.

Pau D'arco

Su efecto es mayor que el acetilsalicílico, similar a la hidrocortisona pero sin efectos secundarios. Otra planta interesante, aunque menos conocida, es PAO D’ARCO, que se caracteriza por sus propiedades analgésicas, antibióticas y antiinflamatorias.

  ACETILCISTEÍNA, AMBROXOL, CARBOCISTEÍNA

Usamos estos preparados cuando tenemos un catarro con mucosidad que nos cuesta expulsar debido a su viscosidad. Actúan rompiendo los enlaces disulfuro de las secreciones haciéndolas de consistencia menos viscosa y ayudando a su eliminación, fluidificando la mucosidad y, por tanto, facilitando su eliminación.

Entre las plantas con propiedades mucolíticas encontramos:

EUCALIPTO(estimula las células secretoras y tiene un efecto pectoral que se debe principalmente a que el aceite esencial que contiene se elimina a través de los pulmones, ejerciendo además de antiséptico, balsámico y febrífugo), HISOPO (contiene marrubina de efecto fluidificante de las secreciones bronquiales y, por tanto, también tiene efecto antitusígeno), POLÍGALA (contiene saponósidos que irritan la mucosa bronquial y por estimulación refleja aumenta la producción de mucus y, además, fluidifica las secreciones) y VIOLETA (expectorante, fluidifica y elimina el exceso de mucus). 

No obstante, el mejor remedio para expectorar y fluidificar la mucosidad es la ingesta abundante de agua.


DEXTROMETORFANO, CODEÍNA, CLOPERASTINA

Son medicamentos usados para eliminar la tos, generalmente cuando esta es no productiva, irritativa o de naturaleza nerviosa. La codeína es utilizada cuando existe tos y un dolor de garganta leve o moderado.

La cloperastina se utiliza cuando la tos tiene cierto componente alérgico o asmático, ya que presenta ciertas propiedades antihistamínicas y de reducción de los espasmos bronquiales.

Actúan sobre el centro nervioso que regula la tos y sobre el sistema nervioso central para inhibir la tos sin afectar la actividad de los cilios. Se diferencian de la codeína en que no produce efecto depresivo sobre el sistema nervioso.

 Existen muchas alternativas naturales a estos medicamentos:

AMAPOLA, MALVA, MALVAVISCO, HIBISCO, GORDOLOBO, LLANTÉN, REGALIZ, TUSILAGO y DROSERA.

Tusilago

El tusilago, la malva, el malvavisco, el gordolobo y el llantén tienen efecto antitusivo, emoliente y espasmolítico, debido a su poder de absorción del agua y, por tanto, de la formación de geles o soluciones coloidales. Además, disminuyen la irritación de la faringe y de la mucosa bronquial, calmando la tos.

 La amapola confiere propiedades sedantes a nivel bronquial, hacen disminuir la tos, además de suavizar las irritaciones.

La drosera tiene propiedades antitusivas, actuando a nivel local y a la que se asocia ciertas propiedades antibacterianas. El regaliz activa la tos y reduce las secreciones. 

No obstante, para que estas plantas ejerzan bien su efecto hay que tomar bastante líquido: agua, zumos que regeneran las mucosas por su contenido en vitamina C y A o, mejor aún, tomar los líquidos ingiriendo las plantas citadas en infusión.

 ANTIHISTAMÍNICOS

Se utilizan cuando presentamos síntomas de rinitis alérgica, conjuntivitis, alergias estacionales, pruritos, urticarias… Existen muchas sustancias químicas para aliviar estos síntomas, los más recetados por los médicos son: cetirizina, difenhidramina, loratadina, prometazina…

Actúan bloqueando los receptores H1 de la histamina que se encuentra en ciertas células (mastocitos), que cuando reaccionan ante un estímulo liberan dicha sustancia uniéndose a los receptores H1 que provocan un aumento del flujo sanguíneo y la producción de otras sustancias, que como consecuencia producen inflamación de tejidos, escozor, congestión, disminución de la luz de las vías respiratorias y todos los síntomas más típicos de la alegría.

Las plantas más usadas con propiedades antihistamínicas son dos:

el HELICRISO (que interviene estimulando la secreción interna de hidrocortisonas y, por lo tanto, tiene efecto antiinflamatorio e inmunosupresor -se puede tomar en infusiones, extracto o jarabe-) y el GROSELLERO (que actúa impidiendo la liberación de histamina y estimulando la secreción de carecolaminas, consideradas hormonas antiinflamatorias que inhiben una enzima encargada de la destrucción de las sustancias citadas).

ANTIBIÓTICOS

Los tomamos ante infecciones provocadas por bacterias, ya sea de vías respiratorias altas y bajas, infecciones genito-urinarias, odontoestomatológicas, de piel, etc. Entre estos podemos encontrar: cefalosporinas, cloranfenicol, penicilinas, antibióticos glucopeptidicos, rifampicina, quinolonas…

Cada antibiótico actúa de modo muy variado; algunos impidiendo que las bacterias puedan sintetizar su pared, otros impidiendo la síntesis de las proteínas, inhibiendo el crecimiento y desarrollo, impidiendo la reproducción, bloqueando la síntesis del material genético…

Entre las plantas con propiedades antisépticas encontramos el AJO y la CEBOLLA, que contienen componentes sulfurosos en su esencia. 

Romero

El TOMILLO, la ESENCIA DEL ÁRBOL DE TÉ, el ÁRBOL DE NEEM y el ROMERO contienen propiedades antisépticas.

Además de estas plantas, en la naturaleza encontramos productos como el PROPÓLEO, que por su composición rica en aceites esenciales, minerales y oligoelementos son muy útiles en procesos infecciosos pues actúan frente a un amplio espectro de bacterias, virus y hongos. 

La ALBAHACA y el CLAVO son dos esencias muy ricas en eugenol de alta eficacia en infecciones de oído y de muelas.

ANTIDEPRESIVOS
Se toman después del diagnóstico de una depresión. 

Sería importante aplicar la alternativa natural al notar los primeros síntomas de esta patología: tristeza patológica, desgana y anhedonia, ansiedad, insomnio, alteraciones del pensamiento, alteraciones somáticas, alteraciones del comportamiento, modificaciones del apetito y del peso, pérdida del placer, culpa excesiva, pensamiento suicida, disminución de la energía…

Existen muchas clases de antidepresivos y se relacionan directamente con los niveles de serotonina y noradrenalina, ya que al elevar su concentración mejora el estado de ánimo del paciente. 

La alimentación es clave para mejorar nuestro estado de ánimo ya que en los alimentos encontramos el aporte de ciertos oligoelementos imprescindibles: alimentos ricos en vitamina C (cítricos), en triptófano (como el chocolate), en ácido fólico (lechuga) y en calcio (nueces, almendras).

Junto a esto, el ejercicio físico provoca que nuestro cuerpo fabrique endorfinas, que contribuyen a aumentar la sensación de felicidad y disminuyen el dolor. 


Hipérico

Entre las plantas medicinales que nos pueden ayudar encontramos la HIERBA DE SAN JUAN o también llamada HIPÉRICO. 

Esta planta contiene hipericina, que provoca una inhibición de la monoaminooxidasa y, por tanto, un aumento de los niveles de serotonina, que mejora el estado anímico. 

También es interesante el GINKGO BILOBA, cuyo efecto se basa en un aumento de la microcirculación cerebral y, por lo tanto, de la oxigenación que mejora el estado anímico.









fuente.-http://buenasiembra.net/ artículo de Dr. Mario  Vides.
imagen.-sanoyecologico.es / suite101.net / riohealth.co.uk / binipatia.com /  dietasdeportivas.com 
abcplantasmedicinales.com

25 mayo 2016

¿DE DONDE CONSEGUIR LAS PROTEINAS SI ERES VEGANO

La mayoría de los veganos están un poco cansados de que les pregunten de dónde sacan este nutriente si no comen carne. Descubre lo fácil que es conseguir proteínas de los vegetales.





En realidad, es fácil responder porque una razonable variedad de alimentos contienen proteínas –como cualquier dieta que incluya suficientes calorías en general–. Variedad, pues, es todo lo que se necesita para garantizar una ingesta de proteína saludable: guisantes, judías, lentejas, productos derivados de la soja, granos, etc.

¿Cuántas proteínas hay en los vegetales?

¡Mucha! Granos y legumbres son buenas fuentes de proteínas de origen vegetal. El seitán, que se consigue con el gluten de trigo, contiene más proteína por kilo que la carne de ternera y de cerdo. Lo mismo sucede con otros alimentos ricos en proteínas vegetales como el tempeh y el tofu. 

Requerimientos diarios de proteína

Lo normal es consumir a partir de 0,75 g de proteína por kilo de peso corporal. Alcanzar 1 gramo de proteína por kilogramo de peso corporal ya es una buena cifra. Hay que tener en cuenta que solo excederán de 1 gramo/kilo de peso los atletas y deportistas que desean desarrollar músculo más allá de lo normal.

Fuentes de proteínas

Las principales fuentes de origen vegetal de proteínas incluyen:
Legumbres: guisantes, judías (frijoles, azuki, frijoles carita o de ojo negro, judías pintas, etc), garbanzos (y harina de garbanzo), lentejas, derivados de la soja (tofu, el tempeh, leche o postres de soja, etc).

Frutos Secos

Determinados frutos secos: anacardos, almendras, cacahuetes y pistachos. Algunos frutos secos, como castañas y nueces de macadamia, son pobres fuentes de proteína. Otros, como nueces de Brasil, nueces, piñones, nueces pacanas y avellanas, son fuentes mediocres).

Semillas: de calabaza, girasol, sésamo, cáñamo, etc.

Cereales: trigo, avena, trigo sarraceno, mijo, quinoa, amaranto, pasta, pan, seitán (que contiene 75 g de proteína por cada 100 gramos). Eso sí, el arroz es una fuente relativamente pobre de proteína.
Aminoácidos esenciales

Las proteínas están compuestas por 21 aminoácidos, que son algo así como los "ladrillos" que las construyen. De estos, 8 aminoácidos (para adultos; en el caso de los niños pequeños son 10) deben obtenerse directamente de los alimentos y son los llamados aminoácidos "esenciales".

Los restantes se identifican como "no esenciales" porque puede ser fácilmente producidos por el cuerpo, pero pueden ser necesarios en la dieta en determinadas circunstancias, como por ejemplo durante la enfermedad.

Aminoacidos no esenciales

Los 8 esenciales son: isoleucina, leucina, valina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina y triptófano.
No esenciales: alanina, ácido aspártico, asparagina, ácido glutámico, serina.
Condicionalmente esenciales: arginina, cisteína, glutamina, glicina, prolina, tirosina, histidina.

Una dieta que comprenda una variedad de fuentes de proteínas vegetales incluirá todos los elementos esenciales

¿Cuáles son las proteínas "completas"?

Un alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales en cantidades suficientes para satisfacer las necesidades del cuerpo se conoce como una proteína "completa". Unos pocos alimentos de origen vegetal, como la soja, el trigo sarraceno, la quinoa y el amaranto son proteínas completas.

La mayoría de los alimentos de origen vegetal no contienen cantidades suficientes de todos los aminoácidos esenciales. Pero se consigue el rango completo de aminoácidos inlcuyendo en la dieta diaria una variedad de alimentos suficiente.

Combinación de proteínas"

Todavía se oye hablar del concepto de "la combinación de proteínas", sobre todo en libros antiguos de alimentación. Este es un concepto de hace algunos años (ideado por Frances Moore Lappé en el libro Dieta para un planeta pequeño, publicado en la década de 1970). La teoría aseguraba que era necesario comer todos los aminoácidos esenciales juntos en la misma comida, y eso se conseguía combinando el consumo de ciertos tipos de alimentos juntos, como el arroz con frijoles o con lentejas. En la actualidad se entiende que esto no es necesario. Una variedad razonable de alimentos con proteínas vegetales a lo largo del día (unas en el desayuno y otras en almuerzo o cena) es suficiente, no tienen por qué ser en la misma comida.




imagen.- sportlife.es / farmnuts.com /  aminoacidosnoesenciales.blogspot.com / 



18 mayo 2016

VERDURAS Y HORTALIZAS UNA FUENTE DE SALUD

Las verduras y hortalizas son unos de los alimentos más conocidos y reconstituyentes pero son unos de los menos consumidos. Aunque su consumo es conveniente siempre, se acercan unas fechas en las que su consumo puede prepararnos a afrontar unas fiestas que son de sobras conocidas por los excesos en la comida y que después nos pueden ayudar a recuperar una normalidad alimentaria tan necesaria.Verduras y Hortalizas, fuente de salud




Las verduras y hortalizas son vegetales que nos ofrecen unos productos de baja consistencia calórica, ricas en fibra, y vitaminas y minerales, los llamados micronutrientes. Se aconseja su consumo frescas, de temporada, para beneficiarnos mejor de todos.

Deberían tener un papel preponderante en nuestra dieta de cada día, incluidos los más pequeños de casa, a los que debemos acostumbrar a que las consuman también con asiduidad.

Igual de importantes son como plato principal, como cuando acompañan a alimentos de otros grupos, como carnes, pescados, quesos, pastas, arroz o legumbres, equilibramos el plato reforzándolo nutricionalmente.

Lo importante es elegir los alimentos por sus nutrientes, en lugar de elegir los alimentos por lo que no contienen, como azúcar, sal y grasas saturadas.

El consumo de verduras y hortalizas de hojas verdes ayuda a estimular la producción de células inmunes innatas, que se localizan en el revestimiento del sistema digestivo y son necesarias para nuestra salud intestinal.

Grasas saturadas. Enemigos de S. Cardiovascular


Cualidades de las verduras y hortalizas

Algunas de sus importantes cualidades, son:

Las verduras y hortalizas contienen potasio y evitan la retención de líquidos, en contraposición con los alimentos con sodio. Con su consumo podemos prevenir la hipertensión y el vientre hinchado, como las verduras cocidas como la espinaca.

No tienen grasas y tienen pocas calorías, lo que las hace idóneas para conservar el peso y combatir la obesidad, lo que ayuda a tener menos colesterol y triglicéridos y con ello, menos enfermedades cardiovasculares.

Contienen minerales como hierro, zinc, fósforo, potasio, calcio, magnesio o cobre, y micronutrientes.

Contienen vitamina A, las verduras de hoja verde como la espinaca, col, hojas de nabo, y vitamina C como la lechuga romana, hojas de nabo, espinaca o brócoli, pimientos, tomates, coles, patatas, que refuerzan nuestras defensas, también vitaminas del grupo B que robustecen nuestro sistema nervioso.

Tienen fibra que ayuda a normalizar el tránsito intestinal y, los antioxidantes ayudan a combatir el envejecimiento y previenen la aparición de algunos tumores.

Algunas de las más ricas, son, acelga, aguacates, ajo, apio, brócoli, batatas, calabaza, cebollas, coles de bruselas, coliflor, espárragos, espinacas, lechuga romana, patatas, patatas dulces, pepinos, repollo, tomates, verduras de mar y zanahorias.

Estos alimentos frescos deben guardarse debidamente para mantener su calidad y prevenir enfermedades alimenticias. Las perecederas se conservan mejor en el refrigerador a unos 4°C y otras lo hacen mejor a temperatura ambiente.

Es mejor guardarlas sin lavar, y hacerlo cuando vayamos a consumirlas. Esto ayuda a retrasar cambios y la aparición de hongos durante su provisión.

Mantengamos limpio el espacio de almacenamiento y suficientemente ventilado, fresco, seco y oscuro. Apartados de fuentes de calor o luz solar directa. El calor hace que se estropeen más rápido.

 La temperatura debería estar entre los 10 y  21 °C. También mantenerlas apartadas de los productos de limpieza y químicos que son tóxicos.

Revisar las verduras y hortalizas almacenadas periódicamente y desechar o gastar primero las  que muestran señales de algún inicio de deterioro. Ante cualquier duda, mejor desecharlas.

La incompatibilidad entre verduras es prácticamente inexistente, la más grande tiene lugar cuando mezclamos frutas dulces con verduras en una misma comida.





Las incompatibilidades se producen en el estómago, los intestinos y el hígado, por eso las consecuencias son tan molestas.

La Organización Mundial de la Salud alerta de que el bajo consumo de verduras y hortalizas está relacionada directamente con la muerte de más de 2,7 millones de muertes al año en todo el mundo, de ellas el 30% son cardiopatías isquémicas, el 20% son cánceres gastrointestinales y el 10% enfermedades cerebrovasculares.

Algunas saludables propiedades de las verduras y hortalizas

Algunas propiedades a modo solo de ejemplo:

El consumo de algunas verduras, como el brócoli o el repollo, se relacionan con un menor riesgo de cáncer de colon. Los vegetales crucíferos activan ciertas encimas de nuestro cuerpo con propiedades anticancerígenas.

Las hojas de nabo se utilizan como diurético, ideales para la glándula tiroides porque ayudan a regular el metabolismo, y aumentan las defensas del sistema inmunológico y mejoran el tránsito intestinal.

El perejil contiene mucho acido fólico, vitaminas A, B y K y aceites esenciales.

Las espinacas son buenas para nuestra mente, y ayudan a reducir el riesgo de cáncer de hígado, ovarios, colon y de próstata gracias a la gran cantidad de vitaminas y minerales que llevan.

Apio tiene mucha fibra y agua, lo que lo hace ideal en la dieta. Ayuda a prevenir el cáncer, y mejora la alcalinización de nuestro cuerpo, calma la acidez estomacal y la gastritis.

La lechuga es diurético por la gran cantidad de potasio. Excelente en dietas de adelgazamiento, obesidad, hipertensión. Ayuda a bajar el nivel de azúcar en sangre por sus propiedades depurativas. También es rica en calcio y fósforo que mantienen huesos sanos y fuertes.






fuente.- http://www.naturopatamasdeu.com/  de Josep Masdeu Brufal
imagen.-femenino.info /  nexofin.com / runnerbeat.mx / 

16 mayo 2016

CAUSAS DE LOS TRASTORNOS DE LA SALUD. MEDICINA CHINA

Causas de los Trastornos de la Salud: etiología y Patogenia

Las causas de las alteraciones de la salud y la acción de los factores patógenos, no se pueden comprender adecuadamente si no se analizan desde una perspectiva sistémica. En un nivel muy general, la salud se puede definir como el equilibrio entre los factores patógenos y el factor anti-patógeno.

Sin embargo, desde un punto de vista más abarcador, las modificaciones de la eficiencia del organismo, o sea, de la salud, dependen, por lo menos, de dos subsistemas de influencia. Uno está integrado por el conjunto de influencias a que está sujeto cada individuo en su hábitat, las características de la región geográfica en la que vive y de las influencias que inciden sobre nuestro planeta en general, como pueden ser las tormentas solares, las variaciones del campo magnético y electromagnético, etc.




El segundo lo constituyen los factores etiológicos directos, esto es, aquellos que final y directamente condicionan una enfermedad. En  la medicina tradicional estos factores patógenos directos se pueden clasificar en tres grandes grupos:

Factores patógenos externos (Wai Yin).
Factores patógenos internos (Nei Yin).
Factores patógenos que no son ni endógenos ni exógenos (Bu Nei Wai Yin).
En estos tres grupos incluían casi todos los elementos que potencialmente podrían favorecer la aparición de alteraciones de la salud.

Factores patógenos exógenos

Estos factores se denominan viento, frío, calor, fuego, humedad y sequedad. Por estar relacionados —con cierta frecuencia— con modificaciones en el clima y por algunas cualidades de su naturaleza. A este grupo de factores patógenos, usualmente se les conoce como “factores climáticos”, aunque también se incluyen en esta categoría a las epidemias.

Constituyen la causa principal de las enfermedades agudas febriles. Si bien la Medicina China Tradicional afirma que la instalación y evolución de cualquier enfermedad dependía de la calidad y fortaleza del “factor anti-patógeno”, en este caso el origen estaba relacionado con algún factor que —desde el exterior— lesionaba la salud e incluso, si no se trataba adecuadamente y a tiempo, podía  agravarse y provocar trastornos mucho más severos.

De la misma manera que el hecho de que por pertenecer el hígado al movimiento Madera no significa que los chinos pensaran que éste era de madera, el que los factores exógenos se llamen viento, calor, frío, etc., no implica necesariamente que estén provocados por estos agentes físicos o climáticos, sino que estamos frente a una afección, causada por un agente externo que provoca una forma de movimiento, que se manifiesta por una manera de cambiar que alegóricamente semeja al viento, al calor, al frío, etc.

Saburra


Así, por ejemplo, algunas de las cualidades de las afecciones provocadas por viento son:

Aversión al viento o a la brisa.
Obstrucción nasal.
Molestias articulares migratorias.
Molestias y dolores sin localización precisa.
Escasa o ninguna sudoración.
Molestias en la piel.
Cefalea.
Saburra blanca fina.
Pulso flotante.

Los trastornos causados por calor se identifican por:

Fiebre.  
Sensación calurosa en el cuerpo.
No tiene deseos de arroparse (aunque tenga fiebre).
Aversión al calor.
Preferencia por el frío y el fresco.
Preferencia por alimentos y líquidos fríos o frescos.
Sed y avidez por tomar líquidos.
Molestias que se agravan con el calor y se alivian con el frío.
Tendencia a sudar mucho tanto en la actividad como en el reposo.
Saburra amarilla.
Pulso rápido.
Pulso en MTC

Las alteraciones de la salud producidas por el frío se caracterizan por:

Mayor dificultad y molestias para extender que para flexionar las extremidades.
Palidez cutánea.
Sensación de frialdad.
Aversión al frío.
Busca estar abrigado.
Escalofríos.
No suda.
No tiene sed.
Preferencia por los alimentos y líquidos calientes.
Molestias que se agravan con el frío y se alivian con el calor. 
Secreciones y excreciones claras, blanquecinas o transparentes.
Saburra blanca.
Pulso lento o tenso.

Las alteraciones de la salud producidas por la humedad se caracterizan por:

Sensación de pesadez y torpeza en el cuerpo.
Cefalea acompañada de sensación de opresión o pesadez.
Lasitud, cansancio, pesadez y torpeza en las extremidades.
Anorexia, náuseas, diarrea y dispepsias, generalmente asociadas a distensión abdominal distensión abdominal
Hernias  —hacia abajo—, ptosis.
Edemas. 
Sensación dulce y pegajosa en la boca.
Expectoración.
Dolor fijo y con tendencia a persistir.
Leucorrea, la que puede ser purulenta o con fetidez.
Plenitud gástrica y distensión abdominal (puede ser una sensación subjetiva).
Entumecimiento y disminución de la sensibilidad en la piel.
La cara se ve como sucia, amarillenta y con legañas.
Opresión torácica.
Eccema y otras erupciones o lesiones húmedas de la piel. 
Dificultad para la evacuación (para orinar o defecar).
Orina turbia y frecuente.
Aversión a la humedad.
Lengua pálida y gruesa u obesa.
Saburra húmeda y viscosa o como grasienta
Somnolencia con vértigo
Pulso resbaladizo y blando

Alteración producida por sequedad. Ojo rojo


Las alteraciones de la salud producidas por la sequedad se caracterizan por:

Piel rugosa, seca y cuarteada.
Mucosas quebradizas y cuarteadas que pueden llegar a sangrar.
Boca, nariz y labios secos.
Molestias y sequedad en la garganta.
Tos seca acompañada de sensación subjetiva de necesidad de expectorar.
Heces secas.
Orina escasa.
Lengua cuarteada y seca.
Saburra seca.
Sensaciones molestas internas durante la respiración.
Aparición secundaria de signos de calor.
Escasa secreción de saliva.
Pérdida de peso relativamente rápida.
Vello y pelo quebradizos.
Pueden haber esputos hemoptoicos.
Poca sudoración.
Sed.
Ojos rojos y secos o con sensación de dificultad para parpadear.

Existe un grupo de características generales que permiten identificar el carácter exógeno de los factores patógenos:

Con frecuencia actúan primero en la superficie provocando alteraciones en los movimientos o en la cantidad de energía.
Sus síntomas son de aparición brusca, con cuadros generalmente agudos y frecuentemente asociados a fiebre, febrícula o escalofríos.
Los cambios que producen suelen caracterizarse por cambios frecuentes y de evolución relativamente rápida.
Sin embargo, no deben acuñarse mecánicamente las enfermedades agudas como exógenas porque puede tratarse de una enfermedad crónica que evoluciona por crisis y aunque presenten síntomas en la superficie, éstos pueden traducir una disfunción de la profundidad o lo que es lo mismo del Zang Fu y los componentes básicos.

Ejemplo de diferentes emociones


Factores patógenos endógenos

Éstos son todos de carácter emocional. La medicina tradicional postula un efecto sobre la energía de cada emoción. Así:

La alegría la armoniza.
La elación la enlentece hasta enturbiar la mente.
La tristeza la debilita.
La ira la hace ascender.
El miedo la hace descender.
El terror la desorganiza.
La culpa la enlentece.
Si bien las emociones son fenómenos eminentemente subjetivos, internos y diferentes en cada individuo. Son diferentes porque dependen de cómo esté funcionando cada organismo en cada momento, y este estado funcional está sometido, a su vez, al resto de las influencias. Por consiguiente, su mayor o menor nocividad será fluctuante.

Dado que en cada persona existen órganos, estructuras y actividades, en fin, subsistemas funcionales, con diversos grados de vulnerabilidad, esta nocividad tendrá también una expresión particular en cada persona.

Como el organismo es un sistema, una alteración emocional, una respuesta afectiva anormal o diferente, puede ser la expresión de una modificación de su estado funcional, que no necesariamente tiene que ser patológico.

El carácter patógeno de las emociones depende, además, de su intensidad y de su perdurabilidad. Además, como ya hemos comentado, refiriéndonos a los Cinco Movimientos, a cada uno de ellos le pertenece por lo menos una emoción.

Por esta razón, cada emoción va a lesionar o a expresar una alteración del movimiento al que pertenece. 

Las cualidades generales de los Nei Yin son:

Afectan la cantidad, calidad y la circulación de la energía, la sangre y los líquidos corporales de forma directa, por lo que lesionan el funcionamiento de los Zang Fu y la profundidad.
Su forma de instalación, observando igualmente el contexto, es más paulatina por lo cual, con frecuencia, se les puede asociar a enfermedades de evolución crónica.




Factores patógenos que no son ni endógenos ni exógenos

En este grupo exploramos las repercusiones de lo que se ha dado en llamar “el estilo de vida”, en la eficiencia del estado funcional del organismo. Este es un grupo de factores que propicia, condiciona o modula la instalación, el desarrollo o la evolución de los anteriores.

Por ello tampoco pueden verse como una posible causa aislada del estado de la salud de una persona. Al igual que el resto de los factores patógenos, su nocividad estará subordinada a un conjunto de influencias similares, por lo que pudiera decirse que acompañan a los otros factores patógenos para alentarlos o refrenarlos. Estos son:

El régimen de descanso y de actividad.
La calidad y cantidad de la alimentación.
Los eventos de la etapa prenatal y perinatal.
La calidad de la actividad sexual.
Los traumatismos y otras lesiones mecánicas externas.

Ante las diferentes agresiones, el organismo responde de una manera específica que resume —a la manera de cada uno—, todas las condiciones que han propiciado esas características de esa modificación del estado de la salud. En tanto que sistema, responde de una manera integral.

En tanto que integral, el conjunto de sus manifestaciones son una síntesis de todos los acontecimientos que, a lo largo de la vida, han favorecido, dificultado, en fin, modulado el fenómeno actual, esto es, estado actual del organismo.





imagen.- m.wangchao.net.cn / tuvidatusalud.wordpress.com /medicinaholisticageneral.com/ taringa.net /  miriamrochadiaz.wordpress.com/ beevoz.com

14 mayo 2016

PROBIOTICOS : SU IMPORTANCIA PARA LA SALUD Y LA LONGEVIDAD

¿Qué Son Los Probióticos?

Antes de ahondar más en el tema, es pertinente saber qué son realmente los probióticos, sin tener que recurrir a lenguaje complejo o extraño. Has de saber que son las bacterias, y los probióticos son exactamente eso; bacterias. ¿Pero no son acaso malas para la salud? Existe tanto bacterias que hacen daño como aquellas que velan por tu buena salud, y en ese grupo de bacterias beneficiosas encontramos a los probióticos. Son conocidas por ayudar a mantener la buena salud intestinal, previniendo que este funcione de manera correcta, así evitando que este contraiga enfermedades potencialmente letales.





Los probióticos pueden encontrarse en todo tu organismo, así como en ciertos alimentos y suplementos. Pero la atención por el papel de los probióticos en la buena salud es relativamente nueva, debido a que recién en el año 1990 se empezó a investigar más sobre el tema. Y por eso que hoy en día podemos encontrar una gran variedad de productos con probióticos añadidos, siendo un gran ejemplo de esto el yogur.

Tipos de probióticos

Lactobacillus: Este es el tipo de probiótico más común de todos. Es muy fácil de encontrar, dado que se localiza principalmente en productos lácteos y productos fermentados. Se usan para tratar la diarrea o incluso es de gran ayuda para aquellas personas intolerantes a la lactosa.

Bifidobacterium: El probiótico por excelencia para el tratamiento del síndrome de colon irritable, colitis ulcerosa, así como para ayudar a que renazca la flora intestinal eliminada a causa de diarreas, quimioterapias o exposición excesiva a la radicación. Se puede obtener mediante el consumo de ciertos productos lácteos, pero la mejor manera es a través de suplementos.

¿Cómo Actúan Los Probióticos?

¿Cuál es el mecanismo de acción de estas bacterias beneficiosas? Estas bacterias tienen como campo de acción el intestino, es por ello que la mayoría de sus beneficios van enfocados a esta parte del organismo, pero repercuten a nivel de todo éste. ¿La razón? Porque un colon sano es el pasaje directo a más energía y vitalidad en tu día a día. Pero también existe el otro lado de la moneda, y tal y como se sugiere por sí mismo, un colon enfermo puede literalmente succionarnos la vida poco a poco, manifestándose esto en menos energía, letargo y la sensación constante de estar enfermo, y no solo eso — incluso matarnos (cáncer de colon).




Ahora sí, vayamos al grano. Lo primero que tenemos que tener en claro es que los probióticos no reemplazan la flora intestinal. Así como lo oyes, no son la clase de “colonizadores” que aparentan ser, pero ofrecen algo mejor: estimulan la flora existente. Por lo tanto, al ser consumidos ya sea a base de alimentos o suplementos, estos se dirigen al intestino donde modifican el comportamiento de la flora nativa, hacen que esta flora existente copie ciertas características de la los probióticos ingeridos. En personas que sufren de alguna enfermedad del colon los resultados son excelentes, en una persona sana pueden no tener tanta repercusión, pero esto es tan solo una cuestión de perspectiva. Es decir, una persona sana que se suplementa con buenos probióticos no está usando estos para atacar una cierta enfermedad, sino con la finalidad de proteger al colon de enfermedades y propiciar su correcto funcionamiento. Es por ello que podemos decir que los probióticos son beneficiosos tanto para personas sanas como enfermas.

No podemos brindar una definición más clara de cómo es su mecanismo de acción, debido a que los científicos se encuentran aun tratando de descifrar este misterio. Pero con esto podemos darnos una idea general de cómo se supone que debe suceder.




Beneficios

Ya vamos entrando más en el tema, pero hasta este punto no hemos tenido la oportunidad de hablar de los beneficios propiamente, y son estos los que te van a alentar a consumirlos, no simple y frías definiciones. Sin nada más que agregar, veamos los sorprendentes beneficios de los probióticos:

Adiós Enfermedad Coronaria

La enfermedad coronaria es en muchas partes del mundo la principal causa de muerte. Citemos al Reino Unido como ejemplo, cada año se registran cerca de 73 mil muertes a causa de enfermedad coronaria, y esta tendencia parece ir al alza. Esto es algo preocupante, y es aquí donde vienen los probióticos al rescate. Si bien por sí solo no pueden hacer mucho, de mano con una buena dieta pueden ayudarte a mantener la enfermedad coronaria fuera de tu vida.

Ahora expliquemos bien la razón detrás de esta afirmación. Todo inicia con esta investigación, en la que se encontraron evidencias que los probióticos de tipo Lactobacillus reuteri, presentes en ciertos lácteos y carnes, ayudó a que los participantes disminuyeran sus niveles de colesterol LDL (el colesterol malo) hasta en un 12%. Aquí ya podemos observar el efecto que tienen estos probióticos en su tarea por prevenir la enfermedad coronaria u otras enfermedades cardiovasculares. En resumen, los probióticos Lactobacillus reuteri son una excelente manera de cuidar tu corazón.

Pero detengámonos un momento: ¿cómo es que lo logran? Es decir: ¿qué hacen en especial los probióticos Lactobacillus reuteri para disminuir el colesterol malo en tan grande margen? Los investigadores parecen haber llegado a una respuesta, y tiene que ver con la bilis. El hígado necesita de colesterol para producir bilis. Lo que hacen estos probióticos es romper o separar las sales biliares, y de esta manera disminuye significativamente su reabsorción en el intestino.
La mejor forma de consumir las cepas de L. reuteri es a través de suplementos. Se pueden obtener menor proporción con el consumo de yogur o productos fermentados, pero si quieres gozar de todos los beneficios del L. reuteri, lo mejor es optar por un suplemento.

Siempre es bueno recordarlo: una buena salud cardiovascular se basa en una dieta saludable y actividad física regular. Los probióticos son solamente una ayuda, pero que cae de maravilla.



Una Sonrisa Brillante

Los efectos beneficiosos de los probióticos también se reflejan en tu apariencia, y los dientes son un perfecto ejemplo. Y nuevamente nos encontramos con los probióticos L. reuteri. Estos, aparte de mantener tu corazón sano, son exterminadoras por excelencia de las bacterias que causan la caída de los dientes. Puedes apostar que no hay nada peor que una dentadura incompleta, y los probióticos Lactobacillus reuteri están aquí para protegerte de tan desafortunada situación.

Pero no solamente eso, también se ha hallado que ayudan a disminuir los efectos de la gingivitis. Si sufres de esta enfermedad, es una excelente idea empezar a consumir suplementos de L. reuteri.

Al igual que el caso anterior, es momento de fundamentar nuestras afirmaciones. ¿En qué nos basamos para decir que estos probióticos exterminan las bacterias causantes de la caída de los dientes? La respuesta se encuentra en este estudio. Aquí se estudiaron los efectos de probióticos L. reuteri provenientes del yogur, ante las bacterias tipo estreptococo. Se probaron distintos tipos de yogur, todos con distintas cepas probióticas, pero el ganador indiscutible fue el yogur con cepas de L. reuteri. Fue el único que mostró eficacia en la reducción de los estreptococos.

Y ahora nos queda fundamentar la razón por la cual estos probióticos son buenos para el tratamiento de la gingivitis. Al igual que el caso anterior, nos basamos en un estudio científico. En esta ocasión se concluye que los probióticos L. reuteri contribuyen a disminuir el sangrado de las encías, resultando de gran ayuda en la batalla contra la gingivitis. Lo más importante de este estudio es que se realizó en personas con gingivitis de media a crónica, y los resultados fueron satisfactorios. Si sufres de esta enfermedad, no esperes más y empieza a suplementarte con L. reuteri. Los resultados simplemente te sorprenderán.

No Más Diarrea

Si estás empezando a tomar antibióticos, un efecto colateral común son los episodios de diarrea, que pueden tornarse rápidamente en una situación tanto embarazosa como nada agradable. Y es aquí donde vienen a tallar nuestros amigos los probióticos. Aparte de brindarte una óptima salud cardiovascular, una sonrisa brillante y aliento fresco, también son un arma excelente contra los episodios de diarrea.





Nuestras palabras por sí solas no valen mucho, y es por eso que hemos llegado nuevamente a la sección favorita de nuestros lectores con alma de investigador: la sustentación. Para este caso tomaremos como base esta revisión clinica publicada en The Journal of the American Medical Association. En esta se encontró que aquellas personas que acompañaban el consumo de antibióticos con probióticos, estaban 42% menos propensas a sufrir un episodio de diarrea. Si estás tomando antibióticos y quieres evitar estos bochornosos e incómodos momentos, no pierdas más tiempo e integra los probióticos en tu vida, tanto en forma de alimentos como en suplementos.

Respira Como Nunca Antes

Cada vez que cambia el clima, es usual que nos enfermemos. Contraer una infección respiratoria no es nada del otro mundo, ¿pero qué tal si pudieras evitarla? Pues la respuesta parece yacer en los probióticos nuevamente. Se han encontrado fuertes indicios que el yogur probiótico puede ayudar a mantener a raya a las infecciones respiratorias. Por lo tanto, si quieres respirar como nunca antes y sentirte bien, empieza a consumir más yogur probiótico, tus pulmones te lo agradecerán.

¿Pero cómo es posible que podamos afirmar tal cosa? Esta evidencia se ha hallado en dos estudios, los cuales discutiremos en breve.

En el estudio n°01, que es más bien una revisión de otros estudios de la Cochrane Library, se concluyó que los probióticos contribuyen a regular el sistema inmune, por lo tanto previniendo las infecciones respiratorias.

El estudio n°02 es un poco más interesante. Se realizó en Finlandia y tuvo como objeto de estudio los efectos de la leche probiótico en la salud de niños de 18 guarderías, más exactamente 571 niños de 1 a 6 años de edad. Otro dato importante es que se usó leche con el probiótico Lactobacillus GG., y el promedio de consumo para cada niño fue de 260ml al día. Al final del estudio se concluyó que el grupo alimentado con leche probiótica se ausentó menos veces a clases debido a una infección respiratoria. Por lo tanto, se pudo observar que aquellos que consumían leche probiótica, tenían 17% menos posibilidades de contraer una infección respiratoria.

Salud de la Mujer

Si queremos encontrar un ambiente donde coexistan tanto bacterias buenas como malas, el perfecto ejemplo es la vagina. Pero es un espacio muy delicado, y fuertes cambios tales como un embarazo, tomar regularmente pastillas anticonceptivas o consumir antibióticos, puede ser más que suficiente para desestabilizar el organismo de la mujer, y es aquí donde empiezan a surgir los problemas. Pero existe una solución: consumir probióticos. Discutiremos los beneficios que tiene por aportar a la salud de la mujer, así como la correspondiente sustentación de nuestras afirmaciones.



Los probióticos pueden ayudar a combatir enfermedades como la vaginitis bacteriana o incluso infecciones urinarias. Lo que hacen los probióticos es balancear la presencia de bacterias tanto buenas como malas, además de prevenir el crecimiento y expansión de microorganismos dañinos. El punto es que aún no se han encontrado pruebas contundentes de que esto sea así, pero muchos investigadores se inclinan a lo que los probióticos son capaces de hacer. Y a final de cuentas, no hace daño incluir un poco más de probióticos en nuestra dieta, y por el contrario tienes mucho por ganar.

Nos basamos en este artículo de la Universidad de Harvard, donde se encuentra la sección que se dedica a explicar los beneficios de tomar probióticos respecto a la salud vaginal. Se explica que los probióticos Lactobacilli crean un ambiente tan ácido e inestable para los microorganismos dañinos, que estos simplemente mueren. Pero destaca que esto aún está sujeto a pruebas más minuciosas para determinar qué tan efectiva es esta cualidad de los probióticos.

Enlazando el tema y palabras finales

Los probióticos como hemos visto pueden ser grandes aliados para nuestra salud. Pero tal y como hemos recordado a lo largo de este artículo: los probióticos no sustituyen un estilo de vida saludable. Es decir, si quieres usar probióticos para mejorar aún más tu salud, no hay problema — pero verifica al mismo tiempo si tu vida está compuesta por buenos hábitos. Haz ejercicio al menos unos 20 minutos al día, empieza a comer más vegetales, grasas saludables y a preocuparte por el origen de la carne que consumes. Deja de lado los alimentos extremadamente refinados, y por favor: disminuye tu consumo de azúcar. Es el consumo de azúcar y productos refinados (bollería, cereales de caja, etc) los que pueden ocasionar un gran desequilibrio en el colon, y es aquí donde los problemas empiezan a surgir. Por lo tanto, es mejor que veas a los probióticos como una ayuda extra, un suplemento — nada más. Estos ni cualquier otra cosa en el mundo tiene el poder de corregir los efectos nocivos de malos hábitos alimentaciones y falta de actividad física. Recuerda esto para evitar decepciones más adelante.

Si bien los probióticos ofrecen grandes beneficios, también traen consigo ciertos efectos colaterales. Y es nuestro deber dártelos a conocer, así como recomendaciones para su consumo, porque tal y como reza un dicho: “El veneno está en la dosis”.

Efectos Secundarios

Afortunadamente no son nada serios. Son muy suaves y para nada representan una molestia, pero existen ciertas excepciones a la regla. Por lo general se manifiestan en gases o leve hinchazón a nivel del abdomen. Algunos científicos creen, basados en teoría, que los probióticos pueden causar ciertas infecciones, sobre todo en personas con mal estado de salud. Al causar infecciones, irónicamente aumentarían el consumo de antibióticos por parte de la persona afectada, pero esto se ubica aún en el marco teórico. Algunos incluso llegan un poco más allá, y sugieren que los probióticos pueden afectar el metabolismo de manera negativa, sobre-estimular el sistema inmune o incluso insertar material no deseado en los genes.




Podemos concluir que los probióticos no representan un peligro, a menos que se consuman en exceso. Por esta misma razón es conveniente consultar con tu médico antes de empezar suplementación con probióticos.

Conclusiones
Hemos dado un viaje a través del mundo de los probióticos, pasando desde la definición y beneficios, hasta los posibles riesgos que llevan consigo. Esperamos te haya servido de ayuda, como ves los probióticos pueden resultar de mucha ayuda en ciertos casos, pero es siempre mejor prevenir: consulta con especialista de la salud antes de incrementar la ingesta de probióticos o empezar a utilizar suplementos de los mismos.




fuente.- http://suplementos.guru/ Daniela Nerea

imagenes.-blog.hola.com / plus.google.com / lavidalucida.com / nouw.com / graciosos21.com
cuidatusaludcondiane.com / tumedicoaltelefono.es

06 mayo 2016

COMO HACER BALSAMO DE TIGRE O BALSAMO SIAM

El bálsamo de tigre, lo conozco desde niña, me acuerdo que me lo aplicaron mis padres cuando llegué a casa un día con tortícolis por rodar por una ladera jugando. Desde entonces, siempre me gusta tenerlo a mano.

Lo uso especialmente después de dar un buen masaje descontracturante o cuando hay dolor. Os lo recomiendo de verdad porque es una verdadera maravilla, eso si, cuidado con no frotaros los ojos, boca y nariz ya que es muy fuerte para las mucosas.





BÁLSAMO DE TIGRE TRADICIONAL

INGREDIENTES

2 cucharadas de alcanfor chino (cristalizado).
2 cucharadas de alcanfor de borneo (cristalizado).
2 cucharadas de mentol (cristalizado).
300 ml. de vaselina.
2 cucharadas de parafina líquida.
1 cucharada de lanolina (en escamas).
30 ml. de eucalipto líquido.
30 ml. de pipermín líquido.
80 ml. de metil salicilato.
10 gotas de aceite esencial de clavo.
1 cuenco o fuente de cristal de 1000 ml. (1 litro).
1 varilla de cristal.
1 cazuela grande.

ELABORACIÓN

Ponemos al baño maría la vaselina en un bote de cristal, le añadimos la parafina y la lanolina.

Lo dejamos calentar y removemos bien para que todo se deshaga bien y se mezcle. Añadimos el alcanfor de borneo, el mentol y el alcanfor de china. Por último añadimos el metil salicilato, el pipermín y el eucalipto.

Una vez esté todo bien mezclado y derretido, se retira del fuego y le añadimos las gotas de esencia de clavo y lo mezclamos.

El resultado lo metemos en botes de cristal y los cerramos una vez que esté la mezcla fría.



BÁLSAMO DE TIGRE CASERO

Esta receta es una adaptación del bálsamo de Tigre tradicional. He decidido usar solo ingredientes vegetales (excepto la cera de abeja que es eco), libres de químicos y derivados del petróleo.

El resultado es una crema suave y con un aroma estupendo. Es ideal para aplicarlo con un suave masaje en la zona dolorida, además tiene un olor bastante agradable y fino.

INGREDIENTES

60 gr. de aceite de girasol.
40 gr. de agua destilada.
15 gr. de cera de abeja.
40 gr. de manteca de karité.
1 cucharada de alcanfor cristalizado.
1 cucharada de mentol cristalizado.
20 gotas de aceite esencial de eucalipto.
15 gotas de aceite esencial de menta.
10 gotas de aceite esencial de clavo.
Unas gotas de aceite esencial de canela (opcional).
Yo he usado aceite de girasol porque es más barato, pero también podemos usar aceite de almendras o aceite de oliva. Incluso podemos incluir un aceite macerado en árnica o hipérico, por ejemplo.

Si no queréis añadir manteca de karité o no os queda en casa, le podéis añadir manteca de cacao.

El agua destilada se puede sustituir por algún hidrolato que os guste, una buena opción puede ser el hidrolato de lavanda o de manzanilla.

Si os gusta que el bálsamo sea fuerte de aroma y se nota bastante al aplicarlo, añadirle un poco más de alcanfor y de mentol.

Como todo, esta receta la podéis personalizar y hacer un bálsamo a vuestro gusto :-)



ELABORACIÓN

Ponemos a calentar al baño María en un bol de cristal, el aceite vegetal y la cera de abeja.
Una vez esté la cera derretida, incluimos la manteca de karité. Dejamos que se derrita bien y mezclamos con una cuchara de madera o varilla de vidrio.
Aparamos del fuego y con cuidado añadimos los cristales de alcanfor y de mentol. Mezclamos.
Incluimos a la mezcla los aceites esenciales y disolvemos correctamente.
Con cuidado, usando unas varillas o batidora, añadimos poco a poco el agua destilada a la mezcla. Tenemos que conseguir que emulsione correctamente, obteniendo así nuestro bálsamo.
Envasamos en tarros previamente esterilizados y dejamos que atempere.
Guardar el bálsamo de Tigre casero en un lugar seco y oscuro. Este bálsamo nos durará meses en perfecto estado, si está bien conservado.

USOS

Lo uso mucho en masaje, siempre lo recomiendo a mis pacientes y a todo el mundo que lo tengan en el botiquín de casa. Es realmente útil y polivalente.

Lo podemos usar para dolores musculares, golpes (pero sin herida abierta), inflamaciones, esguinces y troceduras y para aplicar después de un masaje en la zona dolorida.


BÁLSAMO DE TIGRE EN VÍDEO






Articulo de Virginia Ceballos Alonso, asociada a COFENAT nº: 3855

imagenes.-balsamodetigretailandia.com /aliexpresschollos.com /naturaliavidasana.blogspot.com