19 enero 2017

FITOTERAPIA

La fitoterapia es una de las terapias más antiguas que el hombre ha utilizado para la curación de sus dolencias. No podemos olvidar las múltiples propiedades que ellas albergan han sido encontradas escritas en papiros antiguos. 



En Grecia Dioscórides, médico de profesión por el siglo I AC, redacto unos escritos dejando constancia de aproximadamente unas 600 plantas. Pasando por diferentes culturas y civilizaciones esta lista fue utilizada por diferentes médicos de la época, aunque se cree que actualmente existen más de 25.000 plantas medicinales en todo el mundo. 

Desde la india y desde china conviven con una medicina tan antigua que siguen utilizándose en nuestros días, mezclándolas con los utilizados hoy en cualquier hospital de estos países. 

En diferentes momentos de la historia esta fue relegada a utilizarse solo en diferentes templos donde realizaban ellos todo el proceso de plantación, búsqueda y recolección.

Algunos siglos después, paso a ser solo utilizada por chamanes y curanderos. 

Renegada a vivir en la clandestinidad casi hasta nuestros días donde poco a poco ha ido ganándose un hueco en la sociedad, donde cada vez más existe un aumento de esta terapia por el abuso excesivo de fármacos químicos.



Fitoterapia viene del griego “phytón”, que significa (planta) y “therapeia” que significa (tratamiento). Así lo nombró el médico francés Henri Leclerc a primeros del siglo XX.

Actualmente es utilizada para mejorar nuestra salud y condición de vida, siendo para los tratamientos de enfermedades un magnifico preventivo ante estas, y en otros pudiendo ser usada en algunos casos para mejorar totalmente las dolencias o los problemas que presentemos.

Tanto en dolencias leves, moderadas y crónicas, son efectivas casi en más de un 80 a 90 % de los casos, tratados habitualmente en la atención primaria.

Para utilizar las plantas se tiene que conocer que estructura tienen y cuales son sus órganos y funciones, sobre todo para sacar el mayor partido posible.

Desde la raíz, el tallo, el rizoma, el bulbo, las hojas y las flores.

De cada una de ellas, dependiendo de las propiedades que tenga  cada planta, será utilizada una parte u otra.

En las plantas medicinales se emplean sus principios activos, estos activos se encuentran en la raíz, el tallo, las bayas, las hojas y las flores.




Estos principios activos que son varios en las plantas los podríamos encuadrar en diferentes grupos: los alcaloides, los principios amargos, los aceites esenciales, los flavonoides, los mucílagos, las saponinas y los taninos.

Estos principios activos actúan en cualquier tipo de problema derivado en nuestro organismo, tanto en aparatos o sistemas del cuerpo humano como por ejemplo:(respiratorio, circulatorio, nervioso, muscular, óseo) etc.

Y no tenemos que olvidar que tiene que ser un profesional de la salud quien nos ayude a elegir lo que mejor nos puede ayudar en cada caso.


Artículo.- Jorge Sánchez de la Morena.Naturópata, Osteópata, Terapeuta Floral-
Socio Cofenat nº 1510
imagenes.-DMedicina.com/OpenEdition Books/fitoterapiachina.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario