26 agosto 2016

VENTOSAS ¿OLIMPICAS?

La ventosaterapia o cupping, muy utilizada por deportistas y artistas famosos, es un método terapéutico indoloro de la medicina tradicional china, ampliamente extendido en el mundo y en Cuba
¡Moretones en los hombros y la espalda! A no pocos se les despertó la curiosidad cuando el nadador estadounidense Michael Phelps, el atleta más laureado en Juegos Olímpicos, hizo su aparición en competencia durante estos días de agosto con llamativas marcas circulares en su cuerpo.




Algunos pensaron en una enfermedad, otros sospecharon alguna artimaña de dopaje o síntomas de alergias, pero ni lo uno ni lo otro. El atleta hizo uso de una modalidad terapéutica basada en la antigua medicina tradicional china con el objetivo de mejorar el flujo sanguíneo y reducir el dolor muscular.

Por cierto, la ventosaterapia o cupping, como se le conoce a este método terapéutico, no ha sido privativo de Phelps y de otros nadadores en Río de Janeiro, como el estadounidense Alex Naddour y el bielorruso Pavel Sankovich. Diversas publicaciones en Internet refieren su uso tiempo atrás por las actrices Jennifer Aniston y Gwyneth Paltrow, y más recientemente, por Justin Bieber, Chris Martin, David Arquette, Victoria Beckham, Jessica Simpson y Lena Dunham, a quienes también se les veía en su piel esas manchas rojas.

¿Cuánto de beneficioso tiene la ventosaterapia, más allá de mitos mediáticos? ¿Se encuentra esta alternativa terapéutica al alcance de los cubanos? ¿Cuáles son sus contraindicaciones?

La leyenda de phelps

Las ventosas constituyen un método de tratamiento de la terapéutica externa de la medicina tradicional china y, al igual que la acupuntura, su historia es milenaria, al utilizarse en sus inicios cuernos de animales para aspirar el pus.
Las referencias en la medicina árabe las sitúan en un lugar privilegiado en el tratamiento de disímiles enfermedades bajo el nombre de hijhamas y se registran evidencias en investigaciones recientes que avalan su uso en Egipto y a principios del siglo XIX en Europa y América.



El doctor Johann Perdomo Delgado, especialista en Medicina Natural y Tradicional y jefe del Departamento de esta disciplina en el Ministerio de Salud Pública de Cuba, asegura que de acuerdo con los principios de la medicina tradicional china, este tratamiento calienta y promueve el libre flujo en los canales y colaterales de la acupuntura, eliminando el frío y la humedad, así como la inflamación y el dolor.

«Las ventosas se utilizan con frecuencia, desde la perspectiva tradicional, en el tratamiento del Síndrome Bi, el cual se relaciona con los diferentes diagnósticos de la medicina occidental que cursan con dolor del sistema osteomioarticular como síntoma principal o relevante. También se utilizan en el abordaje de trastornos gastrointestinales como el dolor epigástrico, vómitos y diarreas, al igual que en las neuralgias y en afecciones respiratorias como el asma bronquial», destacó.
Perdomo Delgado insiste en que, como erróneamente muchos han pensado, no es este un proceder doloroso ni para el que se necesita quemar al paciente obligatoriamente.

«Se enciende un algodón previamente empapado en alcohol para calentar la ventosa y, sujetado con pinzas, se introduce en su interior, dándole vueltas para luego extraerlo y colocar la ventosa sobre la piel. La combustión del oxígeno crea un vacío de aire dentro de la ventosa que, al colocarla sobre la piel, hace que la succione. Se deja aproximadamente unos diez minutos, y se retira cuando la piel adopta un color violeta o morado intenso, el cual desaparece luego de unos días».

Explica el especialista que las ventosas pueden dejarse retenidas o fijas; quitarse y ponerse rápidamente; moverse una vez aplicadas, y sacudir o girar, en dependencia del material con que estén confeccionadas.


Para su aplicación actualmente existen de plástico con bomba de aspiración, magnéticas o con pera de goma. Las tradicionales son de bambú y de cristal, que resultan las más utilizadas en las consultas de Medicina Natural y Tradicional de los Servicios de Rehabilitación Integral de la Atención Primaria de Salud, y en los servicios y consultas de la especialidad en hospitales de nuestro país. Ambas funcionan con fuego para la creación del vacío que permite la succión de la piel, agrega.

«A nivel mundial se cuenta también con ventosas plásticas de succión, cuyo uso se incorporará gradualmente en Cuba, y más recientemente en China se han creado ventosas de silicona que permiten la movilidad articular mientras el dispositivo está adherido a la piel».
Insiste el también máster en Medicina Bionergética y Natural que no provoca dolor alguno la aplicación de las ventosas, «y ningún profesional cubano que haga uso de esta modalidad terapéutica en nuestros servicios de salud, sobre todo en la rehabilitación de algunos pacientes, quema la piel».
Por el interés que despierta la medicina tradicional china en el mundo moderno, numerosas investigaciones y ensayos clínicos se desarrollan actualmente en torno a las diferentes modalidades terapéuticas que agrupa.

«En Irán se estudió por primera vez en 2012 el efecto cardioprotector de las ventosas en un modelo de laboratorio utilizando ratas Wistar, cuyo resultado se publicó en un artículo en el Chinese Journal of Physiology. El uso de estos dispositivos, asociados a la técnica de sangría, generó un efecto protector sobre el tamaño del infarto y la incidencia de arritmias.



«Luego de haber revisado 77 ensayos clínicos con un total de 11 077 pacientes, una revisión sistemática con metaanálisis sobre el valor de la medicina tradicional china en el tratamiento del dolor cervical y lumbar, publicada en febrero de 2015 en la revista PLOS ONE, concluye que las ventosas (al igual que la acupuntura y la digitopuntura) podrían ser eficaces en el tratamiento del dolor y la discapacidad en pacientes con dolor cervical crónico y dolor lumbar, sin grandes riesgos de reacciones adversas».

Destaca Perdomo Delgado que se estudia actualmente el valor de las ventosas en el tratamiento de otras enfermedades como el herpes zoster, la osteoartrosis, el dolor del hombro y el dolor lumbar posparto, entre otras.

«De cualquier manera, debido a que la consistencia de las evidencias no es de alta calidad metodológica, solo es posible recomendar estos tratamientos como complementarios de la terapéutica tradicional para estos diagnósticos.

«Para ello, es vital llevar a cabo una correcta evaluación médica del paciente para la prescripción o no del tratamiento, pues no es aconsejable para todas las enfermedades ni para todas las personas», advierte el experto, quien precisa que la ventosaterapia o cupping tiene limitaciones en pacientes con úlceras cutáneas, edemas, trastornos de la coagulación, fiebre y convulsiones, así como en las regiones abdominal y sacra de mujeres embarazadas.

No son las ventosas la causa de los triunfos acumulados de Michael Phelps en los Juegos Olímpicos pero, sin duda, su aparición mediática ha impulsado el interés por su conocimiento y su uso, no ajeno a nuestro país.







fuente.-http://www.juventudrebelde.cu/ Ana María Dominguez Cruz
imagenes.-youtube.com /voanoticias.com / acupuntoressabadell.com/ canalelsalvador.wordpress.com

22 agosto 2016

EL Dr. WILHELM SCHÜSSLER

Nacido el 21 de agosto en Bad Zwischenahn, en la región Alemana de Ammerland en 1821. De una familia humilde se ganaba la vida ayudando a su familia gracias a su trabajo como profesor y traductor de idiomas. 

Dr. Schüssler

No pudo comenzar sus estudios de medicina a pesar de su gran capacidad para ello, teniendo que esperar casi hasta los 31 años de edad  y asistiendo a clase en numerosas universidades de diferentes países. 

Se presento al examen de bachillerato que le capacito para poder obtener el titulo de doctor porque no tenía ningún titulo oficial, obteniendo una nota de sobresaliente en todos sus estudios. 

Decide Abrir una consulta tratando diferentes enfermedades, debido a su gran tenacidad y dejándose influenciar por los trabajos de fisiología y bioquímica de Moleschott y Virchow, desarrollo diferentes campos de trabajo. Se centró en la homeopatía tras ver los trabajos del Dr. Samuel Habneman siguiendo con ella más de 15 años y centrando su trabajo en esa línea de investigación que fue lo que le llevo a su gran creación de las doce sales de Schüssler que fue el gran trabajo de su vida.

Según avanzaba en sus trabajos se alejaba cada vez mas de la homeopatía, al aparecer sus primeros trabajos negó rotundamente que tuvieran relación con ellos aun siendo el titulo una “Terapia homeopática”, insistiendo que se trataba mas de un trabajo relacionado con un proceso químico-fisiológico del organismo.

Las primeras pruebas que realiza tienen un éxito rotundo que es lo que le hace continuar en esa línea de trabajo por que la considera un gran avance en este campo y un gran éxito.

Viendo como sus compañeros veían morir a sus pacientes con sus tratamientos tradicionales, el observaba como más de mil niños con difteria tratados con cloruro potásico salían adelante.



Después de muchos años quiso dejar solo 12 sales medicinales.

Schüssler esperaba que con esas doce sales bastasen para tratar cualquier enfermedad que en el ser humano provocara una disfunción en el organismo y le hiciera enfermar. 

Tenía una gran preocupación por el número de sales a utilizar, ya que deseaba un método fácil y sencillo, durante mucho tiempo pensaba que la sal número 12, sulfuro de calcio, no tendría utilidad en su repertorio ya que otras sales tenían las mismas utilidades, aun así sus colaboradores lo volvieron a introducir por su utilidad en diferentes problemas del sistema inmunológico y digestivo.

En 1874 publicó sus avances que causaron un gran revuelo entre sus colegas por su trabajo tan revolucionario,  pero en breve sus colegas empezaron a criticar su trabajo y menospreciarlo llevando a olvidar todos los meritos que le habían otorgado en un principio, aún así en vez de hundirse y desestimar sus trabajos le genero un impulso que le hizo continuar y mejorar y ampliarlo aun mas convencido que estaba en el camino correcto llamándolo bioquímica. 



Se centro tanto en su trabajo que solo utilizaba en su consulta las sales que el había creado, hasta su muerte sus colegas no introdujeron las pomadas creadas desde las sales.

Las pomadas las usan de forma complementaria o de forma única para diversos problemas en las articulaciones o en problemas de la piel, utilizándolas de una forma que puedan ser adsorbidas por la piel para que actuara más rápidamente en las zonas necesarias. 

Otra forma que pueden ser utilizadas es en forma de compresas o cuando nos damos baños para cubrir la mayor parte del cuerpo, el prescribía el uso de las compresas para diversos problemas cutáneos producidos por diversas razones.

Las Sales de Schüssler no tienen efectos secundarios alguno, pero siempre es preciso que un profesional sea el que recomiende el uso de esta terapia.

Gracias a Schüssler, como otros en su momento, aportaron grandes beneficios para paliar el sufrimiento humano con los escasos medios que disponían a su alcance, que en un principio fueron alagados y después tachados de locos, incluso algunos despreciados por sus colegas.

Tenemos que agradecer que nunca desistieron en buscar un remedio que sirviera no solo para devolver un estado óptimo de salud a todos aquellos que sufrían una enfermedad si no que deseaban encontrar una medicina al alcance de todos.     








fuente.- Artículo de Jorge Sánchez de la Morena. Socio de Cofenat
imagenes.-hebamme4u.net/ espaipsico.blogspot.com /salesdeschussler.com

12 agosto 2016

4 PASOS PARA SANAR LOS CELOS

Aunque sea algo que nos pase desapercibido, en la mayoría de las ocasiones proyectamos emociones tóxicas heredadas de nuestro entorno familiar que arrastramos desde nuestra infancia sobre la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás.



Los celos se gestan a edad muy temprana, cuando los padres muestran afecto entre sí o para otro niño. El niño pequeño quiere aferrarse a sus padres porque teme perder su afecto y/o reconocimiento, y para ello hará lo que sea para complacerles y contar con su aprobación. En ese momento, el niño pequeño pone su atención en el exterior y deja de conectar con sus propias emociones. Paulatinamente esa desconexión será más y más grande llegando a una edad adulta totalmente disociado de su ser interno.

Los celos son la incapacidad de expresar nuestro potencial afectivo interno con nuestra pareja, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros padres y hermanos/as, etc. Eso nos lleva a tener miedo a perder su afecto y reconocimiento. 


A la persona celosa lo que le ocurre es que no se quiere a sí misma y por eso piensa que la pareja encontrará fácilmente alguien mejor, los amigos dejarán de contar con él o ella, los compañeros de trabajo o su jefe le dejarán de lado, sus padres preferirán a su hermano/a y no tomarán en serio sus puntos de vista, etc. También en los celos se manifiesta una parte dictatorial, la de querer que las cosas sean como uno quiere que sean.

Los celos propios y ajenos también hay que tomárselos como un aprendizaje y no como una situación de angustia. El que tiene celos tendrá que aprender qué esconde ese comportamiento, y el que es objeto de los celos tendrá que aprender a marcar los límites y a no entrar en ese juego. Tanto la emoción como el sentimiento provienen de la inmadurez, consecuencia de una falta de educación emocional.



"Los celos son una oportunidad para hacer un cambio en tu vida" 


PRIMER PASO: El conflicto
Muchas veces existe tanta tensión interna que no se puede soportar más la situación y se estalla. La persona celosa necesita reconocer con humildad y sin juicios que el problema existe y realizar un compromiso personal de afrontar el problema para liberarse de esa emoción que boicotea constantemente su vida y sus relaciones personales. Tanto si la persona es o no consciente, debe recibir ayuda para poder gestionarlos y liberarlos.

SEGUNDO PASO: La culpabilidad
Existen muchas influencias culturales y religiosas que refuerzan el sentimiento de culpa en nuestra sociedad pero ese no es el camino para liberarnos de la carga de los celos y lo único que consiguen es reafirmar la desconexión con uno mismo. Se trata de asumir la responsabilidad de nuestro comportamiento sin excusas y con verdadera determinación.

TERCER PASO: La comprensión
En este proceso, la persona va a poder llegar a la raíz de sus celos y poder trabajar sobre sus carencias e inseguridades (se recomienda solicitar la ayuda de un terapeuta). Cuando una persona ya de adulta, por su nivel de aprendizaje y evolutivo, se convierte en observadora de su reacción con el hermano, su pareja, etc., esta nueva perspectiva le permitirá ver toda la acción en su contexto. Al salir de sí mismo y al no sentirse implicado (actitud de observación) será capaz de ser consciente de todo el proceso, desde la contención emocional de celos hasta su expresión de rabia.




Desde mi punto de vista, es indispensable trabajar nuestro niño interior a nivel individual para aprender qué esconde esta carencia y para darnos el amor que en su momento nos fue negado.

CUARTO PASO: El aprendizaje
La neutralidad ante la situación permite el aprendizaje y es por ello que debemos ser capaces de convertirnos en observadores de nuestras actitudes. No solo es posible, sino altamente recomendable realizar esta práctica diariamente, sin esperar nada: únicamente observar nuestras reacciones para ayudarnos a ser más conscientes y comenzar paso a paso el viaje hacia nuestro autodescubrimiento.









Articulo de Jaume Campos. Socio de COFENAT nº 424
imagenes.- farmaciaalbisu.com.uy / drromeu.net / cuerpomente.com

08 agosto 2016

EL MASAJE CON PIEDRAS CALIENTES

Descubre en qué consiste la terapia termal o masaje con piedras calientes, y los beneficios que se logran combinándola con aromaterapia y otras técnicas.

El masaje con piedras calientes, también llamado terapia geotermal o “Stone teraphy” consiste en la utilización de piedras suaves y redondeadas y libres de poros, previamente calentadas para un masaje relajante.



Las más apropiadas son las piedras volcánicas de basalto, pues por su alta densidad conservan muy bien el calor. El calor en sí mismo distiende la musculatura e induce a la relajación y la dureza de la piedra permite que el masaje pueda ser además, profundo; por tanto muy interesante en contracturas musculares, estrés y tensiones diversas.

El tacto de la piedra caliente, con el deslizado suave que le proporciona el aceite puede ser sublime, si además es enriquecido con esencias naturales (aromaterapia) dado sus reconocidas cualidades terapéuticas es espectacular.

Reduce los dolores crónicos.
Alivia tensiones.
Equilibra el sistema neurológico.
Dilata los conductos sanguíneos y linfáticos favoreciendo la circulación, y por tanto la eliminación de toxinas e impurezas.
Puede ayudar en problemas de insomnio a través de la relajación.
Mejora el metabolismo de los órganos internos.

Se pueden usar de forma estática, o dinámica realizando maniobras de masaje, o incluso combinar en una misma sesión ambas técnicas.



De forma estática cubre aspectos más sutiles como la estimulación de los chakras y meridianos o los puntos de energía corporales.

De forma dinámica para aspectos más físicos, como eliminación del estrés, promover la circulación sanguínea y linfática, o la reducción del dolor muscular y articular.

Se aplica en zonas de masa muscular, evitando articulaciones y zonas de hueso prominentes: tobillos, espinillas… No obstante, la presión que se ejerce a la piedra hace que ella misma evite la zona ósea, pero es de gran ayuda en las inserciones musculares para aliviar tensiones.

Se pueden combinar piedras calientes y frías (éstas de mármol preferiblemente, pues conservan mejor el frío) para la técnica geotermal de CONTRASTES.

Con aromaterapia la técnica de Piedras Calientes combina muy bien, ya que ésta ayuda a estimular y regular los estados emocionales alterados, no solo por medio del olfato sino también y quizás en mayor medida por sus efectos terapéuticos a través de la piel llegando en segundos por el torrente sanguíneo al hipotálamo. 

La técnica de contrastes va bien si hay dolor, hinchazón o inflamación en músculos y articulaciones pero solo en casos crónicos, nunca en esguinces  o golpes recién hechos. Y aplicada de forma estática, no dinámica.



En principio, la técnica de contrastes es de “inmersión”, es decir como baño general o parcial por inmersión alternando agua caliente y otra fría en sucesivas repeticiones, este principio es aplicable a las piedras, que provocan en la zona  vasodilatación (la piedra caliente) y vasoconstricción (la piedra fría), poniendo en marcha entre las dos un efecto de bombeo, el tiempo recomendado de cada fase es de dos a tres minutos la caliente y de un minuto la fría.

También se puede hacer en casa para un codo, rodilla, tobillos o muñeca (túnel carpiano); en estos casos es mejor aplicar una toalla con hielo (nunca directo para evitar quemaduras por congelación) y una toalla humedecida con agua caliente, alternándola como se ha explicado en el párrafo anterior.
En caso de un esguince reciente no aplicar calor nunca, solo frío para provocar vasoconstricción y reducir el hematoma.

Ante cualquier duda contar siempre con el consejo de un profesional de la salud.

La crioterapia (frío) disminuye el flujo sanguíneo, favoreciendo el drenaje vascular y linfático, es antiinflamatoria y ralentiza el metabolismo celular, reduce el edema y el dolor.

La termoterapia (calor) aumenta el flujo sanguíneo y favorece la llegada a las células de oxígeno y nutrientes.



La técnica de contrastes es recomendada en esguinces (después de la fase aguda), tendinitis, dolores musculares y contusiones.

Es mejor empezar y acabar con calor en proporción de tiempo calor/frío de 3/1 o 2/1.

Esta terapia solo para casos leves, pues si hay flebitis, úlceras varicosas, tromboflebitis o cualquier enfermedad circulatoria grave, siempre con el control de un profesional de la salud.








Artículo de Emilio García Ortega. Socio de Cofenat nº 5770
imagenes.-imujer.com / candacepert.com / casasrurales.com / vitonica.com